Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Fed complica el panorama del peso y la inflación en México

El inicio de un ciclo alcista en las tasas de interés de EU en 2023 puede inhibir proyectos de inversión y hasta la toma de créditos en países emergentes como México.
lun 21 junio 2021 05:49 AM
Caída en la Bolsa
Las Bolsas de Estados Unidos cerraron con pérdidas.

La vida está llena de sorpresas y en el mundo financiero esta frase no es la excepción. La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sorprendió al mundo la semana pasada al decir que iniciará el ciclo alcista de su tasa de interés en 2023 hasta en 50 puntos base.

El banco central más poderoso del mundo argumentó una mejor situación sanitaria, por lo que el cambio en la política monetaria se dará un año antes de lo previsto. Actualmente la tasa de interés se ubica entre 0% y 0.25%.

¿Qué implica este anuncio para México?, ¿cómo afectará el bolsillo de las personas?

Publicidad

“Las bolsas (de valores) cayeron, el dólar se fortaleció, las monedas de las economías emergentes se depreciaron. Hubo cierta volatilidad, hubo cierto nerviosismo y eso puede afectar las expectativas de inflación y, hasta cierto punto, las expectativas de la actividad económica en su conjunto”, señaló Jessica Roldán, directora de análisis económico de Finamex Casa de Bolsa.

Además de la apreciación del dólar frente a monedas emergentes, como el peso, el anuncio de la Reserva Federal hace más atractivos los bonos del Tesoro de largo plazo, con lo que se produce un efecto de portafolio. “Cuando el mercado empieza a anticipar que pudiera venir una subida de tasas antes de lo esperado, los bonos a largo plazo comienzan a ser más atractivos y hay una recomposición del portafolio de mercados emergentes como el peso, en el caso de México. Entonces, sale del país y entra a Estados Unidos”, explicó por su parte Jesús Garza, profesor del EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.

El pesó mexicano cerró la semana pasada con una depreciación de 3.56% (70.7 centavos), para llegar a 20.58 unidades por dólar estadounidense.

Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base, comentó que aunque el fortalecimiento del billete verde comenzó antes del anuncio de la Fed (el 16 de junio), el hecho de que el banco central adopte una postura menos flexible dio un empuje a la moneda.

“Si la gente empieza a esperar que las tasas de interés van a subir antes de lo esperado puede inhibir algunos proyectos de inversión o también podría inhibir la toma de créditos de parte de las empresas o de los consumidores”, dijo Roldán Peña. “Probablemente el mercado esperaba solo un alza en 2023 y anunciaron dos”, agregó.

¿Qué sigue?

La tasa de la Fed es una referencia en el mundo, por lo que la dirección en la que se mueva suele dictar el rumbo que toman otras economías, sobre todo las emergentes, incluida la de México.

¡Escúchanos!

Aunque no se espera que la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) suba la tasa de interés de referencia en la reunión del 24 de junio, hay voces que apuntan a que el banco central debe comenzar pronto un ciclo alcista, como lo han hecho países como Brasil, Turquía y Rusia.

“Soy de los que piensan que el tema inflacionario en México no es transitorio y que ya debería actuar el Banco de México. Hay varios factores: uno es que varios países ya están enfrentando el choque de los commodities sobre su inflación. Segundo, luego de un pico de 6.1% de inflación en abril, el dato de mayo fue de 5.89%, lo que indica que una desaceleración del ritmo de crecimiento de los precios. Sin embargo, la inflación subyacente no, que creció de 4.3% en abril a 4.37% en mayo”, advirtió Garza, de la EGADE.

La Fed, a diferencia de Banco de México, tiene un mandato dual, es decir, además de mantener controlada la inflación, el banco central estadounidense tiene como objetivo lograr el pleno empleo.

Publicidad

“Tomar medidas abruptas no es el estilo del Banco de México y no son aconsejables, hay que adoptar un enfoque de prudencia”, dijo por su parte Jessica Roldán.

Nueva normalidad

El viernes pasado, el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, declaró que el endurecimiento de la política monetaria de la Fed es una respuesta “natural” al crecimiento económico y, particularmente, a la inflación que se mueve más rápido de lo esperado.

En entrevista con la cadena CNBC, Bullard dijo que estaba entre los siete miembros de la Fed que esperan que medidas más agresivas, con aumentos de tasas a partir del próximo año, contengan la inflación que se cree que será más persistente de lo que calculan sus colegas.

"Calculo que empezaremos (a subir la tasa de interés) a finales de 2022", dijo Bullard, de acuerdo a la agencia Reuters.

La especulación en torno al futuro de la política monetaria de la Fed provocó que los mercados cerraran con resultados negativos. En Estados Unidos, el índice Dow Jones registró una pérdida semanal de 3.45%, señaló Siller, de Banco Base.

En México la Bolsa Mexicana de Valores tuvo una pérdida semanal de 2%, para cerrar en 50,261.68 puntos.

El presidente del la Fed, Jeorme Powell se ha comprometido ser más transparente en la toma de decisiones que haga el banco central en los siguientes meses.

Publicidad
Publicidad
Publicidad