Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El desplome del crudo abre oportunidad para una reforma fiscal

El gobierno de AMLO puede contemplar una reforma fiscal amplia donde también los estados cobren sus propios impuestos, dicen especialistas.
mié 22 abril 2020 05:49 AM
General view shows Mexican state oil firm Pemex's Cadereyta refinery, in Cadereyta
En 2019 los ingresos petroleros generaron el 17.7% de los ingresos del sector público, los recaudados por impuestos el 59.5%, refieren datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Bien dice el dicho que toda crisis también representa una oportunidad, y esta frase puede aplicarse perfectamente al impacto que padece México por el desplome de los precios internacionales del petróleo, pues a decir de expertos, el gobierno puede impulsar una reforma fiscal equitativa.

El precio del barril de crudo WTI, producido en Estados Unidos, llegó a negativo, pero esto no significa que sea su precio físico, pues refleja el valor que le dan quienes comercializan este insumo, para dar este valor hay distintos elementos, entre ellos el ánimo de los inversionistas en el mercado, explicó Arturo Carranza, analista del sector energético.

Publicidad

“La mezcla mexicana no se escapa de esta sensación y tendremos mucha volatilidad. Se espera que la recuperación de la demanda, y con ella la recuperación del precio, inicie en el segundo semestre de este año, pero no a los niveles previos a la crisis, es decir el precio de la mezcla mexicana se va a recuperar de los niveles actuales, pero no en 49 dólares”, comentó Carranza.

Esto significa que la llegada de ingresos al sector público perderá dinamismo y el Estado tendrá menos recursos, los cuales pueden ser compensados este año con dinero de coberturas petroleras y de los fondos, consideró Alejandro González, presidente del Consejo Directivo de Gestión Social y Cooperación (Gesoc, AC.).

LEE: Impuestos a cigarros y refrescos salvan recaudación de Hacienda

“Sin embargo, se observa un problema serio para 2021 y años venideros por los menores ingresos petroleros y y por impuestos, pues la recaudación depende del crecimiento económico, por lo que sería elemental comenzar a plantear una reforma fiscal y revisión de las tareas recaudatorias de los estados y municipios”, sugirió González.

La revisión de las tareas recaudatorias de los estados es vital, en vista de que las dos principales fuentes de ingresos del sector público son los que se obtienen por la venta de petróleo y el cobro de impuestos federales a los ciudadanos (IVA, IEPS e ISR).

En 2019 los ingresos petroleros generaron el 17.7% de los ingresos del sector público, los recaudados por impuestos el 59.5%, refieren datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Publicidad

Si bien no son tiempos prudentes, por el contexto político y de emergencia sanitaria, es necesario plantear una reforma fiscal y revisar las condiciones para la generación de ingresos de los estados y municipios, vemos que algunos gobernadores han puesto el tema en la mesa, o al menos el de cambios a la Ley de Coordinación Fiscal, también existe el compromiso del presidente de no aumentar impuestos en los primeros tres años de su gobierno, consideró Carranza.

Más que una reforma fiscal que aumente los impuestos, son necesarios cambios que también funcionen como incentivos para la formalidad y la instalación de empresas en el país, además de que sea progresiva, es decir, que paguen más impuestos quienes generen mayor riqueza, coincidieron especialistas.

“También es necesaria una revisión a las capacidades recaudatorias de los municipios, participación de los estados, cambiar el impuesto a la nómina que incentiva la informalidad, poner en orden el cobro de agua y predial por parte de los municipios, existe un gran potencial en este sentido, la gran mayoría de los estados vive de los ingresos que son otorgados por la federación”, refirió el directivo de Gesoc.

LEE: Cuatro estados amenazan con salirse del Pacto Fiscal, ¿es possible?

De esta forma la política fiscal del país sería progresiva, pues impuestos como el predial o la tenencia se calculan en función del valor del inmueble o del automóvil, esto también ayudaría a los estados a depender menos de los recursos federales.

Un informe del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) refiere que 80.8% de los ingresos de los estados son por transferencias federales.

Cambios de esta magnitud, con implicaciones políticas y económicas, pueden darse pasadas las elecciones intermedias, que son en 2021, y para cuando la economía tome un mejor ritmo, pasada la emergencia sanitaria por Covid-19, culminó Carranza.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad