Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una invasión de China a Taiwán podría paralizar a TSMC

El presidente de la compañía líder en la industria de chips, Mark Liu, señaló que una operación militar de este nivel tendría efectos negativos en la economía global.
mié 03 agosto 2022 11:00 AM
(Fachada de un edificio corporativo de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), una de las cuatro giga plantas de fabricación de semiconductores de la compañía, en Taichung, Taiwán)
La empresa tiene más del 50% del mercado mundial de fundición de chips.

La posibilidad de una invasión de China a Taiwán es una idea que no descartan en Taipei. A finales de julio, la milicia taiwanesa ejecutó maniobras para ensayar su respuesta ante los ataques del ejército chino; sin embargo, una situación de esta magnitud impactaría negativamente en la industria global de la tecnología, específicamente en la de los semiconductores.

Durante una entrevista reciente con CNN , Mark Liu, presidente de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), habló de las consecuencias que la operación militar causaría en su industria. Si China invadiera Taiwán, señaló, la fábrica de chips más avanzada del mundo “no estaría operativa”, pues depende de las cadenas de suministro globales.

TSMC es la empresa líder en la industria de los semiconductores, con más del 50% del mercado mundial de fundición de chips, y tiene una importante relación con compañías estadounidenses, como Qualcomm y Apple, para la cual fabrica la serie de chips A y M, que se encuentran tanto en iPhones, como en sus computadoras y tabletas más recientes.

Publicidad

“Si hay una invasión, la fábrica de TSMC no funcionará. Debido a que esta es una instalación de fabricación tan sofisticada, depende de la conexión en tiempo real con el mundo exterior, con Europa, con Japón, con Estados Unidos, desde materiales hasta productos químicos, repuestos, software de ingeniería y diagnóstico”, señaló Liu.

Asimismo, el ejecutivo comparó un posible conflicto en su país con lo que está sucediendo entre Rusia y Ucrania, pues si bien ambos conflictos son distintos, el impacto económico a nivel global sería similar, además de que su empresa también vende chips a empresas chinas.

“La guerra no trae ganadores, todos tienen perdedores”, sentenció Liu. “Los taiwaneses hemos elegido regirnos por un sistema democrático. Queremos elegir nuestra forma de vida y creemos que la fabricación de chips es un sector clave en la economía. Aun así, si China llevase a cabo la invasión, los semiconductores no serían nuestra principal preocupación. Lo sería el hecho de que este evento destruiría el orden mundial”.

Los comentarios surgieron en medio de una creciente tensión entre China y Taiwán, luego de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara Taiwán este martes y encendiera las alertas a nivel mundial.

 

Ese mismo día, el Ministro de Asuntos Exteriores de China dijo que esta visita afecta los fundamentos políticos entre China y EU, además de perjudicar gravemente la paz y estabilidad en el estrecho de Taiwán, algo que también podría tener un efecto negativo en el mundo de la tecnología.

Para Estados Unidos la industria de los semiconductores es un sector clave. La semana pasada los legisladores aprobaron la Ley de Chips y Ciencia para reservar miles de millones de dólares en incentivos a quienes levanten sus fábricas en su territorio. Una de las empresas que más ha invertido en este sector es Intel.

Sin embargo, TSMC también está realizando esfuerzos para ampliar su alcance a nivel mundial y una muestra de ello es que hace unos meses anunció la inversión de 12,000 millones de dólares para construir una nueva fábrica en Arizona que se sumaría a la que ya tienen en Washington.

 

Tags

Publicidad
Publicidad