Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El mercado interno, el motor que sostiene a la economía mexicana

La economía mexicana no verá la luz al final del túnel al menos en la primera mitad del año y pese al optimismo de AMLO.
lun 17 junio 2019 05:13 AM
Sin repunte
El indicador coincidente -que refleja el estado general de la economía- lleva siete meses por debajo de la tendencia (100 puntos) y decreciendo, es decir en fase recesiva.

La economía mexicana no verá la luz al final del túnel al menos en la primera mitad del año a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la economía va muy bien y que dará a conocer sus "resultados" el 1 de julio próximo.

Los datos que esperan los analistas son los del segundo trimestre del año, para saber si la desaceleración de la economía es tenue o si el país entraría en una fase de recesión.

“La economía no va a tener los motores que se requiere para salir de esta desaceleración en la primera mitad del año”, dijo José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

Publicidad

Hasta ahora, la economía mexicana cuenta con un sólo motor que la está sosteniendo, que es el sector de servicios o terciario. Prueba de ello, es que cuando se contrajo la economía en el primer trimestre del año, las actividades terciarias, que aportan 63% del PIB, retrocedieron solo 0.2% con respecto al periodo previo.

Lee: La economía vive su peor arranque y la industria entra en recesión

“El motor que de alguna manera sostiene a la economía es el mercado interno, y tienen un efecto positivo de la derrama de dinero que ha hecho el gobierno en sus programas de becas y transferencia a familias de bajos recursos, aprendices, estudiantes, y personas de la tercera edad”, escribió Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics. “Sin esos recursos, el país estaría ya en franca contracción económica”, agregó.

Los retos laborales que enfrenta el nuevo gobierno federal

Durante este periodo, el sector que engloba el desempeño industrial del país también retrocedió 0.6% a una tasa trimestral, la segunda al hilo desde el último periodo del año. Aunque, para abril, la producción industrial tuvo un respiro al avanzar a una tasa mensual de 1.5%.

Dentro del indicador de la actividad industrial, el sector manufacturero es el que lo impulsa. “La manufactura está teniendo aún un comportamiento suave”, dijo Marco Oviedo, economista en jefe del banco de inversión Barclays. “La pregunta es si vamos a ver lo que se conoce como una desaceleración tenue o si realmente nos vamos a una recesión”, agregó.

Publicidad

El indicador coincidente -que refleja el estado general de la economía- de las Series de Indicadores Cíclicos (SIC) del INEGI lleva siete meses por debajo de la tendencia (100 puntos) y decreciendo, es decir en fase recesiva. Sin embargo, el índice adelantado -que también compone el SIC- comenzó su recuperación desde febrero pasado.

Lee: AMLO y los empresarios viven una segunda luna de miel

Aún así, Coutiño señaló que también se debe de tomar en cuenta indicadores mensuales claves como el empleo, ingreso y ventas al mayoreo y menudeo, las cuales llevan dos trimestres en contracción, por lo que la economía enfrenta una recesión técnica.

En el último periodo de 2018, la economía se estancó -nulo crecimiento trimestral, en una revisión hecha al aumento inicial reportado de 0.8%-, y para el primer trimestre de 2019 continuó su enfriamiento hasta una contracción de 0.2%.

Los analistas coincidieron que en caso de que se recupere la economía, será gradual y hacia finales de este año. Para que esto suceda se debe de reactivar el gasto de gobierno en infraestructura y dar certeza al sector privado para que fluya el capital.

Los factores que agravarían la situación económica serían nuevas medidas del gobierno que no den certeza a los empresarios, la implementación de medidas contra las exportaciones mexicanas, un conflicto comercial de mayor escala entre Estados Unidos y China, y finalmente un desplome del mercado bursátil estadounidense ante el incremento en la probabilidad de recesión en los Estados Unidos a partir de finales del año”, estimó Coutiño.

Aunque, recientemente, la llave de las inversiones comenzó a abrirse. La cúpula empresarial comprometió 35,000 millones de dólares para los siguientes dos años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad