Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El conflicto de la CFE y los gasoductos daña a México... y a Estados Unidos

La caída de las exportaciones de gas natural puede deprimir los precios en el país vecino, afectando las inversiones, advierte el exembajador Carlos Pascual.
jue 01 agosto 2019 01:24 PM
Édgar Sígler
@edgarsigler

El conflicto entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y las firmas que construyeron los gasoductos que aun no han sido puestos en operación, y por los que el gobierno está pagando, afecta tanto a los consumidores de México, como al mercado de Estados Unidos. Por un lado, de este lado de la frontera, la parálisis no permite acceder a gas natural a bajos precios, mientras que en el país vecino se ven reducida la oportunidad de exportación a México, que es además, el principal destino de sus ventas al exterior de este energético, asegura Carlos Pascual, vicepresidente senior de la consultora IHS-Market.

Publicidad

Las importaciones de gas natural desde el país vecino se han disparado desde 2015, debido tanto a la mayor producción de esta molécula por el avance del shale, como a una mayor infraestructura para transportar este energético hacia México, construida en los últimos siete años.

Pero el conflicto iniciado por la actual administración en contra de una serie de gasoductos que se encontraban aún en construcción, ha frenado la posibilidad de que este flujo de gas natural aumente.

Lee: Así son los gasoductos “leoninos”…que sí quiere la CFE.

“México es el destino número uno de exportación de este gas para Estados Unidos. Un mayor balance de oferta de gas en Estados Unidos va a empujar el precio tan bajo que va a afectar las inversiones y la producción en el futuro”, dijo el también exembajador estadounidense en México (entre 2009 y 2011) tras su participación en el seminario de perspectivas de IHS-Markit 2019.

El freno prologando para continuar con la importación de gas natural desde el sur de Estados Unidos hacia México puede deprimir tanto las inversiones para continuar con su extracción, como los precios de la molécula, ante una mayor oferta y el recorte de la demanda de las exportaciones, agregó Pascual.

Publicidad

Si bien en el futuro pueden abrirse oportunidades para desahogar esa producción hacia otros mercados como el europeo, en el corto plazo no existen posibilidades viables para sustituir al mercado mexicano, apuntó el directivo de IHS-Markit.

“Es absolutamente crítico que tengan una negociación seria (…) Espero que los dos lados vean el beneficio para los consumidores”, señaló.

El ducto con mayor capacidad de estos siete en disputa, el gasoducto marino construido por las firmas Transcanada y IEnova , completó su construcción hace unas semanas, pero sigue sin contar con el permiso de CFE para iniciar operaciones derivado de estos litigios internacionales.

El conflicto por estos gasoductos, además, abona a enrarecer el clima de negocios en el país, que enfrenta la incertidumbre por saber cómo terminarán las negociaciones por el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), o la amenaza de aumentar las tarifas de importación por el tema migratorio, agrega el exembajador.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad