Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así ha crecido el poderoso sindicato de Pemex con Romero Deschamps

La masa de empleados ha crecido desde que llegara en 1993, agregando más deudas a Pemex, sin reflejarse en una mejora en sus resultados.
mié 16 octubre 2019 05:02 AM
Pemex deschamps
Historia. Carlos Romero Deschamps lleva más de dos décadas al frente del sindicato más poderoso de México.

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), el poderoso gremio que agrupa a los empleados de Pemex, ha vivido una avalancha de beneficios bajo el liderazgo de Carlos Romero Deschamps desde que llegó a este cargo, en 1993.

Su trabajo ha sido noticia más por las investigaciones en su contra, órdenes de arresto, el financiamiento ilegal de campañas políticas, lujos y una larga carrera política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Pero su trayectoria vista desde el peso que tienen los trabajadores a los que representa muestra el fuerte impacto que ha tenido sobre las finanzas de Pemex, con una mayor deuda, y años donde la petrolera ha visto cuantiosas pérdidas.

Publicidad

El líder sindical, que vive bajo una fuerte presión para dimitir al frente del STPRM, ha logrado que sus agremiados obtengan importantes prestaciones para sus jubilaciones; lo que ha disparado la deuda de la petrolera estatal hasta contarse en billones de pesos, que pesan como una losa en las finanzas de la compañía.

Romero Deschamps ha vivido y sobrevivido –en 2006 libró una orden de arresto relacionada con el financiamiento ilegal de la campaña presidencial del PRI, el conocido como Pemexgate- a las administraciones de Francisco Rojas, Adrián Lajous Vargas, Rogelio Montemayor, Raúl Muñoz Leos, Luis Ramírez Corzo, Jesús Reyes Heroles, Juan José Suárez Coppel, Emilio Lozoya, José Antonio González Anaya, Carlos Treviño, y el actual director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

El líder sindicalista tomó las riendas de la organización en 1993, en un Pemex que ya tenía más de 100,000 empleados y donde casi 81,000 pertenecían a este gremio, según muestran los datos de las Memorias Laborales, reportes a la Bolsa Mexicana de Valores y a la Comisión de Valores de Estados Unidos, revisados por Expansión.

Publicidad

La masa de empleados que gozaban de este estatus en la petrolera nacional era importante cuando el actual líder sindical tomó las riendas. El punto máximo de sindicalizados se dio en 2014, al llegar a 121,822 bajo el paraguas del sindicato, 49% más que los registrados en 1993.

El incremento de la plantilla de Pemex ha creado una abultada bola de pasivos que pesan sobre la compañía. Los datos muestran que, durante su liderazgo, el pasivo laboral de la empresa pasó de casi 20,000 millones de pesos (mdp) a suponer 1.47 billones de pesos (bdp) en 2014, el punto más alto en este periodo, y en la historia de Pemex.

Estos montos se refieren al total de los adeudos que tiene la compañía con sus trabajadores que se van a jubilar o pensionar en el futuro, así que no implica un gasto inmediato. Sin embargo, sí debe realizar pagos tanto para los jubilados de Pemex, como a los que se van agregando año con año, una situación que pesa cada vez más en las finanzas de la compañía.

Publicidad

Mientras las prestaciones de los trabajadores de la petrolera nacional han aumentado en estás décadas, los resultados de la compañía han dejado fuertes pérdidas.

La gráfica muestra los resultados de las utilidades netas anuales de 1993 a 2010 como las utilidades integrales de 2011 a 2018, dos indicadores que muestran las ganancias o pérdidas de la compañía, aunque medidas de distintas formas debido a la adaptación que ha tenido que hacer Pemex al momento de presentar sus resultados financieros.

Las cifras señalan que los años con pérdidas superan a los pocos con alguna utilidad. Los resultados no se pueden atribuir al tamaño de la plantilla laboral de Pemex, pero el incremento de trabajadores no ha implicado una mejora general para la empresa, como sí ha tenido un impacto directo en sus pasivos.

Un estudio reciente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ha mostrado que los ingresos de Pemex por empleado son los menores entre algunas de las mayores petroleras del mundo y la región; además de que se requiere una fuerte reestructura de su plantilla para mejorar el panorama de la compañía en el futuro cercano.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad