Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México queda rezagado en apoyos para aerolíneas por el Covid-19, advierte ALTA

Brasil, Colombia y Ecuador ya han emitido medidas de alivio para la industria. En México preocupa la falta de claridad, refiere Luis Felipe de Oliveira, CEO de la asociación.
jue 02 abril 2020 11:00 AM
FILE PHOTO: Grounded Boeing 737 MAX aircraft are seen parked at Boeing Field in Seattle
Las aerolíneas en Latinoamérica esperan pérdidas de por lo menos 15,000 mdd, y prevén recuperar sus niveles de ocupación en tres años.

El golpe que el brote de coronavirus ha ocasionado en las aerolíneas ha sido devastador y, ante ello, algunos gobiernos latinoamericanos ya han emitido medidas de apoyo para apoyar a la industria. Que en México no se hayan presentado preocupa al sector.

Publicidad

Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo y CEO de la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), explica que actualmente las líneas aéreas están percibiendo muy bajos ingresos por la fuerte reducción de vuelos, pero alrededor de 50% de los gastos fijos de las compañías no paran, ya que hay costos como los salarios del personal y la renta de aeronaves que se siguen desembolsando.

“Aún no tenemos nada claro en México cuáles van a ser las respuestas. Lo que sabemos viene de comunicados de prensa, pero del gobierno no hay comentarios en relación con ninguna de las industrias en general, no sólo para la aviación. Realmente nos preocupa”, indica.

Recomendamos: Las aerolíneas aumentan las pérdidas estimadas a 252,000 mdd por el Covid-19

Las estimaciones más recientes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés) apuntan a que Latinoamérica tendrá pérdidas por 15,000 millones de dólares por el Covid-19, una previsión que ALTA considera acertada, y que además llevaría a la industria a una caída cuya recuperación a las cifras de tráfico actuales tomaría hasta tres años.

Esto ha llevado a la industria a pedir apoyos para la continuidad de sus operaciones, como poder diferir el pago de impuestos y gastos operativos en el uso de espacio aéreo, tarifas aeroportuarias, así como el uso de horarios de despegue y aterrizaje, conocidos como slots.

Publicidad

Esto se da luego de que varios países de la región han mostrado la voluntad para apoyar a la industria. Es el caso de Brasil, que permitió a las aerolíneas posponer el pago de uso de espacio aéreo de tres a seis meses, así como otras facilidades para el abono de tarifas aeroportuarias. Incluso, se están dando periodos de hasta 12 meses para el reembolso de boletos a los pasajeros.

Además, De Oliveira refiere que en Colombia se están eliminando y difiriendo algunas tasas impositivas, mientras que en Ecuador se está haciendo con el pago del impuesto al valor agregado y en Uruguay se incluyó a los trabajadores de la industria en el programa temporal de desempleo que prepara el gobierno.

Recomendamos: La demanda de aviones también disminuirá por el coronavirus

Nacionalización de aerolíneas, poco viable

Ante el temor de que algunas empresas puedan caer en bancarrota, se ha hablado de la nacionalización de ciertas empresas como una solución para su rescate, una medida que, sin embargo, sería poco viable para la industria aérea, considera el CEO de ALTA.

“El capital privado en esta región es la mejor opción para las aerolíneas, por varios factores. Primero, los gobiernos tienen que realmente invertir en salud, educación, cosas más urgentes, y no hay sentido en una aerolínea. Sí, se debe dar apoyo financiero, que sea recobrable en el futuro, pero no entrar en el capital de las aerolíneas, porque no creo que sea deber del Estado”, dice.

Publicidad

Recomendamos: ASPA crea un 'plan de vuelo' ante la contingencia por el coronavirus

Además, De Oliveira considera que administrar una aerolínea es bastante complejo e, incluso, podría interferir con la operación de firmas comerciales, por lo que la solución más apropiada para evitar la quiebra de las compañías dependerá de las medidas que emitan los gobiernos e, incluso, del tamaño de las líneas aéreas.

“Las aerolíneas grandes, que tienen poco más de flujo de caja, también tienen una operación mucho más grande en términos de su operación y suben los costos. En el caso de las aerolíneas chicas, dependerá de cómo los países las apoyen para sobrevivir esta crisis”.

De momento, ALTA sólo tiene registro de una aerolínea en la región que haya detenido sus operaciones completamente, la brasileña Passaredo, enfocada en el mercado doméstico, pero no hay firmas que hayan entrado en un proceso de quiebra.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad