Publicidad
Header
Publicidad

Nuestras Historias

La 'nueva Pemex' todavía tendrá que importar crudo en 2019

La petrolera prevé que comprará 33.9 millones de barriles al exterior, a pesar de las críticas de López Obrador a estas importaciones. Pero de momento, el país depende del combustible del extranjero.

La nueva administración de Pemex planea continuar con las importaciones de crudo ligero para las refinerías, una estrategia criticada con dureza por el presidente Andrés Manuel López Obrador en meses pasados, tras el anuncio de la adquisición de 1.4 millones de barriles de petróleo en el extranjero.

Pero Pemex depende de estas importaciones, y el plan del nuevo gobierno de impulsar la refinación para convertir a México en autosuficiente —si tiene éxito, lo que varios analistas ponen en duda— llevará tiempo.

Por ello, Pemex prevé comprar 92,900 barriles de petróleo ligero, en promedio diario, en 2019: un total de 33.9 millones de barriles a lo largo del año, según datos del proyecto de presupuesto.

Lee: La nueva refinería de AMLO recibirá 50,000 mdp en 2019

El sistema de refinación de Pemex se construyó con la idea de que procesara crudo ligero. Sin embargo, los yacimientos donde se extraía se han ido agotando, y se han reemplazado con otros que producen petróleo más espeso (crudo pesado).

Publicidad

Por tanto, el petróleo ligero importado debe mezclarse para lograr una mayor eficiencia en la refinación de productos como la gasolina. Y aún hay tres plantas de Pemex, como la de Salina Cruz, en Oaxaca, que no están reconfiguradas para procesar el crudo pesado de manera más eficiente.

El plan de mediano plazo del gobierno es dar mantenimiento a las seis refinerías de Pemex —para lo que ha destinado un presupuesto de 7,500 millones de pesos (mdp) en 2019, de un total previsto de 45,000 mdp— y construir una nueva en Dos Bocas, Tabasco, con una inversión total estimada en 8,000 millones de dólares.

Recomendamos: AMLO presenta su plan de "rescate" para elevar la producción de Pemex

La intención de estas inversiones es reducir la dependencia de las importaciones de gasolinas, que suponen cerca del 75% del mercado interno.

Para reducir su dependencia del combustible externo, Pemex debe producir más petróleo. Sin embargo, la compañía prevé quedarse en 2019 en 1.8 millones de barriles, en promedio diario, lo que implicará una nueva caída respecto a los 1.85 millones de barriles esperados para finales de este año.

“Pemex prevé que con el gasto de inversión presupuestario logrará producir 1,801 mbd (miles de barriles) de petróleo crudo y 4,320.5 millones de pies cúbicos diarios de gas natural (incluye nitrógeno y CO2)”, explica la carta de exposición de motivos del proyecto de presupuesto.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad