Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las ventas de los restaurantes caen 50% en la Ciudad de México por coronavirus

En caso de llegar a una tercera fase de contingencia, los establecimientos solo tendrían capacidad de subsistir por una o dos semanas, señala la Canirac.
vie 20 marzo 2020 05:01 AM
restaurantes.jpg
El gobierno de la Ciudad de México anuncia medidas frente al coronavirus, como el cierre de museos, cines, teatros, etc.

La pandemia del coronavirus ya está generando estragos en la industria restaurantera de la Ciudad de México. Desde la detección del primer caso del virus en el país, las ventas de los establecimientos han bajado entre 40% y 50%, según Marco Antonio Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Publicidad

“Ya hay una repercusión económica, ha bajado el flujo de efectivo de las empresas. Si llegamos a una tercera fase de contingencia, entonces nos va a obligar a solicitar financiamiento por medio de la banca para obtener créditos a tasas blandas o apoyo del gobierno. Pero esperamos no llegar a esto”, menciona Buendía.

En caso de llegar a la tercera fase, el presidente de la Canirac asegura que los 50,000 restaurantes que están afiliados a la cámara en la Ciudad de México solo tendrían la capacidad de subsistir por una o dos semanas. “Las grandes cadenas quizá puedan solventarlo, pero los pequeños y medianos establecimientos serán los más afectados”, comenta.

La 'coronaburger' es la estrella de un restaurante en Vietnam

Lee más: El CCE propone 10 medidas para reducir el impacto económico del coronavirus

Cierres y refuerzo en medidas de higiene

Para evitar la propagación del virus y salvaguardar la salud de colaboradores y clientes, empresas de alimentos y bebidas en el país han anuncia el cierre temporal de sucursales, así como el incremento de medidas sanitarias en sus establecimientos.

Sonora Grill es una de las que anunció el cierre de las 35 unidades que tiene distribuidas en el país. Ricardo Añorve, CEO y fundador de la cadena de restaurantes, explica que a partir del viernes 20 de marzo –y hasta que las autoridades de salud consideren pertinente levantar las restricciones sanitarias– los 3,600 colaboradores de la compañía permanecerán inactivos, pero con goce del 100% de su salario.

Publicidad

“Tomamos esta decisión debido a la necesidad e importancia del distanciamiento social”, detalla. Sin embargo, al no tener certeza de cuánto durará la contingencia, Añorve refiere que utilizarán el fondo de expansión de Sonora Grill para solventar las pérdidas y cubrir sueldos. “No vamos a recurrir a préstamos (…) a lo mejor dejaremos de abrir tres o cuatro sucursales nuevas para apaciguar esta contingencia”.

Lee más: Sonora Grill cierra sucursales para prevenir la propagación del coronavirus

Otro de los corporativos que bajó las cortinas de sus sucursales fue Alsea. En un comunicado, el conglomerado –dueños de franquicias como Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Vips y El Portón– dijo que 1% de sus establecimientos en México permanecen cerrados.

“Teniendo en cuenta estos cierres y los requerimientos para que las personas se queden en su hogar, esperamos que las condiciones comerciales se vean severamente desafiadas en el corto plazo”, se lee en el documento. Por esto, el corporativo decidió implementar medidas inmediatas para reducir los costos no esenciales y la inversión de capital a menos de 2,000 millones de pesos , desde los 5,000 millones estimados previamente a la expansión del coronavirus.

Publicidad

En los establecimientos de Alsea que permanecen abiertos las medidas de higiene se reforzaron. Por ejemplo, en Burger King se implementaron momentos de limpieza a profundidad cada 30 minutos para asegurar los espacios libres de virus y bacterias, además de que nadie puede entrar a la cocina sin antes desinfectar sus manos.

Guillermo Hermosillo, director de marketing de la cadena de comida rápida, menciona que en caso de que uno de los colaboradores tenga síntomas de alguna enfermedad respiratoria, se le negará el acceso al establecimiento y se le pedirá acudir al médico.

“Hasta ahora no tenemos ninguna notificación de cierre, pero diario estamos revisando medidas preventivas para tomar acción cuando sea requerido”, explica. “Lo que sí estamos haciendo es entregar la comida empaquetada para que el cliente tenga la oportunidad de llevar sus alimentos a casa”.

Lee más: GameStop se niega cerrar durante pandemia del coronavirus

McDonald’s, cadena de comida rápida, también se une a la lista de firmas de alimentos y bebidas que maximizaron su medidas de higiene. En un documento compartido por Arcos Dorados, operadora de la marca, se explica que hubo un incremento del inventario de despachadores de gel sanitizante en los restaurantes, así como el aumento de la limpieza general y de la desinfección de bandejas, mesas y sillas.

“También revisamos constantemente las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de salud locales para hacer los ajustes necesarios”, se lee en el texto.

En Bisquets Obregón, además de aumentar las medidas de higiene y hacer sonar una alarma cada 30 minutos para indicar que es momento de limpiar, lavar y desinfectarse las manos, decidieron reducir su menú al 25% en los 120 establecimientos que tienen en el país para mantener el aforo controlado.

El caso de Cielito Querido Café es distinto, pues aunque sus establecimientos no están cerrados, los usuarios no pueden quedarse en ellos después de su compra. “Lo más importante es la salud y bienestar de nuestros clientes y colaboradores. A partir de hoy todas tus compras son para llevar”, se lee en los letreros que colocaron en la entrada de sus tiendas.

Las franquicias de Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR), como Chili’s, Wings y Bistro Chapultepec, van a permanecer abiertas, tal y como lo indican en las redes sociales de cada marca. Expansión solicitó información, pero la corporación no respondió hasta el momento de la publicación de esta nota.

Para apaciguar la crisis del coronavirus, tanto establecimientos de la Ciudad de México, como cadenas nacionales de alimentos y bebidas están aprovechando su servicio a domicilio, pues así aseguran que los clientes reciban sus pedidos sin salir de casa.

“Estamos motivando esta parte de la venta para que la gente no llegue a los establecimientos, ya sea por medio de aplicaciones o a través de los repartidores de los mismos restaurantes. Esperemos que esto ayude a mantener las ventas, aunque no a todo el mundo le gusta comer en casa”, asegura Marco Antonio Buendía, de la Canirac.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad