Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Conviene trabajar en Uber o Didi? Este es el balance de ganancias

El cobro de impuestos y comisiones, más gastos adicionales para velar por su seguridad hacen que un socio conductor termine ganando un estimado de 35 pesos por hora.
lun 06 junio 2022 06:00 AM

La situación laboral para los conductores de aplicaciones de movilidad como Uber y Didi son cada vez más precarias y esto se debe a distintos factores. El informe de Oxfam, “ Este futuro no applica ”, menciona que laindependencia” que prometen estas aplicaciones “esconde una precariedad laboral alarmante; ya que no son reconocidos como empleados o empleadas, pese a que cumplen con lo que la ley define como trabajo subordinado”.

Publicidad

Por otro lado, la reforma fiscal que , desde el 1 de junio de 2020, comenzó a aplicar el impuesto digital a las empresas extranjeras que prestan servicios en México, afectó a usuarios de aplicaciones como Netflix, Airbnb, Uber y Didi, en el que se les impuso el pago de 16% de impuesto, lo que ha mermado las ganancias de los socios conductores.

Además de estos factores, el contexto de violencia e inseguridad al que se enfrentan los conductores, que los orilla a tomar medidas extra de seguridad e incluso a pagar adicionalmente para tenerla, son otro gasto que se refleja en las ganancias totales que pueden tener.

Las ganancias netas

De acuerdo con la página oficial de Uber, los conductores pueden ganar hasta 6,999 pesos por 50 horas de trabajo semanales, unas 7 horas al día si trabajan sin descanso. Mientras que Didi promete que si terminas 80 viajes en siete días te garantizan 6,000 pesos. Sin embargo, aunque ambos mencionan que las cifras pueden variar y se calcularon bajo ciertas condiciones, el balance está lejos de ser la ganancia real de algunos conductores.

Sandra es una conductora de Uber que no es propietaria del vehículo; lo renta. Su ganancia neta semanal por trabajar seis días, durante 12 horas, es de 2,500 pesos. Es decir, gana un aproximado de 35 pesos la hora. Esto porque, a sus ingresos totales, tiene que restarle la renta del vehículo, la gasolina, la limpieza y el seguro del automóvil. Por otro lado, las ganancias de Víctor, que sí es dueño de su vehículo y trabaja tanto en Uber como Didi, oscilan entre los 3,500 y 4,000 pesos por el mismo periodo de trabajo.

José B, conductor de UberXL, menciona que cuando entró a trabajar hace siete años a Uber ganaba hasta 5,000 pesos libres semanales trabajando solo cuatro días de la semana, un promedio de ocho a 10 horas. Ahora, por el mismo periodo de tiempo, gana entre 2,000 a 2,500 pesos semanales.

 

Gran parte del descontento de los socios conductores son las comisiones e impuestos que retienen las aplicaciones. De acuerdo con los choferes entrevistados, Uber cobra una comisión de 25% por utilizar la aplicación. Sin embargo, aunque la plataforma no menciona el monto exacto de la comisión, si aplica un cobro por la “tasa de servicio” que puede ser variable y que puede ascender hasta 25% del total. Por otro lado, las comisiones de Didi oscilan entre 15% y 30%, dependiendo del viaje, pues a mayor distancia menor comisión.

En Expansión tuvimos acceso al desglose de gastos de conductores de Uber y Didi y, adicional a la comisión, se agregan:

1. Impuestos sobre la tasa de servicio: De acuerdo con Uber, el impuesto sobre la tasa de servicio es un monto que oscila entre el 0.16% y el 6.8% de la tarifa total de cada viaje. “La tasa de servicio permite a Uber seguir innovando la plataforma y hacerla una opción de movilidad cada vez más segura, eficiente, accesible, sustentable y mejorar la experiencia de usuarios y para socios conductores”, mencionó Maria Fernanda Reséndiz, gerente de comunicación de Uber. Por otro lado, de acuerdo con Didi, también cobran este impuesto por un porcentaje fijo de 16% que recibe la empresa por permitir el uso de su plataforma, no del total del viaje, aunque puede variar por localidad.

2. Impuesto sobre la tarifa: De acuerdo con el recibo proporcionado, cuyo monto es de 117.91 pesos, este impuesto corresponde a 1.6% de la tarifa. Al preguntar a Uber sobre este cobro, Reséndiz mencionó: “Como consecuencia de la Reforma Fiscal presentada por el Ejecutivo Federal, que entró en vigor en junio de 2020, Uber, conforme a la ley, debe cobrar Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la tasa de servicio aplicada en cada viaje realizado. Este impuesto es lo que se conoce como “impuesto sobre la tasa de servicio”.

Sin embargo, no todos los recibos lo tienen, por lo que aún no es claro cuándo se cobra este impuesto adicional. Por otro lado, Didi no menciona este impuesto en sus plataformas y tampoco se ve reflejado este porcentaje en sus recibos.

 

3. Impuesto del valor agregado (IVA): Corresponde al 8% si el RFC está actualizado. En caso de que no lo esté, se retiene 16%.

4. Impuesto sobre la renta (ISR): Desde 2021, corresponde a 2.1% en ambas plataformas sin importar de cuánto fue la ganancia del viaje siempre y cuando el RFC esté actualizado. De lo contrario, corresponde a 20%.

Recibo Didi
Recibo proporcionado por un conductor de Didi que corresponde a un viaje realizado el viernes 3 de junio. En este se puede apreciar que no hay un desglose de gastos claro en torno a las comisiones o los impuestos que retiene la plataforma.
Recibo UBER
Recibo proporcionado por conductor de Uber que corresponde a un viaje realizado el lunes 30 de mayo 2022 a las 2:36 am, donde se puede apreciar el cobro de cuatro impuestos.

¿Cómo se pueden leer los impuestos que aplican?

Paco aceptó un viaje en la aplicación que iba de la Ciudad de México a San Miguel Vindho, Hidalgo. Recorrió 96.9 kilómetros en dos horas y 13 minutos. Por este recorrido, al usuario le cobraron 1,599.95 pesos. Pero la ganancia fue de 785.50 pesos; es decir, la plataforma retuvo 51%.

Recibo UBER

De acuerdo con Roberto Colín, integrante de la comisión técnica Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México, los únicos dos impuestos que deberían estar pagando los conductores de estas plataformas son el IVA, de 8%, y el ISR de 2.1%. “Aquí, lo extraño es que le llamen impuestos (sobre la tarifa y sobre la tasa de servicio) cuando en realidad parecen ser comisiones de la plataforma”, comenta Colín.

El informe de Oxfam menciona que, “además de existir una alta desigualdad generada por este mercado, el sistema fiscal mexicano no es capaz de corregir las desigualdades del sector a través de impuestos progresivos”.

Por esto, Víctor menciona: “algo bien importante es que me vi en la necesidad de contratar una contadora experta en aplicaciones, es decir, ahora yo tengo que pagar aparte a mi contadora. Para que ella lleve las cuentas tal cual son, porque si no se paga hasta 52% del viaje porque los contadores no sabían”.

La seguridad cuesta

Sandra es madre de cuatro hijos, conductora de Uber y jefa de bloque en la zona norte de la ciudad; es decir, tiene monitoreada a una agrupación de 10 choferes. Ella contó que, tras la crisis de inseguridad que se vive en el país, los conductores de Uber, Didi y taxistas regulares se unen a agrupaciones de bloques para monitorearse y cuidarse ante cualquier ataque o siniestro.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública 2021 (ENVIPE) del Inegi, los hombres son más propensos que las mujeres a ser víctimas de delitos -a excepción de los delitos sexuales-El cuarto con mayores reportes corresponde al de robo total o parcial de vehículo.

Numerosos socios conductores comienzan a unirse a las agrupaciones de choferes para pagar una cuota adicional, independiente de las plataformas y ser monitoreados durante sus viajes. “El servicio de monitoreo se paga por unidad, si somos muchas unidades el servicio es barato. En el caso de mi agrupación, que solamente somos 10 personas, pagamos 150 pesos por semana”, dice Sandra.

Esto implica que, a través de la aplicación Zello, que funciona como radio, dos personas están en constante monitoreo de los socios conductores. En caso de cualquier incidente, se emite una alarma y son los mismos socios conductores del bloque quienes asisten al conductor. Sandra menciona que esto puede llegar a espantar a los usuarios, pues hablan en código y mencionan constantemente su ubicación. Sin embargo, es un protocolo de seguridad para los conductores.

Por esto, el informe de Oxfam menciona que esta desprotección hace que considere injusto el hecho de que a los conductores se les cobren impuestos (ISR) sin que se les ofrezcan beneficios de seguridad social a cambio.

Publicidad
Publicidad