Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Fitch baja calificaciones de Pemex

La medida fiscal anunciada por el gobierno para apoyar a la petrolera no es suficiente para contrarrestar el reciente deterioro en el perfil crediticio individual de la compañía, dice la calificadora.
P
Pemex. Con la degradación, la calificación crediticia de Pemex queda al borde especulativo.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Fitch Ratings bajó las calificaciones de Petróleos Mexicanos y mantuvo su perspectiva negativa.

La calificadora internacional informó este martes que redujo las notas en moneda local y extranjera a largo plazo de la petrolera de BBB+ a BBB-, y sus calificaciones nacionales a largo plazo de AAA a AA.

Lo anterior significa que de degradarse un nivel más, las notas de Pemex entrarían en la categoría de baja calidad especulativa, dando como resultado un bajo grado de inversión.

Lee: La petrolera de Baillères hace un megadescubrimiento de reservas en México

Calificaciones
Calificaciones Las calificaciones expresan la opinión que tiene una agencia sobre la habilidad y voluntad de pago de un emisor o emisión de enfrentar sus obligaciones financieras en tiempo y forma.

La calificadora indicó que es probable que la calidad crediticia individual de la petrolera continúe deteriorándose si el gobierno mexicano continúa extrayéndole cantidades importantes de fondos, lo cual resulta en flujos generados por operaciones débiles, un negativo flujo de efectivo después de pago de intereses, cambios en capital de trabajo, inversiones de capital y pago de dividendos, así como un apalancamiento creciente.

Publicidad

En opinión de Fitch, la medida fiscal anunciada por el gobierno mexicano para apoyar a Pemex no es suficiente para contrarrestar el reciente deterioro en el perfil crediticio individual de la compañía.

"El respaldo del gobierno mexicano hacia Pemex es moderado y se ha evidenciado por aportaciones modestas de capital, apoyo en obligaciones por pensiones y reducciones impositivas marginales. Este soporte ha sido hasta el momento moderado, especialmente al compararlo con el nivel de transferencias que realiza la compañía al gobierno", argumentó Fitch.

Recomendamos: El contrato para la nueva refinería se otorgará sin licitación abierta

Espera que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ejecute acciones de apoyo más significativas cuando Pemex así lo requiera.

"La reacción lenta para fortalecer el perfil crediticio individual de Pemex es un indicador de que el gobierno ha fallado en reconocer, uno o ambos, la viabilidad del perfil financiero de la compañía y/o la importancia estrategia que representa la compañía para el gobierno y el país”, aseveró.

Una situación financiera estresada en Pemex tiene el potencial de interrumpir el suministro de combustibles líquidos en todo el país, lo cual podría tener consecuencias sociales y económicas significativas para México, apuntó.

Indicó que México es un importador neto de combustibles y la compañía depende de la importación de productos básicos de petróleo, incluyendo gas seco, productos petrolíferos y petroquímicos, para abastecer la demanda local.

Lee: AMLO recurre a viejos conocidos de Pemex para la compra de las pipas

Agregó que durante 2018, la petrolera importó aproximadamente 70% de la gasolina y diésel vendidos en México.

Además. la calificadora señaló que una situación financiera estresada en Pemex podría tener implicaciones en la capacidad del gobierno o de otras entidades relacionadas con el gobierno de obtener financiamiento.

¿Qué influyó en las calificaciones?

De acuerdo con Fitch, el vínculo de Pemex con el gobierno resulta del incentivo alto por apoyar a la compañía dadas las consecuencias sociopolíticas y financieras significativas que tendría un incumplimiento en la deuda de Pemex para el país. Pemex es la compañía más grande de la nación y una de las fuentes mayores de recursos del país, pues ha contribuido históricamente entre 25% y 30% del ingreso del gobierno.

Recomendamos: Hacienda anuncia medidas para fortalecer las finanzas de Pemex

Otro aspecto que influyó en la baja de calificaciones de la empresa es su deterioro en el perfil crediticio individual, el cual es principalmente el resultado de una distribución excesiva de fondos al gobierno mexicano; en contrapeso, Fitch considera que el respaldo del gobierno mexicano hacia Pemex es moderado en comparación con el nivel de transferencias que realiza la compañía al gobierno.

En suma, es probable que la calidad crediticia individual de Pemex continúe deteriorándose si el gobierno mexicano sigue extrayendo cantidades importantes de fondos de Pemex, lo cual resulta en flujos generados por la operación débiles, flujo de fondos libre negativo y un apalancamiento creciente.

Finalmente, Fitch considera que el gobierno corporativo de Pemex está debilitado debido al grado alto de interferencia por parte del gobierno mexicano en la estrategia, el financiamiento y la rotación de administración de la compañía en cambios de gobierno, pues el presidente de México elige al director general de la compañía y todas las otras posiciones son aprobadas por el comité independiente de recursos humanos del consejo de administración.

Lee: El gobierno echa para atrás el plan para un nuevo regulador en gasolinas

Calificación no sorprende, pero preocupa: SHCP

La baja de la calificación crediticia de Pemex por parte de Fitch Ratings no sorprende, pero sí preocupa, reconoció el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez.

Durante el lanzamiento de la plataforma de préstamo de valores MEIPresval, el funcionario confió en que esta medida no afecte la deuda soberana de México, porque son temas separados.

Recomendamos: Los expertos dicen que el plan de las pipas es "improvisado y de corto plazo"

Destacó que el anuncio de apoyo de la SHCP a Pemex no estaba ligado a la decisión de la calificadora, la cual sí refleja la condición en la que está la petrolera.

“No nos sorprende (la baja de la calificación), pero si nos preocupa, lo teníamos muy claro cuando veníamos observando el desempeño de Pemex, pero también fue motivo de conversaciones en el periodo de transición; para nadie era sorpresivo”, dijo en entrevista.

Para Herrera Gutiérrez, de acuerdo con el desempeño de los bonos de Pemex, en las últimas semanas hubo un diferencial de entre 270 y 300 puntos base; “de alguna forma el mercado ya también estaba descontando y esperando esto”.

Con información de Notimex

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad