Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Cómo perder la grasa de debajo de los brazos? Esta es la técnica definitiva

Estos ejercicios dos o tres veces a la semana darán resultados que podrás ver en cuatro o seis semanas.
Falso
Falso Las cremas contra la flacidez podrían ser un desperdicio, toda vez que la ciencia no ha descubierto la forma de reconstruir la proteína de la piel responsable de la elasticidad. (Foto: iStock)

Si eres una mujer de más de 40 años, probablemente estés familiarizada con la grasa obstinada y la piel flácida que a esa edad comienza a aparecer debajo de la parte superior de los brazos.

Pese a que es difícil eliminarla o corregirla por completo, no tienes que tirar tus camisetas sin mangas a la basura. Hay muchas acciones que puedes tomar para mejorar significativamente esa apariencia.

Los brazos flácidos se dan por una combinación de factores asociados con la edad y la genética, incluyendo un incremento de la masa grasa corporal (gran parte de ella se localiza en los brazos de algunas mujeres debido a la genética), pérdida de masa muscular en los brazos asociada con la edad y la actividad reducida (lo que hace que la piel acabe colgando) y una pérdida de la elasticidad de la piel debido tanto a la edad como a la radiación social, según el dermatólogo Richard Glogau, de San Francisco.

Lee: La tecnología cambia la interacción de los fanáticos con el deporte

La forma más efectiva contra los brazos flácidos es el ejercicio. Perder grasa corporal es esencial si tienes sobrepeso y quieres marcar tus tríceps, estos músculos de detrás de los brazos, que probablemente no usas mucho en tu día a día, pueden marcar la diferencia al reducir la flacidez ahí.

De acuerdo con la entrenadora personal Jennifer Cohen, no necesitas estar en un gimnasio o tener un equipamiento deportivo para enfocarte en este músculo. Estos ejercicios dos o tres veces a la semana darán resultados que podrás ver en cuatro o seis semanas:

Publicidad

Step-ups de triceps

Se empieza con postura boca abajo en tabla, manteniendo tu cuerpo lo más recto posible, equilibrándote sobre los dedos de los pies y los codos. Desde esta posición, sube tus manos una a una y luego rápidamente bájalas hasta los codos.

Recomendamos: Practicar deporte mejora tus habilidades laborales

Haz esto durante 30 segundos y descansa entre 30 y 90 segundos. Repite tres veces (de un total de cuatro), alternando el brazo de inicio (derecha, izquierda, derecha, izquierda). Si estás empezando, puedes hacer el ejercicio sobre tus rodillas en lugar de los dedos de los pies.

Flexiones de tríceps

Empieza en posición de tabla, esta vez manteniéndote sobre tus manos y dedos de los pies (quienes estén empezando pueden mantenerse sobre las manos y las rodillas). Las manos deben estar en el suelo, separadas a la anchura de los hombros. Desde esta posición, baja tu cuerpo hacia el suelo mientras mantienes tus codos pegados a tu caja torácica. Detente cuando los hombros estén alineados con los codos. (Principiantes, paren cuando sientan que ya no pueden soportar el peso corporal).

Pausa cuando cuentes tres y luego vuelve a la pose de tabla. Haz tres series de 10 a 15 repeticiones, descansando de 30 a 90 segundos entre cada una.

Otras alternativas

¿Te has planteado alguna de esas cremas caras para reafirmar la piel? Glogau recomienda no malgastar tu dinero ya que la ciencia no ha encontrado la forma de reconstruir la proteína de la piel responsable de la elasticidad.

Haces más poniéndote protector solar para prevenir daños en la piel y usando una buena crema hidratante básica para suavizar la capa superior de la piel.

Algunos procedimientos, como la radiofrecuencia, el ultrasonido, el infrarrojo y el láser, pueden tener un efecto muy modesto sobre el endurecimiento de la piel al dañar las bandas fibrosas que unen el tejido al músculo, lo que hace que se tensen. Los procedimientos de reducción de grasa a base de frío y calor pueden ayudar con la pérdida de grasa y pueden dar lugar a un ajuste moderado de la piel, pero son caros y los resultados individuales varían.

Lee: El liderazgo según Michael Phelps

Al igual que con la mayoría de las cosas, mejor prevenir que curar. Lo mejor que puedes hacer a medida que te haces mayor es mantenerte en forma y delgado y usar protector solar.

La doctora Melina Jampolis es internista y especialista en nutrición médica certificada y es autora de varios libros, incluido "Spice Up, Slim Down".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad