Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los supermercados de EU se enfrentan en una guerra de precios

Las principales tiendas están bajando sus precios para captar mercado en la era de compras en línea y mayor competencia por parte de Amazon.
vie 08 junio 2018 06:25 AM
Apuestan por los precios bajos
Apuestan por los precios bajos Aunque las rebajas pueden ayudarlos a aumentar su participación en el mercado, aumentar las ventas y eliminar el inventario adicional, la reducción de los precios carcome los márgenes de ganancias. (Foto: Traitov/Getty Images/iStockphoto)

¿Buscas ofertas? En Costco, Target, Walmart y Kroger se propusieron bajar sus precios este año y lo están cumpliendo en Estados Unidos.

Costco: “El precio está en la parte superior de nuestra lista”, informó la semana pasada a los inversores el director financiero de Costco, Richard Galanti. “Cuando los precios bajan... queremos ser los primeros en bajarlos”.

Recomendamos: Muere el cofundador y presidente de Costco a los 74 años .

Costco está utilizando sus ahorros en recortes fiscales para invertirlos en salarios más altos para los trabajadores y precios más bajos en comida, ropa y artículos básicos para el hogar.

Walmart: “El precio aún importa. Hay muchos estadounidenses que cuentan cada centavo”, dijo el presidente ejecutivo Doug McMillon en la reunión de accionistas de Walmart la semana pasada.

Los precios de Walmart cayeron cerca de 4% de febrero hasta abril, liderados por Cheerios, la catsup Heinz y el gel para baño Old Spice, según una reciente encuesta de Raymond James. El precio de Cheerios bajó en más del 40%. Los precios de Walmart para alimentos de marca nacional de hecho fueron más bajos que los de Dollar General y Family Dollar's.

Publicidad

Lee: Las claves de Walmart para ser ‘más verde’ .

Walmart es el líder en fijación de precios y está obligando a sus rivales a igualar sus movimientos a la baja, según el analista de Wolfe Research, Scott Mushkin. “El destino de la industria pasa directamente por Bentonville”, dijo.

Target: Target ha estado bajando los precios desde el comienzo de 2017 para recuperar clientes.

“Creemos que la percepción de valor por parte del consumidor en Target no ha reflejado cuán bajos son nuestros precios finales", dijo el presidente ejecutivo Brian Cornell a los inversores el año pasado.

Lee: Walmart, Target y Kroger abren su billetera para defenderse de Amazon .

Cornell ha liderado a la compañía a través de una fase de inversión de 7,000 millones de dólares, que ha incluido recortar precios, para consolidar las ventas.

En mayo, Target dijo que su estrategia estaba funcionando.

Las ventas en caja de artículos de precio regular aumentaron más de 1,000 millones de dólares en comparación con el año pasado. El ejecutivo de Target, Mark Tritton, lo atribuyó al “impacto de nuestra estrategia diaria de precio correcto”.

Kroger: Kroger no está ansioso de entrar a una guerra de precios, pero está listo para luchar.

“No vamos a perder en el precio, pero no estamos tratando de llevar al mercado hacia abajo”, dijo el presidente ejecutivo, Rodney McMullen, a inversores en marzo.

Kroger ha “resentido las consecuencias negativas de un Walmart renaciente más que nadie”, dijo el analista Mushkin.

¿Por qué están cayendo los precios?

Las compañías fueron reticentes a decir qué artículos costaban menos—y por cuánto—, pero está claro que la guerra de precios en el mundo de los supermercados y la venta minorista es intensa.

Sus movimientos chocan con la tendencia actual de los precios. La inflación ha llegado al 2% y las empresas enfrentan crecientes costos en todo, desde el petróleo hasta la celulosa.

Lee: La sobrerregulación pesa en las aperturas de las tiendas minoristas .

Pero estas compañías están lidiando con varias amenazas: competencia entre ellas, tiendas de precios a un dólar y, por supuesto, Amazon.

Prometer precios bajos y un gran valor es su mensaje clave hacia los compradores. Calcular mal el costo de los huevos o la leche los arriesga a perder la compra ante los rivales. Walmart y Target, por ejemplo, incluso ofrecen garantías de igualación de precios contra otros minoristas. Costco tiene su propia política de ajuste a precios bajos.

Según los expertos, estas compañías se vigilan mutuamente y realizan cambios en los precios en los estantes de las tiendas y en línea para mantenerse a la vanguardia.

Los descuentos y promociones tienen efectos mixtos. Aunque las rebajas pueden ayudarlos a aumentar su participación en el mercado, aumentar las ventas y eliminar el inventario adicional, la reducción de los precios carcome los márgenes de ganancias.

Lee: Amazon y Walmart llevan su pelea hasta India .

Un motivo más sutil podría conducir a los grandes jugadores a bajar los precios. Están aumentando la presión sobre las cadenas de supermercados regionales que ya están en dificultades y que no pueden permitirse bajarlos, dijo el analista de supermercados David Livingston. La empresa matriz de Winn-Dixie, Southeastern Grocers and Tops, una cadena en el noreste, se ha declarado en bancarrota recientemente.

También es cada vez más difícil para estas compañías subir los precios en la era de las compras en línea.

“Los precios son más transparentes que nunca”, dijo Bill Duffy, director asociado de investigación de la consultora Gartner L2. Los compradores pueden comparar los costos en Amazon, mientras que las búsquedas de productos de Google presentan los precios de manera prominente.

La adquisición de Whole Foods por parte de Amazon el año pasado aumentó la presión sobre las tiendas de comestibles.

Kroger es la cadena de supermercados más grande de Estados Unidos por ingresos, y las compras de comestibles representan el 56% de las ventas de Walmart. Alrededor de la mitad de las ventas de Costco provienen de la venta de alimentos.

Amazon tiene una estrategia probada para debilitar los precios de los participantes establecidos para ganar cuota de mercado, y está empezando a intensificar esa estrategia con Whole Foods. Amazon ha reducido los precios de Whole Foods y los miembros de Prime ahora obtienen un 10% de descuento en sus compras en un esfuerzo por cambiar la reputación de “Whole Paycheck” (“Todo el sueldo”) de Whole Foods.

Lee: 5 formas en que Amazon ha cambiado Whole Foods .

La entrada de las tiendas de descuento alemanas Aldi y Lidl también está contribuyendo a la guerra de precios.

En seis mercados de Virginia y Carolina donde la compañía abrió tiendas, otros supermercados en el área bajaron los precios hasta en 55% en comparación con lugares donde Lidl no estaba, halló la profesora Katrijn Gielens de la Escuela de Negocios Kenan-Flagler de la Universidad de Carolina del Norte.

“Se espera ampliamente que la competencia de precios se intensifique aún más en los próximos años a medida que Lidl se expanda”, dijo Gielens. “Hay pocas dudas de que los consumidores se beneficiarán de ello”.

Publicidad
Publicidad