Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Envejecer de manera "saludable": el objetivo de la terapia génica

El principal reto de este modelo de medicina experimental es que no existe un marco regulatorio, dice Elizaberth Parrish, CEO de la empresa de biotecnología BioViva.
vie 29 octubre 2021 05:00 AM
Las terapias génicas de BioViva
Para Parrish, otro obstáculo que se debe superar para su adopción es la educación de la población para eliminar el temor alrededor de estos procesos.

Vivir más suele ser una de las cuestiones más relevantes para la humanidad; sin embargo, Elizaberth Parrish, CEO de la empresa de biotecnología BioViva, ha intentado cambiar el enfoque de esa idea hacia una mayor atención de los genes por medio de terapias que aportan un envejecimiento más saludable a las personas y, por lo tanto, una mayor calidad de vida.

“Hemos buscado la forma de mantener al cuerpo tan útil como sea posible con el pasar de los años. Los genes son un fabuloso conjunto de mecanismos, pero están programados para morir”, comenta Parrish, quien bajo esa premisa ha buscado las formas de que los genes se mantengan jóvenes e impactar en la salud de la gente.

De acuerdo con su explicación, en BioViva intentan encontrar genes que consideran regenerativos para revertir algunas marcas de la edad. Si bien esta idea puede estar relacionada con aspectos estéticos, Parrish resalta que no es así y más bien el tema es a nivel de organismos internos, a fin de que detengan las consecuencias de enfermedades, como la diabetes o los desórdenes metabólicos.

Publicidad

En mayo de este año se dio a conocer que la empresa de Parrish había realizado un estudio con seis pacientes de demencia mexicanos, quienes recibieron una de estas terapias génicas. Si bien no se han dado a conocer los resultados, Parrish menciona que también estos procedimientos tienen la capacidad de revertir los efectos de este tipo de enfermedades crónicas.

Regulación y educación, los retos de las terapias génicas

Este tipo de terapias no han sido autorizadas por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), lo cual representa uno de sus principales retos, confiesa Parrish, quien tiene la convicción de impulsar este tipo de modelos de medicina experimental entre los gobiernos, pacientes y sus familiares.

“Actualmente, las pequeñas empresas de investigación y tecnología médica experimental no contamos con el mismo presupuesto que las agencias de gobierno (...) por ello estamos intentando motivar a los inversores a que volteen a ver estas opciones”, resalta Parrish, quien cuenta con un comité asesor en donde colabora el genetista de Harvard, George Church.

Por otra parte, puntualiza que un elemento que también deben superar tiene relación con educar a las personas y mostrarles que no se trata de algo malo. “Necesitamos hacer llegar más información de cómo estas innovaciones pueden impactar en su vida de manera positiva”, apunta.

 

Cabe mencionar que en 2015, Parrish fue la “paciente cero” de su terapia. En este proceso recibió más de 100 inyecciones que fue diseñada para “encender” la telomerasa, una enzima que se ha relacionado con el envejecimiento. “Después de ese proceso me sentí más saludable y fuerte”, resalta.

Además, sus esfuerzos no sólo están basados en las terapias, pues a inicios de este año la empresa introdujo una prueba casera de genética, la cual puede ayudar a una persona a determinar su edad biológica, llamada TimeKeeper. “Simplemente me siento mejor y creo que he aportado algo para que el mundo sea un mejor lugar”, concluye la emprendedora que será parte del elenco de SingulartityU México.

 
Publicidad
Publicidad