Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Quién elige el atuendo de las estrellas para la alfombra roja del Oscar?

Ahora que empieza el conteo regresivo, los estilistas estarán programando las pruebas finales y consiguiendo zapatos, joyas y accesorios para afinar el atuendo definitivo.
Angelina Jolie
Algunas actrices han manifestado el trabajo que les cuesta encontrar vestidos, particularmente porque las opciones suelen ser tallas pequeñas.

(CNN) - Al tomar su turno en la alfombra roja, en una amplia variedad de vestidos resplandecientes, las estrellas proyectan una imagen chic casi sin esfuerzo. Pero para sus estilistas, la temporada de premios es un maratón de resistencia que empieza en agosto -con el Festival de Cine de Venecia- y termina con los Premios de la Academia en febrero, con cientos de estrenos, fiestas y conferencias entre uno y otro, sin repetir un solo atuendo.

"Los Oscar pueden ser muy difíciles porque es el gran final y todos quieren que sea su mejor momento", dijo Jill Lincoln, parte del dúo de estilistas conocido como Jill and Jordan, que entre su clientela cuentan a personalidades como Jennifer Lawrence, Rachel Brosnahan y Anna Kendrick.

Cuando Rob Zangardi y Mariel Haenn, estilistas de Jennifer Lopez desde hace tiempo, se enteraron en diciembre de que su clienta sería presentadora de los Oscar, ambos recurrieron a su línea directa con marcas como Zuhair Murad, Versace, Oscar de la Renta y Elie Saab y recibieron a cambio bocetos exclusivos de casi todas las colecciones importantes de alta costura antes de que siquiera se fabricaran los vestidos.

Lee: ¿Quieres ganar un Oscar? Invierte millones en promocionar la película

"En este momento, lo tenemos reducido a unas cinco opciones. Creo que tenemos apartados los vestidos más solicitados de todas las colecciones. Jen terminó usando uno de los atuendos de Ralph & Russo para los Grammy y tiene dos eventos más, los Oscar y la fiesta de Vanity Fair, así que tener apartados algunos vestidos no es una locura. Nunca sabemos qué va a ponerse antes de la noche del evento", dijo Zangardi con un poco de vergüenza.

Claro que también ayuda si, como JLo, cada pronunciamiento de moda de tu cliente se vuelve viral —ya sea un conjunto para hacer ejercicio o un vestido para una ceremonia de premiación— o si es el rostro de una casa de moda. Cuando Lincoln y Johnson empezaron a vestir a Jennifer Lawrence, por ejemplo, ella tenía un contrato de tres años con Dior (según se dice de entre 15 y 20 millones de dólares), en el que se estipulaba que debía usar exclusivamente prendas de esa casa en los principales eventos.

Publicidad
Emma Stone
La actriz Emma Stone durante la pasada entre las del Oscar.

"Definitivamente es más fácil si tu clienta tiene que vestir prendas de un diseñador en particular y va a colaborar contigo para crear algo. Si vamos a hacer un vestido al gusto, hablaremos con nuestra clienta de qué tiene en mente, veremos algunas fotografías y de ahí partiremos. Luego estaremos en comunicación constante con la casa diseñadora, ellos envían bocetos y muestras de telas y luego llegamos a la etapa en la que hacen una maqueta para que la clienta se lo pruebe antes de crear la pieza final", dijo Johnson, quien ha viajado a París con Lawrence varias veces para escoger vestidos.

Lee: Queen tocará en los Oscar

Sin embargo, no todos los actores tienen a los diseñadores haciendo fila para vestirlos. Estrellas como Megan Mullally, Leslie Jones y Melissa McCarthy han manifestado abiertamente que les ha costado mucho encontrar vestidos, particularmente porque las opciones suelen ser tallas de muestra (típicamente entre 2 y 4 estadounidense) y los diseñadores deciden si las prestan o no.

Los talentos emergentes también pueden tener dificultades para que los grandes diseñadores les presten prendas. "Con una persona nueva siempre es un desafío. Les pides a las marcas que le den una oportunidad a tu cliente mientras que las grandes estrellas están pidiendo los mismos vestidos. Fue difícil al principio, pero ciertamente fue más fácil después de los Globos de Oro y ahora que tenemos una nominación a mejor actriz para los Premios de la Academia, ha sido mucho más fáci", explicó Sophie Lopez, quien ha estado trabajando con Yalitza Aparicio, la estrella en ciernes de la película Roma.

Aparicio también llegó a las listas de las mejor vestidas gracias al vestido turquesa de Sandra Weil que usó en el estreno de Roma en la Ciudad de México y al vestido lila de Lela Rose que llevó en los Premios AFI. Entonces ¿Lopez tiene un vestido asegurado para los Premios de la Academia?

Lee: El Oscar opta por lluvia de estrellas a falta de maestro de ceremonias

"No. En este momento no tengo idea de que se va a poner. Literalmente he estado enviando mensajes de texto durante los desfiles de la Semana de la Moda para preguntar si pueden darme esto o aquello", respondió.

No obstante, hasta los mejores planes pueden quedar frustrados. A veces, luego de haber elegido un vestido, una clienta queda seducida por un vestido de otro diseñador que vio en la semana de la moda.

"Es algo muy común y se siente horrible, porque tenemos una gran relación con los diseñadores y hemos trabajado muy duro para que las cosas pasen", dijo Lincoln.

Michelle Williams
Michelle Williams en la alfombra roja

Lee: 4 preguntas para explicar quién y cómo se elige a los ganadores del Oscar

Otras veces, el equipo puede enterarse de que otra actriz va a ponerse algo parecido y deciden cambiar de atuendo al último minuto. Esto pasó con Anne Hathaway en 2013; dijo que optó por el vestido rosa pálido de Prada cuando se enteró de que "habría otro vestido en los Oscar que se parece mucho al Valentino que tenía pensado usar".

"La víspera de los Oscar no tenía vestido, así que estábamos enviando SOS a nuestros colegas estilistas. Todos ayudaron. Elizabeth Saltzman me acompañó a los hoteles de nuestros diseñadores; Elizabeth Stewart llevó cosas a casa de Anne; Erin Walsh nos mandó fotos de lo que tenía en su estudio. La gente cree que este negocio es súper agresivo y que nos estamos matando por los vestidos, pero no es así para nada", dijo.

Saltzman, veterana del sector que trabaja con asistentes regulares a las alfombras rojas como Gwyneth Paltrow, ha tenido sus propias crisis de moda. En diciembre pasado, había escogido un vestido Gucci con cuentas para que su clienta Saoirse Ronan se lo pusiera para los Globos de Oro y estaba lista para las vacaciones cuando recibió una llamada de Sandra Oh.

Lee: Hollywood sucumbe a la presión y no entregará ningún Oscar en los comerciales

"Fue una semana antes de Navidad, lo que significa que la mayoría de las fábricas en Europa estaban cerradas y la gente estaba de vacaciones", explicó Saltzman, quien de repente tenía la responsabilidad de vestir a Sandra Oh, que sería presentadora de los Globos y estaba nominada por su papel en Killing Eve (ganó el premio a mejor actriz en una serie dramática de televisión), junto con su coestrella Jodie Comer y la creadora del programa, Phoebe Waller-Bridge.

"Eran tres mujeres intensamente diferentes que estarían de pie juntas en la alfombra roja. Tenía que escuchar qué querían y luego asegurarme de que funcionara cuando estuvieran todas juntas", dijo Saltzman. A final de cuentas, vistió a Oh con un vestido blanco de Versace; a Waller-Bridge en un Galvan rojo de lentejuelas, y a Comer en un Ralph & Russo negro. "Lo logramos en una semana. Fue de locos".

Ahora que empieza el conteo regresivo para los Oscar, los estilistas estarán programando las pruebas finales y consiguiendo zapatos, joyas y accesorios para afinar el atuendo definitivo, mismo que se espera que vean alrededor de 26.5 millones de personas (la cantidad de espectadores de los Oscar del año pasado) y que podría cambiar la trayectoria de su carrera.

"La experiencia nos ha enseñado [a Jordan y a mí] que puedes hacer todos los planes que quieras, pero lo que nunca pensabas que podía pasar, pasará. Pero con 18 Oscares entre las dos, definitivamente hemos aprendido a manejar mejor el estrés", dijo Lincoln.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad