Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Kushki no se detendrá hasta conectar todo Latam, asegura su fundador

El 2022 ha sido un año de ensueño para la paytech Kushki, que planea continuar con el ritmo en los siguientes años, confía su fundador Sebastián Castro.
vie 25 noviembre 2022 04:23 AM
Sebastián Castro
Sebastián Castro, cofundador de Kushki.

Este año, Kushki hizo historia al conseguir una valuación de más de 1,000 millones de dólares y convertirse en el primer unicornio de Ecuador, después de una segunda ronda de inversión serie B por 186 millones de dólares.

Con el objetivo de conectar a toda Latinoamérica, la paytech adquirió, en agosto, a la firma mexicana Billpocket y, en octubre, lanzó una nueva división de su negocio. Sebastián Castro, uno de los fundadores de la firma, cuenta a Expansión las claves y planes del crecimiento de Kushki.

Publicidad

Expansión: ¿Cuáles crees que fueron las claves que les llevaron a ser unicornio?

Sebastián Castro: El unicornio para nosotros fue un hito importante, pero no es algo a lo que le apuntamos como tal, lo más importante desde un inicio fue tener claro que nuestra misión es conectar a Latam con pagos, y muchas veces eso ha implicado no vender muy rápidamente el producto, porque al final lo que nosotros construimos son infraestructuras, y no solo de un mercado, sino de siete u ocho países. El éxito de Kushki es nunca haber perdido nuestro sentido.

¿Crees que hubiera pasado de no ser porque había un exceso de liquidez en el mercado?

Sebastián Castro: Quizá sí, pero todavía hay un montón de liquidez en el mercado. La crisis de las startups que se está viviendo no es por eso, tiene otras razones y yo creo que vamos a pasar un tiempo en el que las valuaciones van a ser más moderadas, pero creo que las excelentes empresas van a levantar siempre bien y a una buena valuación.

¿Cómo está parado Kuski? ¿Qué retos se les presentan?

Sebastián Castro: Yo creo que bien, porque al final Kushki no está reinventando la rueda, es una empresa de pagos pura, es un modelo que ha existido por muchísimo tiempo y, si hablamos de pagos electrónicos en los últimos 40 años, primero en mercados desarrollados y ahora en Latinoamérica, es un modelo muy rentable cuando está bien dimensionado.

En muchos de los mercados que estamos visualizando para Kushki sigue habiendo retos regulatorios, incluyendo mercados en los que ya operamos, pero creo que en el tiempo desaparecerán, habrá una especie de convergencia, en la medida en que reguladores de un país A se den cuenta que en país B y país C ciertos modelos funcionaron súper bien.

 

¿Qué diferencia a Kushki de otros competidores y qué potencial de crecimiento tiene?

Sebastián Castro: Lo que nos diferencia con la gran mayoría de empresas de pagos, por lo menos en Latinoamérica, es que nosotros hicimos un play hacia la infraestructura como tal y eso es imprescindible al momento de querer empaquetar una solución que tiene todo: la mejor tasa, el mejor uptime, los mejores controles de fraude, la mejor operatividad, o sea hay mucha operatividad humana en lo que hacemos, porque sigue habiendo ecosistemas imperfectos en Latinoamérica y muy poco digitalizados muchas veces y Kushki interactúa con ese ecosistema, entonces el haber construido la infraestructura en lugar de solamente estar revendiendo capas de valor iterativo creo que es lo que nos diferencia muchísimo y es precisamente la razón por la que decidimos crear Kuski Mundial, porque nos dimos cuenta que habían, sobretodo, muchos proveedores de pagos.

Kushi Mundial está dirigido a otros proveedores de pagos que operan fuera de Latinoamérica, pero que tienen volúmenes de procesamiento en la región y entonces Kushki se vuelve ahora un one stop shop para todo Latam en el que esas empresas que típicamente tienen comercios extranjeros fuera de la región pueden ahora darles el servicios de poder procesar en Latinoamérica, y sobretodo les quitamos el dolor de cabeza gigantesco que es integrarse localmente a los medios de pago, todos nuestros mercados son complejos en ese sentido, por temas regulatorios o de tecnología arcaica.

Recientemente realizaron la adquisición de Billpocket ¿A qué obedece esta estrategia?

Sebastián Castro: Billpocket hace un complemento integral con lo que ya era Kushki, que es infraestructura y pagos en línea, y Billpocket es logística de terminales y pagos offline, es un complemento perfecto que nos permite ofrecer una solución omnicanal en toda la región, empezando en México, pero a partir del próximo año seguramente ampliaremos el servicios en los mercados en los que estamos.

¿Qué planes de expansión tienen para los próximos años?

Sebastián Castro: Ahí toca separar lo que es producto y estrategia comercial. En producto siempre vamos a estar enfocados en Latinoamérica, porque todavía hay mucho por hacer, tanto por innovar y por estandarizar procesos de pagos en toda la región que nos va a llevar una vida entera. Del lado comercial, con Kushki Mundial empezamos a ver el poder de mostrar lo que hemos hecho fuera de la región y dar ese valor a proveedores de pago que quieren conectarse a Latinoamérica.

Seguiremos con nuestra misión de conectar a Latinoamérica con pagos, realmente creo que nosotros no vamos a parar hasta que tengamos la tubería de pagos más completa de la región, que podamos conectar cualquier país en cualquier moneda y cualquier método de pago.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad