Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estas son las 3 start-ups en las que invirtió Marcus Dantus durante Shark Tank

Refly, Happy Mermelades y Oh my cat! son las empresas mexicanas que convencieron al experto en emprendimiento de invertir más de tres millones de pesos.
mar 28 mayo 2019 03:43 PM
Aprender.
Marcus Dantus considera que el programa Shark Tank es aspiracional, ya que más de un emprendedor quiere presentarse ante los tiburones, pero muchos no aprenden de los errores que cometen los que ya han pasado por ahí.

Un marketplace para la reventa de boletos de avión , un fabricante de rascadores para gatos y una productora de mermeladas para exportación. Estas son las start-ups en las que Marcus Dantus, especialista en emprendimiento y uno de los cinco tiburones del programa televisivo Shark Tank, ha invertido más de 3 millones de pesos durante 2018.

“En las empresas en las que yo invierto, todas tienen un componente de innovación. Puede ser en diseño, modelo, tipo de producto o componente que se utilizan”, resalta el inversionista. “Como las mermeladas, en las que se usa miel de agave, un recurso mexicano para bajar el consumo de azúcar”.

Publicidad

La innovación es justo el gancho para atrapar a este inversionista, quien en cada programa sigue señalando los puntos débiles de los emprendedores. “Es increíble que a pesar de que ven el programa o les platicas lo que deben hacer y lo que no, muchas veces ignoran lo que les dices. No siempre ponen atención ni aprenden la lección viendo a otros”, comenta el también fundador del programa de incubación de empresas Startup México.

Lee: Refly, la start-up de reventa de boletos de avión, vuela hacia Europa

Pero ese no fue el caso de Raymond Zeitouni, cofundador de Refly; Erika Carrillo, de Happy Marmalades; así como de los socios Alejandra León y Raúl Castillo, de Oh my cat!, que lograron convencer al inversionista. "Son empresas que se encuentran en etapas tempranas, falta mucho para ajustar su modelo de negocio y para empezar a tener un crecimiento importante", señala Dantus.

Refly. La plataforma de reventa de boletos de avión —fundada en febrero de 2017 por Zeitouni, Shantal Jordana, Joseph Cohen y José Salame— fue la primera start-up en la que Dantus invirtió durante el programa. El financiamiento fue por 600,000 pesos y ocurrió en agosto de 2018.

En Refly, las personas pueden revender sus boletos de avión y recuperar hasta 80% de su precio. La empresa cobra 10% de comisión cuando se concreta la compra por otro particular. Por el momento, la compañía está enfocada al mercado mexicano. Y la inversión la han utilizado en automatizar varios de sus procesos, como el servicio al cliente para hacerlo más rápido y personalizado.

Recomendamos: Startup México abre campus en Brasil y tiende puente para emprendedores

"En 2018 le fue muy bien a Refly, creció mucho. Este año ha bajado el consumo de boletos de avión y acorde a ello bajaron un poco las ventas", revela Dantus. Para contrarrestar esa situación, la start-up amplió su mercado para involucrar a las empresas. "Nos otorga más volumen, si el usuario pone a la venta dos o tres boletos, las empresas colocan hasta 50 vuelos”.

También afinaron sus procesos de mercadotecnia, segmentación y comunicación con sus usuarios en redes sociales, como Facebook. “La idea es meter códigos de descuento, programas de referidos que lanzaremos en los próximos dos meses para aumentar la venta”, dice Zeitouni.

Publicidad

Happy Marmalade. En 2013, un viaje de un mes a Europa y la monotonía del sabor a fresa de la mermelada despertó en Erika Carrillo el deseo de que allá conocieran las jaleas de papaya, guayaba o mango que elaboraba su mamá Leticia Rodríguez. A su regreso, se tomó en serio la posibilidad de exportarlas. Investigó los requisitos, hizo trato con un distribuidor de Alemania que conoció en una feria de productos artesanales y en 2017 envió las primeras tres tarimas con las mermeladas a ese país.

“Exportamos a Alemania, a Rusia, tenemos un contrato con Ucrania, estamos explorando abrir mercado en Estados Unidos y curiosamente en México”, comenta Carrillo. La planta de producción tiene su sede en Guanajuato, donde manufacturan 20,000 frascos de mermelada de frutas tropicales elaboradas con miel de agave, 80% de los cuales se van al exterior.

En septiembre, la emprendedora se presentó en el programa final de la tercera temporada de Shark Tank tras recibir una invitación de los organizadores.

Video: Proyectos estilo Shark Tank, Carlos Bremer habla del impulso a los emprendedores

En Shark Tank, Carrillo se presentó ante los cinco inversionistas y fue con Carlos Bremer con quien se acordó hacer la inversión. Finalmente no se concretó y meses después la emprendedora se encontró en un evento con Dantus, con quien finalmente hizo el trato. “Estamos en proceso de que llegue el capital, la inversión es por dos millones de pesos”, detalla la empresaria.

Su empresa produce una quinta parte de la demanda que tiene su producto. “Un solo cliente me puede comprar un contenedor tres veces al año, nuestra demanda es de 100,000 piezas y solamente podemos producir ahorita 20,000”, dice Carrillo, quien tiene urgencia de crecer, pero no a costa del proceso artesanal de sus mermeladas.

“No queremos industrializar completamente el proceso porque somos una empresa social que da empleo a mujeres –hasta 10 personas-, pero sí queremos automatizar ciertas partes, como envasado o etiquetado”. Este proceso le permitiría duplicar su producción actual, estima la emprendedora.

Publicidad

Oh my cat! Los mininos son hermosos, pero no son los mejores amigos de los muebles, como pudieron comprobar Alejandra León y Raúl Castillo. Para evitar que las mascotas siguieran rasgando los sillones crearon un rascador de cartón corrugado que resultó efectivo. En 2013 decidieron explorar la oportunidad de negocio.

Lee también: Emprendedores mexicanos ‘nadarán’ con ‘tiburones’ en ‘Shark Tank México’

La empresa cuenta con 25 distintos modelos de rascadores reciclables que están a la venta en su tienda online de Kichink! y en un punto de venta físico en la Ciudad de México, donde también se fabrica.

Los emprendedores se presentaron en agosto de 2018 en la tercera temporada de Shark Tank. En ese programa mostraron que, aunque hay otros rascadores en el mercado a precios más competitivos, los suyos no solo eran atractivos en cuanto a diseño sino que eran tres veces más durables que los primeros, según dijeron a los tiburones.

Dantus les ofreció los 600,000 pesos que buscaban de inversión a cambio de 25% de participación en la empresa. Los emprendedores aceptaron la oferta. Al respecto el inversionista comenta: "Es una empresa muy pequeña, pero me gusta apoyar la creatividad de los mexicanos. Ahí va, ya les presentamos algunos posibles distribuidores de sus productos".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad