Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así está el debate del etiquetado en alimentos y bebidas antes de su votación

La FAO, la OMS y la UNICEF advierten que un etiquetado frontal de advertencia para alimentos y bebidas es una de las medidas más urgentes que necesita el país.
lun 30 septiembre 2019 05:31 PM
Alimentos
Obesidad. En México, entre el 58% y el 85% de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67% y el 92% lo tiene de grasas saturadas

El debate sobre si se debe o no optar por un etiquetado frontal en todos los alimentos o bebidas altos en azúcares, sodio o carbohidratos se ha vuelto cada vez más reñido entre la industria privada y organizaciones como el Poder del Consumidor o la misma Organización de las Naciones Unidas, a pocas horas de que el Congreso vote las modificaciones a la Ley General de Salud para que los productos informen sobre calorías, azúcares y grasas en su composición nutricional de manera clara.

Publicidad

La Unicef señaló hoy que “el etiquetado es una herramienta fundamental que, conjuntamente, con otras políticas e intervenciones complementarias ha demostrado efectos positivos e importantes en la reducción del sobrepeso y obesidad”.

Lee: El sector de alimentos y bebidas estima que Ley de Etiquetado costará 5,000 mdp

Esta propuesta fue aprobada por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados el 24 de julio para obligar a las empresas de alimentos y bebidas a incluir un etiquetado frontal más informativo en el que adviertan del alto contenido de sodio, azucares y grasas en los productos que sean factor de riesgo para la salud de sus consumidores. El martes 1 de octubre los diputados votarán modificaciones a la Ley General de Salud para que los productos informen sobre calorías, azúcares y grasas en su composición nutricional de manera clara.

Por ello, la Unicef recalcó en el documento, que es necesario regular el etiquetado de alimentos para que este oriente de manera sencilla, rápida y efectiva la decisión de compra, evite mensajes engañosos, alerte sobre los contenidos de los productos y facilite al consumidor elecciones más saludables.

Publicidad

Adicionalmente la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) resaltaron el rol de las escuelas en la promoción de entornos saludables mediante la promoción de hábitos y alimentación saludable. En México, entre el 58% y el 85% de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67% y el 92% lo tiene de grasas saturadas, de acuerdo con los parámetros de la OMS.

Recomendamos: ¿Por qué temen las empresas de alimentos y bebidas a la nueva ley de etiquetado?

Publicidad

¿Quién tiene la razón?

La semana pasada ConMéxico, que agrupa a las empresas de alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y productos de cuidado personal y del hogar, dijo que esta reforma aleja a los consumidores de conocer las porciones que están consumiendo de calorías, azúcares y sodio, y sería más complicado para ellos comparar productos similares. Además elimina el derecho a conocer la información del producto pues no lo describe tal y como es, lo que llevaría a un retroceso en la información que hoy tienen los consumidores mexicanos.

Por su parte el Poder del Consumidor acusa a ConMéxido de desinformar a los consumidores desde 2008. “ConMéxico pretende confundir a los legisladores y bloquear la iniciativa que se votará en el pleno este 1 de octubre al argumentar que el etiquetado frontal de advertencia no da información integral de un producto, que no permite comparar, que es engañoso. Mueve, a través de algunos legisladores, una contra iniciativa que lo que busca es dejar todo como está actualmente o, en su caso, promover otro etiquetado favorable a la industria”, señaló la organización a través de un comunicado.

El viernes pasado ConMéxico dijo que no se opone al concepto de advertenci a , sin embargo, el consumidor también necesita saber de porciones a través de una tabla nutrimental.

“El etiquetado frontal no pretende dar información integral de un producto, para eso está la tabla nutrimental y la lista de ingredientes al reverso de la etiqueta del producto. Se trata de sellos de advertencia. Argumentar que el etiquetado de advertencia es parcial es tratar de confundir, tratar de ocultar el sentido del propio etiquetado en un país con emergencias epidemiológicas por obesidad y diabetes”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Según la Encuesta Nacional de Salud 2012 México es uno de los países con mayor consumo de productos ultra procesados en todo mundo, y quienes más consumen estos productos en el país son los niños, niñas y adolescentes. Alrededor del 40% de la ingesta de calorías de preescolares proviene de dichos productos, mientras que para adolescentes es 35% y para adultos 26%.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad