Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reseña: Jugamos el nuevo mapa de Warzone y te contamos qué nos pareció

Warzone Pacific estuvo disponible de manera previa para los usuarios que adquirieron Vanguard, pero ya está abierto a todos los usuarios.
jue 09 diciembre 2021 09:06 AM
Reseña: Warzone Pacific
El mapa nuevo hace guiños a panorámicas de la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, dijimos adiós a Verdansk, el mapa de Warzone en el que jugamos durante casi dos años, su despedida sucedió con un evento bastante mediocre (sin duda Verdansk merecía más) que anunciaba el fin de su era y la llegada del nuevo mapa: la isla de Caldera.

El día de ayer se lanzó este nuevo mapa únicamente para jugadores que poseyeran el nuevo Call of Duty Vanguard, poniendo a nuestra disposición, por el momento, un único modo de juego: Vanguard Royale Quads, modo en el que nos lanzamos por primera (y seguramente no única ocasión) al nuevo mapa del Battle Royale, la paradisiaca isla de Caldera, situada en algún lugar del océano pacífico.

En este modo de juego, únicamente se permite jugar con las armas y operadores del último Call of Duty: Vanguard.

Raven, el estudio que desarrolla el título, ha confirmado que las armas de Modern Warfare y Cold War se podrán utilizar en el nuevo mapa, sin embargo debido a la restricción del modo de juego, aún no sabemos cómo se medirán contra las nuevas armas de Vanguard, que pueden tener hasta 10 accesorios quedando bastante en desventaja, hasta que probablemente hoy, se desbloqueen los modos de juego restantes.

Publicidad

Características del nuevo mapa de Warzone

Caldera nos recibe con nuevas animaciones de entrada y una ambientación enfocada al frente de la segunda guerra mundial en el Pacífico, desde el avión que nos transporta al iniciar la partida, hasta las defensas de la isla.

Desde el momento en que saltamos del avión podemos darnos cuenta de que el mapa se ve simplemente espectacular, lo primero que resalta es la iluminación y la paleta de colores, un escenario con tonos verdes que se siente fresco y dista mucho de la ambientación soviética y gris de Verdansk.

Otro aspecto distinto en Caldera es que no se siente como varios pedazos de mapas de multiplayer pegados entre sí, en realidad se siente más orgánico, mejor trazado. Las diferentes secciones del mapa se unen bien, de una forma muy natural, con ríos por los que podremos pasar, una orografía mejor trazada que es más fácil de escalar y explorar, y que genera una agradable combinación de verticalidad y horizontalidad en las distintas regiones de la isla.

En cuanto al tamaño, se siente solo un poco más pequeño que Verdansk, pero en nuestra opinión eso ayuda a aumentar un poco el ritmo del mapa, pues las batallas suceden más seguido y son más intensas.

Mapa Warzone Pacific

Una de las adiciones más interesantes del nuevo mapa, es la incorporación de aviones, en lugar de los helicópteros del mapa anterior, y ahora su objetivo no es el transporte del squad, los aviones de Caldera nos permiten enfrascarnos en batallas aéreas sobre la isla al puro estilo de la Segunda Guerra Mundial, mismas que nosotros disfrutamos muchísimo, ya que los controles de los aviones responden bastante bien y son mucho más sencillos que en otros títulos como Battlefield, sin caer en lo plano y soso.

Los aviones tienen espacio para dos (el segundo pasajero usa su arma como apoyo), permiten marcar enemigos desde el aire para nuestro equipo en tierra, y por supuesto proveer soporte aéreo para nuestro squad en las batallas terrestres.

Para poder enfrentarse a estos poderosos adversarios, los equipos en tierra tendrán la opción de usar baterías antiaéreas montadas en lugares específicos del mapa, o usar un camión antiaéreo, uno de los nuevo vehículos que el juego incorpora, que es básicamente una batería antiaérea montada sobre un camión de transporte.

Publicidad

Qué no nos gustó de Warzone Pacific

No todo es miel sobre hojuelas en el nuevo Warzone Pacific, la nueva entrega no está exenta en este lanzamiento, como ya es costumbre, de bugs, como por ejemplo problemas con las texturas y gráficos en general, que crean polígonos aleatorios alrededor de armas y equipamiento, texturas de armas, operadores y secciones del mapa que tardan en cargar o no cargan.

También en ocasiones hemos tenido problemas de conexión del lado de los servidores siendo expulsados de las partidas de forma aleatoria por pérdida de conexión con los servidores. Problemas con los CP, moneda del juego, que no pueden ser canjeados, crashes ocasionales y problemas con el audio chat, entre otros que resuenan en las distintas comunidades de CoD.

Otra de las grandes decepciones del juego es que este pareciera seguir corriendo sobre la misma engine de versiones previas, sintiéndose un poco como un enorme lavado de cara, pero que en el fondo, sigue teniendo el mismo núcleo y doliendo de lo mismo que las entregas pasadas.

Algo que los fans echan en cara, por ejemplo, es la falta de la opción para poder ajustar el campo de visión (FOV) para consolas, y en general existe una gran duda sobre Ricochet, el nuevo sistema anticheating, que incorpora Warzone en esta nueva entrega, problema que le ha pegado muy fuerte a Warzone en sus casi dos años de vida.

En conclusión Warzone Pacific, a pesar de sus problemas técnicos, es una gran promesa y un alivio para el juego y sus jugadores, que empezábamos a resentir la monotonía de tener por más de año y medio el mismo mapa.

El mapa está muy bien diseñado, es estéticamente agradable y la incorporación de nuevas mecánicas como los aviones refrescan la experiencia de juego. Queda pendiente ver cómo se integrará con las entregas pasadas y que nuevos modos de juego nos puede brindar, sin duda Caldera tiene un potencial increíble y esperemos que Raven y Activision lo sepan explotar para nuestro beneficio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad