Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Directivos en Expansión / header desktop Home Expansión
Directivos en Expansión / galería desktop Home Expansión
Publicidad

Nuestras Historias

Esteban Polidura, un mexicano en el top financiero... de Suiza

El líder de Coordinación de Soluciones y Productos de Inversión en América Latina de Julius Baer destaca los beneficios de la disciplina en su vida profesional y personal.
jue 05 diciembre 2019 05:33 AM
polidura directivo.jpg
Esteban Polidura, del banco suizo Julius Baer, comparte las claves para llegar a puestos de alta dirección: disciplina y madrugar.

Llegar a Suiza desde México toma 15 horas en avión, pero llegar con pasaporte mexicano para ocupar un puesto directivo en un banco de ese país, clasificado en el top 10 de las naciones financieras del mundo, lleva muchos años de disciplina y estudio.

Al mexicano Esteban Polidura le llevó dos décadas para ocupar desde abril pasado la dirección de Coordinación de Soluciones y Productos de Inversión en América Latina de Julius Baer, un banco suizo que ostenta los títulos de ser el tercer mayor administrador de riqueza en suiza, manejar 40,400 millones de dólares (mdd) en activos para clientes Latinoamericanos.

Publicidad

¿Un mexicano en Suiza, cómo llegar a dónde estás?, se le pregunta en el restaurante de un hotel en Polanco, con apenas cuatro horas en México, donde aterrizó proveniente de Chile.

La clave está en la continuidad, dice.

“Es un camino de muchos años. Llevo 23 años trabajando en esta industria. Comencé a los 18 años como becario en el sector financiero y nunca me alejé, siempre he trabajado en bancos, entonces ha habido una continuidad desde que inicié”, cuenta.

Su carrera por el mundo bancario incluye la de director de inversiones de México en UBS, otra vez Suiza, y parte de los equipos de investigación de Renta Variable de Latinoamérica de Deutsche Bank, Merrill Lynch y Citigroup.

La industria financiera requiere una alta especialización -como otras- por lo que Polidura es contundente al afirmar que para destacar los libros siempre tienen que estar abiertos, no estudiar no es opción.

“No parar de estudiar, no parar de especializarte y de educarte en temas que son temas actuales”, expresa al poner como ejemplo la criptomonedas, el tema del momento.

Esteban es administrador de empresas por la Universidad Anáhuac de la Ciudad de México. Cursó en Inglaterra una maestría en finanzas por la University of Manchester y una especialidad en Inversiones en Derivados por London Business School.

Publicidad

Con ese equipaje, Polidura comparte otra clave para llegar a destacar: buscar las oportunidades donde estén, o ir a donde está la montaña. Los profesionales tienen que mostrar flexibilidad para ir al lugar donde el cliente lo requiere.

“El que está pensando en hacer su carrera profesional sin moverse de México probablemente tenga un camino hacia adelante un poco más difícil que el que muestre flexibilidad porque las empresas lo que necesitan hoy en día es alguien no nada más que se haya capacitado sino que esté libre para moverse donde te necesiten y hay que tenerlo”, comparte.

Los hábitos

Los relojes suizos son reconocidos por su precisión, una carrera profesional requiere eso, precisión y disciplina, mucha disciplina, destaca Polidura y eso incluye despertar primero que todos, siempre un paso adelante.

“Hay que ser muy disciplinado. Yo despierto todos los días muy temprano, comienzo a trabajar todos los días a las cinco de la mañana y eso es todos los días, no hay pretextos de que te sientes mal o te da flojera o que estas muy calientito en tu camita”, dice.

Pero no sólo es despertarse sino aprovechar el silencio antes del amanecer. ¿Cómo? Esteban se prepara, lee, para llegar a su oficina con un paso adelante.

“(Para que) puedas agregarle valor de forma inmediata al cliente”, dice.

Publicidad

Al equipaje para destacar en una profesión hay que sumarle otro factor: idiomas. Polidura explica que si ya mostraste que tienes las maletas hechas para moverte donde el cliente te necesita, debes asegurarte que puedes funcionar igual aquí que en China, y eso implica habilidades lingüísticas.

“Si no es algo que aprendiste en la escuela puedes a hacerlo tú. No te tienes que complicar la vida puedes empezar con cosas muy sencillas, gratuitas, por Internet, pero tienes que tener esa disciplina para tú mismo irte motivando para avanzar”.

¿Cuánto llevas ahora en México en esta visita?, se le pregunta. Y la respuesta sorprende: llegué a las 6 de la mañana, son las 10 de la mañana, y luce fresco, sonriente.

“No importa donde estés, tienes que estar consciente de que el trabajo te va a hacer viajar muchas horas y llegar a un lugar donde probablemente nada más puedas dormir una dos horas, pero el día siguiente el cliente te espera ver con una sonrisa en la cara con la misma capacidad de agregarle valor”, expresa.

Polidura reconoce que eso puede tener un costo emocional, pero se compensa con hacer lo que te gusta.

“Si estás haciendo lo que te gusta es algo que naturalmente tu cuerpo absorbe”, dice mientras bebe agua mineral.

En el mundo hay dos equipos entre los directivos: los que como Elon Musk de Tesla que duerme debajo de su escritorio o como el de Arianna Huffington que tras una crisis de salud por exceso de trabajo ahora dirige Thrive Global, una firma para promover el bien dormir y el balance vida -trabajo.

Polidura es del segundo pues asegura que el balance entre la oficina y el hogar se puede y es necesario pues de no haberlo tendrá un efecto en ambos mundos.

“Se puede, totalmente pero necesitas disciplina qué quiero decir con eso: si te levantas a las 5 de la mañana a trabajar pues probablemente a las 5 de la tarde tienes que estar con tu familia de otra forma algo no comienza a funcionar muy bien”, explica.

Descuidar el balance tiene costos para el trabajo, ahí está Musk, que un tuit en esas jornadas sin fin de trabajo le costó la dirección de su empresa y una investigación por el gobierno de Estados Unidos. No dormir no es un buen negocio.

“En la vida el trabajo te puede absorber al 100% y si tú dejas que eso pase tienes un desfase de tu vida personal y al final de cuentas eso tiene un costo en tu vida laboral”, dice.

Polidura deja ver que un viaje de 23 años de carrera no se hace en soledad, sino rodeado de personas que te aporten, incluso puntos de vista diferentes.

“Rodearse de gente que te agrega valor que te agrega puntos de vista diferentes (...) siempre abierto escuchar ideas diferentes , dice.

¿Un consejo?

Que el viaje a Suiza sea con la curiosidad del primero, que el interés por aprender no se esfume con el paso de los años.

“No de dejar de prepararse no dejar de interesarse en temas diversos en estar al día, en entender, en preguntar”, dice sonriente. Curiosidad.

Esteban es un financiero mexicano en Suiza, pero su experiencia y aplican a cualquier carrera, pues para él hay una meta superior que cumplir en la vida de trabajo: “Al final de cuentas nuestra vida laboral es agregar valor a alguién”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad