Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presidente de PwC lucha por la diversidad en las empresas

Tim Ryan ha fomentado una conversación sobre racismo en el entorno de trabajo, así como compromisos de otros CEO para alentar la diversidad.
mar 27 noviembre 2018 05:15 AM
Businesspeople holding speech bubbles
Cambios paulatinos Aunque las empresas han hablando de mejorar la diversidad durante décadas, Ryan dice que está empezando a ver un verdadero impulso.

Haley Draznin

NUEVA YORK - Cuando Botham Jean, un asociado afroamericano de 26 años en PricewaterhouseCoopers, fue asesinado a tiros en su casa de Dallas por un oficial de policía fuera de servicio en septiembre, Tim Ryan se encontró ante otra conversación difícil con sus empleados acerca de la raza.

En un correo electrónico, el presidente de PwC de Estados Unidos alentó a todos los empleados a “tomarse el tiempo necesario para comprender las experiencias que atraviesan nuestras minorías subrepresentadas —y especialmente, en esta situación, nuestros colegas negros— en su vida cotidiana para que todos podamos ser mejores compañeros de trabajo, amigos y aliados”.

Lee: Esta start-up mide en tiempo real el potencial de tus empleados

Este tipo de entendimiento es algo que Ryan ha estado buscando desde que asumió la presidencia en julio de 2016. A pocos días de iniciar su nuevo cargo, las muertes de Philando Castile y Alton Sterling por parte de oficiales de policía, así como el tiroteo de cinco policías de Dallas por un pistolero solitario ocurrieron en el transcurso de solo tres días.

“Empezamos a ver el desintegramiento, desde mi punto de vista, de Estados Unidos”, dijo Ryan a Poppy Harlow de CNN en el último episodio de Boss Files. “Cuando llegué a trabajar el viernes por la mañana, el silencio era ensordecedor”.

Publicidad

“Al final tuve que tomar una decisión: hablemos de ello”.

Ignoró a algunos de los más cercanos a él que le advirtieron que no abordara el tema de la raza en el lugar de trabajo. “Un presidente ejecutivo me dijo: 'Estás loco, esto te va a estallar en la cara'”, reflexiona Ryan.

Lee: Inteligencia Artificial verdaderamente inteligente: ¿un riesgo para el humano?

En cambio, el nativo de Boston desafió a los críticos que cuestionaron lo que sabía sobre los desafíos de la diversidad, y lanzó una serie de emotivas conversaciones a nivel general de la compañía sobre la raza, las cuales continúan hasta hoy.

“Aunque no sea latino ni afroamericano ni mujer, soy un líder de nuestra gente y ahí radica mi responsabilidad: nuestra ética, nuestros valores, nuestra gente y nuestros clientes. Creo que es la responsabilidad —independientemente de tu aspecto, o de quién eres— abordar este problema. Y eso es lo que hicimos”, dice Ryan.

Las conversaciones resultantes fueron reveladoras, dice Ryan. Supo que muchos de los profesionales afroamericanos con los que trabaja han tenido que enseñarles a sus hijos que la policía puede detenerlos sin otra razón que no sea el color de su piel, o que estos empleados llevan consigo su tarjeta de presentación de PwC en caso de que sean detenidos para demostrar a la policía que pueden pagar el auto que conducen.

Lee: Poco a poco, Amazon se gana el corazón de los graduados en EU

Ryan dice que fue “desgarrador” escuchar estas historias y que quedó avergonzado de no saber nada de ellas.

“Si no hacemos que sea seguro que [los empleados] hablen sobre lo que realmente piensan, nunca seremos el negocio que queremos ser ni serviremos a nuestros clientes como queremos hacerlo”, dice Ryan.

En 2017, Ryan ayudó a iniciar el programa CEO Action for Diversity & Inclusion, una colaboración de presidentes ejecutivos de todo el mundo corporativo estadounidense dedicado a promover discusiones sobre diversidad e inclusión en el lugar de trabajo.

Como parte de este esfuerzo, Ryan ha pedido a todos los CEO de Fortune 1000 que firmen un compromiso de diversidad.

Cuando comenzó a comunicarse con los CEO, Ryan esperaba que entre 25 y 40 firmaran el compromiso. Hoy, más de 500 se han unido.

Lee: Talento, el escudo de tu empresa ante riesgos

“La complejidad del trabajo del CEO actual se multiplica por diez”, dice Ryan a Harlow. “Las habilidades que un CEO necesita hoy en día, son muchas más de las que un CEO necesitaba hace apenas cinco años. Porque si no estás involucrado con la sociedad, te juzgarán con dureza. Si no estás involucrado con la sociedad, no ganarás la guerra por el talento”.

Aunque las empresas estadounidenses han estado hablando de mejorar la diversidad durante décadas, Ryan dice que está empezando a ver un verdadero impulso. En una nueva encuesta de directores corporativos de PwC, el 91% informa que sus consejos directivos han tomado algunas medidas para aumentar la diversidad, un alza de cuatro puntos porcentuales respecto al año pasado.

“Mi objetivo es ayudar a ser uno de los muchos líderes que pueden ayudar a las empresas estadounidenses a ser relevantes en la inclusión”, dice Ryan.

“Me encantaría ser recordado como alguien que lideró un movimiento que hizo que los lugares de trabajo estadounidenses fueran totalmente inclusivos”.

Sus esfuerzos en cuanto a diversidad han hecho que algunos se pregunten si podría postularse para un cargo público.

“Ya veremos”, dijo Ryan a Harlow. “Hay una gran oportunidad para ayudar a la sociedad... Es algo que es muy atractivo, poder ayudar a donde necesitamos ir como país. Necesitamos personas que puedan encontrar puntos en común, y necesitamos personas que puedan unir a las personas, encontrar un problema común y tratar de resolverlo”.

Publicidad
Publicidad