Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Sener quiere darle la vuelta a las metas de energías limpias

La dependencia busca incluir a las centrales hidráulicas de CFE para que puedan generar certificados, algo que desestimó la administración pasada.
mar 08 octubre 2019 10:53 AM
Eólica
Bonos. Los Certificados de Energías Limpias sirven como un tipo de compensación para las empresas que consumen electricidad a través de tecnologías tradicionales.

La Secretaría de Energía (Sener) busca modificar los lineamientos que regulan a los llamados Certificados de Energías Limpias (CEL) para permitir que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pueda incluir a las centrales hidroeléctricas dentro de este esquema. Una posibilidad que la anterior administración había descartado.

Publicidad

La reforma energética de 2013 y 2014 había incluido la figura de los CEL con el fin de incentivar la construcción de nuevas plantas de generación limpia, para que los grandes consumidores de electricidad fueran adquiriendo o bien capacidad dentro de estos proyectos o comprando estos certificados, que van relacionados a cada watt que generan por hora estas centrales.

La intención se dirigía a que, con las subastas de largo plazo, los proyectos ganadores iban a dar el soporte a este mercado de CEL. Si bien la oferta iba dirigida a que la CFE adquiriera la electricidad a base de tecnologías limpias, estas centrales podían optar a vender estos certificados para los grandes consumidores del país, con el fin de que cumplieran con las metas establecidas en la ley, que para este año son de 5.8% de su consumo total en el año.

Lee: Ellos quieren ‘reenchufar’ a las renovables en México

Pero las modificaciones que pretende realizar la actual administración de la Sener, a cargo de Rocío Nahle, pretenden ahora que las centrales hidroeléctricas de la CFE, que por definición entran dentro de lo que se consideran como energías limpias, puedan optar por generar CEL.

Publicidad

“Un ajuste sobre el criterio para el otorgamiento de Certificados de Energías Limpias no genera ningún impacto en el mercado de los Certificados de Energías Limpias, ya que no reduce el número de generadores limpios, por el contrario, se considera que dicha medida favorece la competencia entre generadores, tanto del sector público como del privado”, dice la Sener dentro de una propuesta de acuerdo que envió a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer).

Lee: Las energías limpias verán avanzas hasta 2020, y una caída al 2023.

La Secretaría solicitó además que este acuerdo no sea sometido a una consulta pública, pues considera que esta modificación a los lineamientos no genera un nuevo costo regulatoria.

Publicidad

La Sener agrega que la redacción actual de los lineamientos está generando una especulación comercial con la compra y venta de CEL, que ha impactado en mayores tarifas de energía eléctrica.

Lee: AMLO se baja de las energías verdes y apuesta por las más contaminates.

“Derivado de la especulación comercial de los Certificados de Energías Limpias, se han generado incrementos en el precio de la energía eléctrica producida por energías limpias y, como consecuencia, se ha generado un aumento en las tarifas eléctricas que afecta la economía de los usuarios finales, principalmente aquellos de tipo doméstico”, dice la Sener en el proyecto publicado este lunes.

El documento no explica cómo es que este intercambio de CEL ha impactado en las tarifas residenciales.

La inclusión de las centrales de la CFE anteriores a la refoma energética van a implicar que el mercado se inunde de nuevos CEL y que su precio baje. Como consecuencia, va a desincentivar la instalación de nuevas plantas de energías limpias, opina Rosanety Barrios, experta en temas energéticas, y ex funcionaria de Sener. “Lo que me queda claro que esto es una señal contundente de falta de interés en la energía renovable de la actual administración”, dice la especialista.

La idea de incluir estos títulos que pudieran venderse para que otras empresas cumplieran con sus obligaciones en materia de energía limpia, era que cuando subieran mucho de precio, las compañías y el gobierno construyeran más centrales con tecnologías como la solar, eólica o de otro tipo, con el fin de generar más CEL, y bajar su precio.

“Si no cumplías con el 5%, como obligado tenías que buscar el instrumento en el mercado primario o secundario para cumplir, y había un apetito permanente por certificados”, explica Barrios.

La suspensión de las subastas de largo plazo como mercado primario, junto con este proyecto para modificar los lineamientos en los CEL como la segunda vía, van a frenar el incentivo para construir plantas de energías verdes, considera la experta.

México produce 22.2% de su electricidad total a través de energías limpias, y 65.7% de este volumen lo aporta CFE, con 40% a través de la energía hidroeléctrica, según el documento. La Conemar ahora debe decidir si otorgarle a la CFE la exención de la consulta pública o llevar el proyecto a la participación de los interesados.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad