Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Directivos en Expansión / header desktop Home Expansión
Directivos en Expansión / galería desktop Home Expansión
Publicidad

Nuestras Historias

Una vida compitiendo contra Slim

Miguel Calderón Lelo de Larrea, vicepresidente regulatorio de Telefónica México, cuenta cómo ha vivido la lucha constante contra Telmex y Telcel.
jue 16 enero 2020 05:00 AM
master_directivo-miguelC.jpg
Inicios. El ingeniero en telecomuniaciones inició su carrera laboral en Banamex porque no le atraía trabajar para Telmex, que en esos años, aún era un monopolio estatal.

Miguel Calderón Lelo de Larrea, ingeniero eléctrico y de telecomunicaciones por la Universidad Iberoamericana, se graduó en los tiempos en los que el paso lógico para alguien egresado de su carrera era saltar a Teléfonos de México, el entonces monopolio estatal de los servicios de telefonía en el país.

Publicidad

“Cuando yo estaba estudiando la carrera, había un monopolio de telecomunicaciones en México, y yo no quería trabajar en un monopolio público, no quería trabajar para el gobierno”, dice el vicepresidente regulatorio de Telefónica México, filial de la multinacional española donde trabaja desde 2007.

Calderón le dio la vuelta a llegar a Telmex en ese entonces, y esa decisión lo ha puesto del otro lado, en la competencia constante contra la compañía que encumbró a Carlos Slim como el empresario más acaudalado del país.

“Yo toda la vida he sido competidor de las empresas de Carlos Slim. Así que verás que mi visión es parcial”, admite el directivo. Su carrera ha quedado marcada por esta rivalidad constante que muchas empresas en telecomunicaciones han vivido frente al gigante conformado por Slim con América Móvil, la firma dominante en los mercados de telefonía móvil y fija en el país.

Publicidad

Pero el primer escenario que lo puso en el foco de esta competencia lo encontró durante su paso por Banamex, donde coincidió con José Covarrubias, que después pasó a las filas de Telmex.

Lee: Telefónica busca una salida de sus operaciones en América Latina

“Yo he tenido la fortuna o suerte de tener buenos jefes y mentores que me han ayudado durante mi vida. Uno de ellos fue José Covarrubias, que fue un alto directivo de Telmex ya con Carlos Slim. También trabajé con el grupo de Manuel Medina Mora, en Banamex, en todo lo que fue Avantel”, dice Calderón.

Los bancos eran los mayores consumidores de servicios de telecomunicaciones en esa época y ahí llegó Calderón. Avantel formaba parte de los activos de Banamex y tuvo la oportunidad de colaborar con la alianza que tuvo con Telefónica México, para luego participar en su venta a Axtel en 2006.

Fue en esos años que conoció a Francisco Gil Díaz, que había tomado las riendas de Telefónica México, y quien lo invitó a participar en la compañía donde labora desde hace más de una década.

Lee: Telefónica se monta a la red inalámbrica de AT&T en México

El estilo de dirección de Miguel Calderón ha estado marcado por esta competencia constante con el ex monopolio estatal de telecomunicaciones. “Hay varios factores que hacen más compleja nuestra chamba. El mercado mexicano es único en el mundo, un mercado concentrado por mucho tiempo, donde han venido jugadores diversos, y ninguno ha podido encontrar la fórmula del éxito. Seguimos teniendo un mercado muy concentrado”, dice.

Pero la expectativa de trabajar en un mercado que ha visto nacer, venderse o morir empresas de gran tamaño –aunque nunca cerca de Telmex ni Telcel- ha hecho que Calderón transmita a su equipo que no vivan pendientes de si la compañía se fusionará el día de mañana. “Tú no puedes pensar en trabajar pensando en que te van a vender, sino que tienes que centrarte en si lo que haces está dando valor a los consumidores y accionistas”, señala.

Las empresas de telecomunicaciones viven además inmersas en un mercado en constante avance tecnológico, y han visto cómo en dos décadas la redes de transmisión de datos móviles han incrementado su velocidad y alcance de manera exponencial, mientras que han pasado de enfocarse en el intercambio de voz y texto, a una nueva dimensión de productos que ahora van más allá de la interacción humana.

“Tenemos un mercado que está cambiando mucho. Antes estaba muy claro qué hacían los operadores, los de aplicaciones, los de las terminales, y ahora estás en un ecosistema digital en que todos hacen de todo”, dice Calderón.

Los ejecutivos del sector deben actualizarse todo el tiempo, además de ampliar sus equipos para atraer talento a más áreas como la legal y tecnológica. “Un buen jefe es un buen mentor, un buen coach. No es el que está encima de todo, sino que las cosas que se logran deben ser del equipo”, señala.

El directivo cree que ha encontrado buenos jefes y mentores en su carrera que lo han ayudado a crecer en este sector. “Mi primer jefe, José Covarrubias, era ejecución, ejecución. Manuel Medina Mora era estrategia, estrategia. Paco Gil tenía una visión muy panorámica y sistémica de todos los puntos. Además, sabía perfectamente encontrar el problema y la solución. Y su forma de ser es muy directa”, afirma el ingeniero.

Telefónica México firmó un acuerdo con la estadounidense AT&T en México para olvidarse de gastar en el despliegue de infraestructura de redes, y enfocarse en ofrecer servicios agregados que ofrecerá sus clientes en los próximos años, en lo que Calderón considera un cambio de paradigma de cómo se debe entender el papel de los operadores de telecomunicaciones en el futuro. “Así ratificamos nuestra apuesta por México (…) las telecomunicaciones se están virtualizando, yendo más al software que al hardware”. Esta apuesta es otro capítulo en esta batalla por competir contra Telmex y Telcel en México.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad