Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fan ID en los estadios de fútbol, ¿una medida que vulnera derechos digitales?

El sistema se comenzó a utilizar ayer en el partido de la Selección Mexicana para detener el grito homofóbico, pero organizaciones advierten que es una medida desproporcionada.
vie 25 marzo 2022 06:00 AM
Fan ID, ¿vulnera los derechos digitales?
En diversas ciudades de Estados Unidos, esta tecnología ha sido prohibida debido a las implicaciones que tiene con la privacidad de los usuarios.

Eduardo Galeano escribió que “el fanático es el hincha en el manicomio (...) Nunca viene solo. Metido en la barra brava, peligroso ciempiés (...) En estado de epilepsia mira el partido, pero no lo ve. Lo suyo es la tribuna. Ahí está su campo de batalla”. ¿Cómo vigilar a ese aficionado de pasión desmedida? Para los directivos de la Liga MX, la respuesta es el reconocimiento facial.

Después de los sucesos de violencia en Querétaro, donde se enfrentaron aficionados de Gallos y Atlas , la liga exigió que para la temporada 2022-23 se implemente el Fan ID, un sistema para credencializar a los seguidores, el cual se complementará con tecnología para recabar datos biométricos.

Esta medida, de acuerdo con los responsables del torneo, pretende eliminar los actos de violencia en las gradas. Su implementación comenzará con las llamadas barras y se planea ampliar a todos los aficionados en las temporadas posteriores para todos los estadios del futbol nacional.

Fan ID en la Liga MX

Según Carlos Chavarría, CEO de NA-AT Technologies, una empresa que ya trabaja con equipos de la Liga MX para implementar el Fan ID, entre las principales razones de su aplicación está mitigar los daños en los estadios. La hipótesis es que si la gente sabe que se tienen sus datos biométricos tendrán un mejor comportamiento. Por otro lado, en caso de algún incidente será más sencillo identificar a las personas.

Publicidad

Sin embargo, desde que se planteó esta propuesta organizaciones y especialistas han alertado sobre los riesgos que esta tecnología implica para la privacidad digital. La Red de Derechos Digitales (R3D) también advierte que los sistemas de reconocimiento facial pueden provocar detenciones arbitrarias, discriminación y otros efectos negativos.

“La instalación de sistemas de videovigilancia con reconocimiento facial son medidas que obligan a las personas aficionadas a asumir graves riesgos innecesarios para su privacidad y seguridad”, dijo la organización a través de un boletín.

¿Cuáles son los riesgos de implementar esta tecnología en un estadio?

Para R3D, un sistema como el Fan ID se traduce en que “la afición es injustificadamente tratada como sospechosa de delincuencia y sujeta a medidas de control y vigilancia propias de un régimen autoritario o una prisión de máxima seguridad”.

También resaltan que viola los derechos de presunción de inocencia, libertad de expresión, derechos a la privacidad de los datos personales y a la no discriminación, pues las tecnologías de reconocimiento facial cometen más errores de identificación cuando analizan rostros de mujeres, personas de tez morena y disidentes de género.

 

Ricardo Robledo, director general de Tu Identidad, una empresa especializada en la validación de identidad, afirma que esta tecnología aprende y se ajusta para ser más precisa.

Cynthia Solís, doctora en derecho privado y ciencias criminales, menciona que antes de implementar este tipo de estrategias es necesario llevar a cabo un análisis de impacto a la privacidad, donde se pondere si los objetivos justifican el tratamiento masivo de datos personales, además de mostrar medidas de seguridad robustas para proteger la información.

Dicha estrategia, explica la especialista, conlleva tener un aviso de privacidad claro, capacitar correctamente a quienes registrarán a los aficionados, contar con criterios para los menores de edad, aunque lo ideal es no recabar sus datos y, en caso de hacerlo, siempre solicitar el consentimiento de los padres.

“Se debe conocer todo el ciclo de vida de la información: desde que se recaba, dónde se va a guardar, cómo llegará a las instancias legales (de forma digital o física a través de discos duros) y cómo se va a destruir”, recomienda Solís.

 

Según el presidente ejecutivo de la Liga MX, Mikel Arriola, los datos serán compartidos con la autoridad local para que se cotejen con Plataforma México, aunque es una medida riesgosa, pues este tipo de bases de datos pueden caer en manos del crimen organizado.

De acuerdo con detalles que NA-AT Technologies proporcionó al newsletter deportivo El Míster, cada club tendrá una plataforma en sus sitios web para la recopilación de nombre, correo y teléfono (de preferencia). Además de una captura de identificación oficial y una fotografía para la biometría. Después de este proceso, se le entregará al aficionado un código QR para entrar al estadio con su boleto.

Al respecto, Chavarría asegura que esos datos están cifrados y, por ello, es muy complicado que alguien tenga acceso a ellos. La información, añadió, se entrega solamente a los clubes.

Entregar datos con fines de seguridad… ¿y publicitarios?

Otro problema que señala Solís consiste en cómo se utiliza la información, ya que existe la posibilidad de que se le dé un segundo uso con fines publicitarios, algo que nada tiene que ver con preservar la seguridad dentro del estadio.

 

En el caso del Fan ID del Estadio Azteca para los juegos de la Selección Mexicana, este tiene el objetivo de identificar a quien grite insultos homofóbicos. En ese caso, existe un aviso de privacidad que garantiza el fin “meramente estadístico en el control y administración de la asistencia al estadio”.

Incluso, detalla que su propósito es concientizar sobre el un buen comportamiento. Sin embargo, menciona que se enviará “publicidad y promoción de servicios y marcas socias en caso de que acepten recibirlas”.

Del lado económico, la instalación del sistema de reconocimiento facial es un proyecto que implica millones de dólares en gasto. Según datos de Veridium, una firma global de identidad biométrica, la mejor tecnología está valuada entre 200,000 y 250,000 dólares por club, por lo que en total, los 18 equipos de la liga deberían invertir entre 3.6 y 4.5 millones de dólares para identificar a sus fanáticos.

Como mencionaron los especialistas, la seguridad de los datos es crucial, por lo que los clubes también deberán gastar en un sistema robusto que cuide la información de alrededor de 3.5 millones de asistentes por temporada en los estadios nacionales, de acuerdo con cifras de World Football.

El reconocimiento facial ha sido prohibido internacionalmente

Hablar de reconocimiento facial para la vigilancia en espacios públicos siempre genera polémica. En ciudades como Boston, San Francisco, Oakland y Portland lo han prohibido. En octubre del año pasado, el Parlamento Europeo prohibió la biometría en labores de seguridad, pues consideró que afecta los derechos y libertades fundamentales de la ciudadanía.

De hecho, en Europa algunos clubes de LaLiga, como el Real Madrid, graban a sus espectadores y pueden facilitar los videos a las autoridades si estas lo solicitan, pero nada más.

En Estados Unidos, el estudio Sports stadiums and the normalization of biometric monitoring, elaborado por la Universidad del Sur de California, menciona que su primer caso de uso fue en el Super Bowl de 2001, en Tampa, donde la policía lo descartó debido a que “nunca identificamos, alertamos o capturamos a un criminal… no funcionó”, dijo un vocero de la policía de Tampa en 2003.

Algunas empresas han desistido en el uso de esta tecnología. En junio de 2020, IBM, Microsoft y Amazon negaron a los departamentos de policía el acceso a su tecnología de reconocimiento facial tras las protestas por la muerte de George Floyd, mientras que en noviembre de 2021, Meta anunció que bajaría sus plantillas de reconocimiento facial.

Fan ID no es ilegal, pero sí desproporcionado

Si bien la práctica de solicitar información biométrica no es ilegal, existe la posibilidad de que los fanáticos no quieran entregarla y se alejen de los estadios. “Los que no quieran dar su identidad, solos se van a descartar”, sentenció Arriola en entrevista con TUDN .

En este sentido, Solís destaca que es una medida desproporcionada para el fin de la seguridad, debido a que no se vincula con otras circunstancias, como evitar la reventa de boletos o agilizar los procesos de entrada y, por lo tanto, su uso no se justifica.

Para la especialista, el reconocimiento facial no va a resolver el problema de la violencia. “Quizá las personas piensen dos veces sus acciones porque, en teoría, va a estar identificada, pero la acción legal únicamente va a proceder si tiene que ver con el equipo o este la inicia”, explica.

Por lo tanto, “la medida busca cuidar a los equipos o la federación, pero en realidad no tiene una visión de cuidar a los aficionados. Si sufre de algún acto, este no podrá acceder a una acción legal o solicitar los archivos, a menos que dicha acción sea iniciada por el equipo y eso va a ser por daños al estadio o violación del reglamento”, sentencia.

Desde R3D también mencionan que se debe poner atención a otros elementos de seguridad en los estadios en vez de esta propuesta, como contar con el número suficiente de elementos de seguridad pública y privada, además de correctos protocolos para intervenir una vez que iniciaron los hechos violentos.

(Con información de Ginger Jabbour)

Publicidad
Publicidad