Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Qué hacer cuando la relación con tu jefe no es la mejor

Aprender a identificar las áreas problemáticas y a manejar estas relaciones laborales te ayudará a ser más exitoso porque un equipo con fricciones no es tan fuerte.

(CNN) - No siempre te vas a llevar bien con todos tus compañeros de trabajo. Pero cuando hay fricciones con tu jefe, tienes un problema.

"No es una relación de iguales. El jefe tiene más influencia que tú y está en la posición de poder", señaló Marie McIntyre, asesora profesional estadounidense y autora del libro Secretos para aumentar la influencia en el trabajo y alcanzar sus objetivos.

Tu superior es quien influye en tu paga, en tu desarrollo profesional y en los proyectos que te asignan, así que no estar en buenos términos puede ser perjudicial para tu carrera, aunque seas bueno en lo que haces.

Lee: Cómo negociar con el futuro en mente

Aprender a identificar las áreas problemáticas y a manejar estas relaciones laborales te ayudará a ser más exitoso. "Un equipo unido es un equipo poderoso. Cuando hay fricciones, no van a ser tan fuertes. Es crucial para la productividad, la eficiencia y, a final de cuentas, para el éxito", dijo Jon Gordon, autor del libro The Power of a Positive Team (El poder de un equipo positivo).

Identifica la desconexión

Publicidad

No puedes arreglar un problema si no sabes cuál es.

Encuentra la fuente de la desconexión con tu jefe y luego, traza una estrategia para mitigar la situación de la mejor manera. Puede ser una diferencia en el estilo de trabajo o de gestión. Pero si muchos de tus colegas tienen problemas con el jefe, tal vez estés atrapado con un mal jefe.

Lee: Cinco consejos para mejorar tus habilidades de negociación

"Tienes que encontrar la forma de trabajar con ellos. Si tu jefe es un idiota, entonces tienes que encontrar la forma de trabajar para un jefe idiota", dijo McIntyre.

Puede servir que hables con tus compañeros sobre cómo interactuar mejor con el jefe.

¿Tú eres el problema?

Siempre hay malos jefes. Pero a veces, el empleado es el problema.

Lee: Cómo tratar con empleados difíciles

Tómate el tiempo para revisar tus relaciones con tus jefes anteriores. ¿Siempre ha habido conflicto? Si es así, tal vez tengas problemas con la autoridad.

Si has tenido problemas con la mayoría de tus jefes anteriores, es signo de que podrías tener problemas con la autoridad, señaló McIntyre. Otros de los signos son que te sientas resentido cuando tu jefe te da instrucciones, que discutas o que quieras discutir constantemente con tu jefe, o que ignores las instrucciones intencionalmente.

"Si te pones a discutir con tu jefe, ya perdiste", agregó.

Lee: Tres estrategias ganadoras para negociar el salario

Entabla una buena relación con tacto

Si la desconexión con tu jefe surge porque tienen estilos de gestión diferentes, sé proactivo y claro al hablar de tus necesidades. Dile a tu jefe lo que necesitas de él o ella para que puedas desempeñarte a tu máxima capacidad.

Si prefieres tener más autonomía, pero a tu jefe le encanta estar a cargo del más mínimo detalle, establece un itinerario y un método de comunicación que funcione para ambos. Para minimizar la ansiedad y la supervisión constante, puedes crear un documento abierto, en el que detalles tu progreso en un proyecto, para que tu jefe tenga acceso a él; puedes fijar una hora determinada para darle un informe, o enviarle actualizaciones diarias o semanales por correo electrónico. Si necesitas más retroalimentación o la perspectiva de la empresa, puedes programar revisiones regulares.

"Presenta tus objetivos y solicita reuniones cuatrimestrales o mensuales para asegurarte de que vas por el camino correcto", dijo Vicki Salemi, experta en carreras de Monster.com.

Lee: Evita las negociaciones para crisis antes de que ocurran

"Es desafiante entablar una buena relación con el jefe. Básicamente le estás diciendo que necesitas su ayuda para que el equipo quede mejor, que el jefe quede mejor y que tú quedes mejor. Es bueno para todos", señaló Salemi.

Sé comprensivo con tu jefe

Todo el mundo comete errores, incluso los jefes.

"Tienes que reconocer que no existe el jefe perfecto, que son simplemente personas y que tienes que encontrar la forma de hacer que funcione", dijo McIntyre.

Lee: Siete estrategias de negociación para superar obstáculos al cerrar un trato

Busca la seguridad en el grupo

Limitar el tiempo que pasas a solas con el jefe puede servir para evitar las tensiones y los roces.

"Estar rodeado de gente puede ayudar cuando las personalidades chocan", dijo Salemi. "No puedes cambiar a la otra persona, pero puedes tratar de sacar lo mejor de una situación".

Rompe el ciclo negativo

Lo que piensas de tu jefe es importante y puede perjudicar a la relación.

Lee: Cómo reconocer una negociación de mala fe

"Entre más pienses que tu jefe es una persona malévola, estúpida y cruel, más afectará tu interacción con esa persona", advirtió McIntyre.

Trata de identificar algunos rasgos positivos de tu jefe y céntrate en ellos. "No te obsesiones con lo malo".

Sé respetuoso siempre

No es bueno que te hagas de fama de ser irrespetuoso o difícil de tratar. Eso puede truncar tu desarrollo profesional.

Lee:

"Tal vez no respetes a la persona como jefe, pero tienes que mostrar respeto por el cargo si quieres que las cosas vayan bien", dijo McIntyre.

"Nunca le declares la guerra a tu jefe. Si lo haces, lo más probable es que pierdas".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad