Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las empresas miran de reojo al outsourcing ilegal para sobrevivir a la crisis

Manpower estima que la propuesta de reforma al sistema de pensiones y el entorno económico fomentarán este fenómeno.
mar 28 julio 2020 01:51 PM
outcourcing-empleo-oficinas
El esquema de outsourcing abarca a 4.1 millones del personal ocupado en México.

La propuesta de reforma al sistema de pensiones, que incluiría un incremento de 5.15% a 13.87% de aportación patronal para elevar el monto que reciben los trabajadores al momento de retirarse, podría aumentar la subcontratación informal en la actualidad, por lo que, antes de aprobarla, los especialista recomiendan la regulación del outsourcing en materia laboral.

Publicidad

Héctor Márquez, director de Relaciones Institucionales de la firma de reclutamiento Manpower, considera que la reforma es positiva en tanto que da la posibilidad de tener una pensión digna al momento del retiro; sin embargo, el momento económico actual en el que la propuesta se está poniendo sobre la mesa no es el más favorecedor y algunos empleadores pueden caer en la tentación de emigrar al outsourcing informal.

“El momento económico actual es muy difícil y sí puede existir la tentación de buscar un esquema ilegal. Va a depender del gobierno cerrar las puertas para que esto no ocurra", comentó el especialista en una videoconferencia de prensa.

De acuerdo con Manpower y con datos del Inegi, al cierre de 2019, 4.1 millones de personas ocupadas en México estaban bajo un esquema de outsourcing, es decir, que fueron contratados bajo otra razón social al lugar donde se encontraban trabajando.

El outsourcing legal es un servicio que permite a las empresas enfocarse en el desarrollo de su actividad principal sin la distracción que causa el reclutamiento de personal. Es una figura cuyo esquema está regulado por la Ley federal del Trabajo en los artículos 15-A, 15-B, 15-C y 15-D y que se reconoce bajo las siguientes premisas:

  1. Los recibos de nómina están timbrados por el SAT. Se detallan el sueldo, los impuestos y prestaciones completas.
  2. La empresa da de alta en el IMSS e Infonavit a sus trabajadores con el sueldo completo real.
  3. Al trabajador se le contrata como "empleado", no se le contrata por honorarios u otros esquemas.
  4. El proveedor declara en su acta constitutiva que ofrece subcontratación de personal.
  5. Quien contrata recibe una factura deducible que detalla el servicio de outsourcing donde se desglosa el IVA y el impuesto sobre nóminas.

Publicidad

Pero ahora, en medio de la contingencia sanitaria, los especialistas vislumbran el riesgo de que la cantidad de trabajadores que están bajo un esquema de outsourcing no solo incremente, sino que incluso las empresas empiecen a utilizar servicios de subcontratación ilegal que les permita evadir parte de las obligaciones que tienen con sus colaboradores, como el pago de una mayor aportación para el retiro, las cuotas al IMSS o al Infonavit, así como minimizar sus cargas tributarias.

"La regulación es escasa y se separó el tema fiscal de lo laboral, por lo que para evitar que las empresas recurren a estos esquemas se debe corregir estos huecos legales que ahora permiten el outsourcing ilegal", afirmó Márquez.

El desempleo estructural por la pandemia amenaza a la economía mexicana

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad