Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Latinoamérica después del coronavirus, ¿habrá una nueva disciplina fiscal?

Los gobiernos están gastando sumas sin precedentes en la lucha para minimizar el daño económico y social del Covid-19; en muchos casos insisten que las finanzas públicas se recuperarán tras la crisis.
vie 10 abril 2020 06:50 AM
América Latina después del coronavirus
¿El Covid-19 obligará a economistas, gobiernos de América Latina y a inversores globales a repensar las normas sobre disciplina fiscal?

La escala del colapso económico inducido por el coronavirus (Covid-19) esperado en América Latina podría alterar las reglas financieras de la región en los años venideros, poniendo enormes obstáculos para volver a imponer recortes de gastos dolorosos y austeridad.

Los gobiernos están gastando sumas sin precedentes en la lucha para minimizar el daño económico y social de la pandemia, mientras que en muchos casos insisten en que las finanzas públicas se recuperarán una vez que termine la crisis.

Publicidad

"La pregunta clave es si el Covid-19 obligará a los economistas y gobiernos de América Latina, y en última instancia a los inversores globales, a repensar las normas sobre disciplina fiscal", dijo Thomaz Favaro, director de consultores políticos de Control Risks.

"¿Deberían los países subir la apuesta al gasto inicial para aliviar el dolor económico y ayudar a la recuperación? ¿O deberían seguir aplicando las viejas reglas fiscales? Los gobiernos pueden encontrar que es políticamente insostenible subir las apuestas por la austeridad", dijo.

Muertos hasta en los baños, los tormentos de un enfermero en Guayaquil

Los economistas del banco francés BNP Paribas han elaborado un "índice de preparación relativa de Covid-19" que rastrea la preparación de 24 naciones de mercados emergentes para resistir el choque del coronavirus, en relación con sus pares.

El índice consta de cuatro subíndices que abarcaban, en términos generales, métricas sociales, sanitarias, financieras y económicas. A las cinco principales economías latinoamericanas les fue relativamente mal, con solo Chile en la mitad superior, aunque en el puesto 15 en general.

Con la excepción de Argentina, que se encuentra en tensas negociaciones con los acreedores para evitar el incumplimiento de su deuda internacional, todos los puntajes de atención médica fueron muy bajos.

Brasil y México también obtuvieron puntajes bajos en el ranking del índice social, mientras que Argentina, como era de esperar, obtuvo un puntaje bajo en su margen de maniobra financiera.

Según las mediciones tradicionales, las clasificaciones bajas muestran poco margen fiscal para hacer frente a la crisis y, de hecho, algunos encargados de formular políticas advierten que los inversionistas exigirán más equilibrio fiscal una vez que la crisis termine.

El secretario del Tesoro brasileño, Mansueto Almeida, dijo esta semana que sería un "error" dejar que las medidas de emergencia se conviertan en un gasto permanente, lo que, según él, podría poner a las finanzas públicas bajo una mayor presión a largo plazo.

"El precio del alivio a corto plazo bien podría ser un ajuste fiscal más rápido y profundo en el futuro, o dificultades financieras o de financiamiento", escribieron economistas de Goldman Sachs en una nota de investigación.

Pero otros dicen que las métricas ya débiles hacen insostenible el tipo de recortes abruptos a los beneficios de bienestar y servicios públicos que a menudo exigían las reglas financieras "ortodoxas" en el pasado.

Publicidad

Algunos de los números que se están recopilando no tienen precedentes. Goldman Sachs espera que la economía de la región se reduzca un 3.8% este año, el mayor descenso desde la Segunda Guerra Mundial. Los economistas de Morgan Stanley piensan que será aún peor, y apuntan a una caída del 4.6% en el PIB.

Bank of America Merrill Lynch espera que la economía de México, también afectada por el colapso de los precios del petróleo, se contraiga en un 8% este año, mientras que Goldman ve que lo déficit presupuestario primario en Brasil y Perú se ampliarán hasta un 9% del PIB.

"No hay una salida fácil del enigma de Brasil en este momento", según Morgan Stanley, que proyecta un déficit fiscal de más del 10% del PIB y una deuda nacional cercana al 90% del PIB este año, mientras que la economía se contraería un 3.7%.

Del mismo modo, señalan el desafío del gobierno mexicano de asegurar a los mercados que cualquier desliz fiscal es temporal, al tiempo que se comprometa con la prudencia fiscal a mediano y largo plazo. "Consideramos que tal tarea es desalentadora", dijo el informe.

Millones de personas perderán sus empleos y las cifras de trabajadores informales, que ya representan hasta el 40% del empleo en algunos países, crecerán rápidamente.

México y Colombia, cuyos ingresos e impuestos serán diezmados por la caída de los precios del petróleo, ya han sufrido rebajas en sus calificaciones crediticias soberanas.

Gran parte de la creciente presión del mercado sobre las economías emergentes hasta ahora se debe a los tipos de cambio. Si bien su fuerte depreciación este año ha hecho a las monedas locales muy baratas, muchos analistas creen que pueden estarlo aún más.

El real brasileño y el peso mexicano y colombiano se encuentran entre las monedas con mayores declives del mundo frente al dólar en lo que va del año, con pérdidas de alrededor del 20% de su valor desde el 1 de enero. La caída de la moneda mexicana y colombiana ha sido particularmente fuerte por el desplome del petróleo.

Sin embargo, estos tipos de cambio históricamente débiles no están alimentando las presiones inflacionarias porque la actividad económica, la demanda y los precios del petróleo y los productos básicos están cayendo con fuerza. Los bancos centrales han podido aplicar políticas monetarias extraordinariamente laxas en medio de la crisis.

Bank of America Merrill Lynch considera que surgirá "un nuevo régimen de política prevaleciente" en el mediano plazo.

"La mayoría de los países están pasando de un régimen de política fiscal restrictiva y monetaria laxa, a un régimen de política fiscal laxa y una política monetaria aún más flexible", dijeron.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad