Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rector de la UIC: “Las incubadoras están pasando de moda”

El rector de la Universidad Intercontinental, Bernardo Ardavín, expone los mecanismos que tendrá el nuevo Instituto de Desarrollo Empresarial Intercontinental (Idemi) para formar a emprendedores.
vie 05 julio 2019 05:48 PM
Nuevo reto.
Bernardo Ardavín, rector de la Universidad Intercontinental (UIC), es creador del Instituto de Desarrollo Empresarial Intercontinental (Idemi).

En México existen más de 256 incubadoras de negocios con reconocimiento oficial. Entre sus aportes está la generación de nuevas empresas, pero también que éstas tengan mayores probabilidades de vivir. Para Bernardo Ardavín, rector de la Universidad Intercontinental (UIC), estos organismos están pasando de moda.

“Las incubadoras requieren de muchos recursos y sus resultados no son comparables con los montos que hay que invertir”, señala el rector de la UIC, quien en mayo pasado puso en marcha el Instituto de Desarrollo Empresarial Intercontinental (Idemi), una escuela de negocios que formará a emprendedores y hombres de negocios.

Publicidad

El ex consultor empresarial afirma que hay vías más fructíferas para impulsar el emprendimiento desde la academia y para formar a nuevos empresarios, las cuales explorará el Idemi.

Expansión: ¿Cuál fue el objetivo de crear el Idemi?

Bernardo Ardavín: Cumplimos 43 años de la fundación de la UIC y tenemos un plan estratégico para el 50 aniversario en el 2026. Una parte fundamental es fomentar el autoempleo con una visión competitiva y de empresa moderna entre nuestros estudiantes.

Es evidente que la única entidad económica que produce e incrementa la riqueza en México y el mundo es la empresa. Con la ella, la riqueza se consolida, se acrecienta y se distribuye. Son entidades con las cuales la humanidad ha alcanzado la prosperidad. Por ello, es fundamental que nuestros estudiantes y egresados piensen en ser buenos colaboradores en una compañía, pero también que se planteen la posibilidad de crear una.

Por esta razón tu startup necesita implementar business intelligence

Lee: Tres claves para formar emprendedores exitosos

E: Entonces, ¿van a formar emprendedores?

BA: Sí, ese es uno de los objetivos hacia adentro. Hacia fuera vamos a ayudar a los que ya se han lanzado a crear un negocio a que adopten visiones, actitudes y acciones acordes a los momentos que estamos viviendo. Yo me dediqué más de 10 años a la consultoría para pequeñas empresas y lo que estamos usando es lo que se llama la competitividad sistémica, que tiene cuatro niveles: micro, meso, macro y meta.

En el micro, la empresa junto con aquellas con las que tiene vecindad o son del mismo giro tienen que cuidar la productividad, el mercado, el producto. Deben tener una visión global pero actuando en lo local. En el nivel meso lo importante son las políticas de gobierno, el sistema financiero, el ambiente laboral, las obligaciones con el medio ambiente y las nuevas tecnología.

Publicidad

Luego viene el nivel macro que trata del contexto económico, como el reciente tema de los aranceles. Son cuestiones que no dependen de la empresa, sino de las políticas del gobierno y del contexto internacional y que debe de considerarse con la asesoría adecuada. Finalmente está el metanivel que es la cultura, el hacer las cosas bien desde la primera, la seguridad pública, la solidaridad social, el Estado de derecho.

Lo que vamos a hacer en el Idemi es dar a los participantes está visión de forma que no sufran por no tener consciencia de toda esta problemática sistémica de los negocios.

E: ¿Cómo van a formar a los emprendedores? ¿Van a tener alguna incubadora?

BA: Las incubadoras están pasando de moda. Lo mejor para los muchachos es que vayan a estudiar por un periodo a una empresa, acompañados de sus maestros y aprender ahí cuáles son los principales problemas y cuáles las posibles soluciones que éstas utilizan para resolverlos.

Video: 5 factores que limitan el crecimiento de las mipymes en México

Eso da mucho mejor resultado, porque finalmente las incubadoras requieren de recursos gigantescos y los resultados que entregan no son comparables con los montos que hay que invertir, así que parece que otras vías son mucho más fructíferas para el emprendimiento.

En la empresa puede que conozcan cómo diseñar un plan de negocios, pero también sobre recursos humanos, tener una comunicación adecuada mediante la tecnología moderna y cómo se enriquece la empresa aprovechando la inventiva de todos sus colaboradores. Eso es muy importante que se aprenda, tanto como aprender a formular un plan de negocios.

E: El Idemi fue inaugurado a finales de mayo y ya arrancó actividades con los cursos ¿qué están haciendo para darlos a conocer?

BA: Sí, ya tenemos algunos cursos y desde luego los vamos a intensificar. Tenemos relación con cámaras empresariales y más contactos en la zona. El instituto está en la colonia Roma –en el campus de la UIC en la Ciudad de México- y va a tener sucursales. En la Roma es donde estamos dando a conocer los servicios y vamos a ofrecer cursos diferentes que atiendan al dimensión sistémica de hacer negocios.

Publicidad

E: ¿Qué los va a hacer diferentes a los de otras instituciones de formación de empresarios?

BA: La visión actual de los negocios. Es importante pensar en las utilidades y en los resultados, pero lo es aún más pensar en la propuesta de valor, en cómo atender las necesidades de la sociedad y del mercado, cómo aprender a asociarse y sobre los recursos humanos, físicos y económicos. La distribución a través de los canales. Empresas como Amazon o Alibaba han cambiado los paradigmas que antes se tenían y nosotros pretendemos darles a conocer toda esa situación para que la manejen bien.

E: ¿Están pensando en algún tipo de empresario en particular?

BA: Es para las pequeñas empresas. Lo que no quiere decir que sean de menor calidad o menos competitivas. Porque pueden ser mejores si cumplen una serie de requisitos, como evitar ofrecer sus productos o servicios al consumidor final. Porque al hacerlo no pueden competir con las grandes empresas que tienen economías a escala y recursos tecnológicos. Lo que deben hacer esos pequeños empresarios es meterse en las cadenas de valor.

Recomendamos: Tres preocupaciones de los CIO de Pymes, de cara al 2019

Y para hacerlo deben cuidar especificaciones técnicas que esos grandes clientes les van a pedir y que muchas veces se diseñan en conjunto. También las pequeñas empresas tienen que ser confiables, tener gobierno corporativo y, algo que en la UIC les damos mucho peso, que son los valores: la integridad, los derechos humanos y el medio ambiente. Algunos proveedores son descalificados por tener situaciones de discriminación o de otra índole, por eso los rechazan.

Les vamos a enseñar sobre modelos de negocios modernos, como el Canvas, para trabajar de una forma más abierta con el público, con sus posibles consumidores. También sobre cómo recabar fondos, no sólo con familiares y amigos.

E: ¿Cuál es el mayor problema en la formación de empresarios?

BA: El problema es de tipo cultural. Cuando cruzamos la frontera –entre México y Estados Unidos- nos volvemos muy puntuales, hacemos las cosas bien a la primera, cumplimos con la ley porque si no nos corren, nos meten a la cárcel o fracasamos. Pero eso en México no es así, por lo que necesitamos acrisolar esos valores, que sí tienen muchos mexicanos pero que no son una regla general.

Ese es el principal problema y de ahí se deriva que tengamos el vicio de la corrupción, porque la falta de esas características culturales hace que la gente tenga la tentación de irse por la libre.

Otro problema muy grande son las autoridades. Mientras que en países como Estados Unidos, Alemania, Japón o Corea el gobierno está empeñado en generar nuevas empresas y darles todas las facilidades para fundarlas y acompañarlas para que crezcan, aquí los empresarios pueden ser personas heroicas y no estoy exagerando. Cumplir con la ley es un verdadero calvario, no entiendo porqué el gobierno cada vez nos la pone más difícil.

La gente no está en la formalidad porque cuesta un trabajo tremendo estar dentro de la ley. El gobierno desde hace mucho tiempo atrás solo ve a los empresarios como una fuente de impuestos. Cada vez da una vuelta al tornillo para apretar más con reportes y para que paguen más impuestos. Así que ese es otro gran problema, la informalidad, que evita que las empresas crezcan, adopten la tecnología y se integren a una cadena de valor.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad