OPINIÓN: ¿Por qué los demócratas están perdiendo su argumento sobre comercio?

A Donald Trump podrían haberle faltado muchas cosas (personal, dinero, filtro y, a veces, simple cortesía), pero contó una historia que hizo vibrar a las partes del electorado que tenían que vibrar.
¿Influencia?  Analistas cuestionan si la administración de Trump hizo una promesa, directa o indirectamente, para que Ford tomara la decisión de cancelar su inversión en México.  (Foto: iStock)
DUSTIN MCKISSEN

Nota del editor: Dustin McKissen es escritor, estratega en comunicaciones y publicidad y fundador de McKissen + Company, un despacho de publicidad y comunicaciones. El sitio web LinkedIn lo consideró recientemente uno de sus personajes más influyentes por segundo año consecutivo. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Cuando Franklin Delano Roosevelt les dijo a los estadounidenses que "lo único a lo que hay que temer es al miedo en sí", les estaba contando una historia de adaptabilidad y esperanza en uno de los peores momentos económicos de la historia de Estados Unidos.

Cuando Ronald Reagan le dijo a Mijaíl Gorbachov: "Derribe este muro", le estaba contando al mundo cómo sería el futuro… un futuro sin muros.

Y cuando Barack Obama dio su discurso A More Perfect Union (Una unión más perfecta) durante su campaña presidencial en 2008, estaba contando una historia sobre el cambio en la composición demográfica de Estados Unidos.

OPINIÓN: Trump tiene un arma secreta en temas de empleo y comercio

La política siempre ha sido (y siempre será) cuestión de historias… y los demócratas se están arriesgando a perder su "historia" sobre el comercio a pesar de que tengan razón acerca de los datos.

Los datos son importantes, pero los datos políticos siempre se basan en la historia que se cuenta y no al revés (como aprendieron en el equipo de campaña de Clinton).

Ahora que Ford anunció que los empleos que se generarían en una planta en México se quedarán en Michigan, es evidente que los demócratas están a punto de perder estrepitosamente su argumento sobre la contratación externa y el comercio.

Lee: ¿Por qué Ford decidió cancelar su inversión en México?

Si sirve como precedente la reacción de Carrier, empresa que decidió en noviembre que conservaría alrededor de 800 empleos en su planta en Indiana, es muy probable que los demócratas se refieran a los detalles de la decisión de Ford y que argumenten que salvar unos cuantos empleos no ayuda en mucho a reducir la tendencia de la reducción en el empleo en el sector de la manufactura que se ha observado desde hace décadas.

Pero para contar una historia casi nunca se debe recurrir a los detalles, particularmente en una época en la que esa historia debe contarse en menos de 140 caracteres.

A pesar de que los demócratas tienen la obligación de debatir con la administración de Trump basados en los hechos, tienen que encontrar una forma de contarlos de forma atractiva. De otra forma, los comerciales hipotéticos siguientes se podrían volver una realidad en la campaña presidencial rumbo a 2020:

Comercial 1: Elizabeth Warren (o Joe Biden, Corey Booker o alguien de quien aún no hemos oído hablar) habla sobre datos de comercio a nivel macro, de cómo los esfuerzos de la administración de Trump son poco más que formulismos y cómo la pérdida de empleos en el sector manufacturero ha persistido a pesar de que las empresas anuncian periódicamente que recuperarán algunos cientos de empleos.

Comercial 2: Un obrero (para mejores resultados un afroestadounidense, una mujer o un hispano) mira a la cámara y dice: "Yo no voté por Trump, pero de todas formas salvó mi empleo".

No tienes que ser experto en publicidad ni aficionado apasionado de la política para saber cuál de esos dos comerciales será el más efectivo. Uno puede volverse una simple regurgitación de datos y hechos. El otro es una historia.

Los demócratas ya deberían haberlo aprendido. Hillary Clinton tenía los datos, pero carecía de una historia. A Donald Trump podrían haberle faltado muchas cosas (personal, dinero, filtro y, a veces, simple cortesía), pero contó una historia que hizo vibrar a las partes del electorado que tenían que vibrar.

OPINIÓN: El mensaje que le dio el triunfo a Trump

Con base en las reacciones ante el acuerdo con Carrier y de la que desde mi punto de vista será la decisión de Ford, los demócratas no han aprendido la lección.

Después de lo de Carrier, se discutió cuántos empleos se habían salvado realmente y si las condonaciones fiscales que la empresa recibió habían sido demasiado generosas.

El acuerdo con Ford podría generar la misma clase de reacción y desencadenar una discusión sobre lo que la empresa espera de la administración, dado que la armadora citó la agenda "procrecimiento" de Trump como la razón por la que conservará los empleos en Michigan.

¿Son 1,100 empleos en Indiana, como afirma Trump, u 800, como declara Carrier (con precisión)? ¿La administración de Trump hizo una promesa, directa o indirectamente, para que Ford tomara esta decisión? Mirando el panorama de la pérdida de empleos manufactureros, ¿qué tanta diferencia hacen las decisiones de estas empresas por sí solas?

Ford cancela la construcción de una planta en México

Esta es la realidad: cuando se trata de la política del comercio, no importa ninguna de estas cosas. En cuatro años nadie recordará los detalles.

Además, cualquier equipo de comunicación remotamente competente puede convertir a un presidente estadounidense que aplica sus talentos para mantener empleos en Estados Unidos en una historia atractiva sin importar los detalles, porque los detalles de una buena historia nunca se recuerdan.

De hecho, incluso si muchos estadounidenses siguen perdiendo su empleo en el sector manufacturero, la imagen de un hombre que acaba de recuperar su empleo, de pie junto a Trump en un escenario, conmoverá a esos mismos estadounidenses, quienes volverán a votar por Trump.

OPINIÓN: Trump rompió todas las reglas

Además, si piensas que la gente vota principalmente con base en sus circunstancias personales, te equivocas. En el condado de Whitley, Kentucky, en donde la tasa de personas que no tenían seguro social se redujo un 60% gracias a Obamacare, más del 80% de los habitantes votaron por Trump. El temor de que se derogara Obamacare no influyó en nada en los electores de ese condado porque la narrativa en general de Trump fue más grande que la suma de cualquiera de sus propuestas políticas.

Claro que los demócratas deberían entender esto mejor que nadie. Recuerdo que estaba en un departamento pequeño y feo con mi esposa y mi hija cuando escuché el discurso de Obama en el Congreso Nacional Demócrata de 2004. Recuerdo que lloré.

ESPECIAL: 2016, EU eligió a su presidente

Recuerdo una historia que se parecía a la mía, aunque mi trayectoria no tiene casi nada en común con la de Obama. Fuera de la mención de que no existía un Estados Unidos republicano o demócrata, no recuerdo los detalles de ese discurso, pero recuerdo una historia poderosa.

¿Por qué ganó Donald Trump y perdió Hillary Clinton la elección en EU?

Es probable que los demócratas tengan la razón en lo que concierne a las políticas comerciales y a las verdaderas razones de la pérdida de los empleos manufactureros.

Sin embargo, si no cuentan bien la historia, si su odio por Trump los ciega ante la verdad política fundamental de que contar una historia atractiva es más importante que tener las mejores cartas, podrían encontrarse (a pesar de que sea difícil imaginarlo) haciendo campaña contra un presidente popular dentro de cuatro años.

Esa sería una historia que nadie esperaba leer.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×