Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Más trabajo y menos habilidades: así acentúa el COVID-19 los riesgos laborales

El impacto emocional, físico, conductual e intelectual en los trabajadores ha crecido en los centros de trabajo.
mié 07 octubre 2020 02:53 PM
Riesgo-psicosocial
La consultora EY informa que el dominio en liderazgo, jornadas y cargas de trabajo presentan un riesgo alto o medio.

Los factores de riesgo psicosocial en el trabajo, que se miden cuando un colaborador presenta impacto a nivel emocional, físico, conductual o intelectual, se acentuaron con la llegada del COVID-19, en particular para quienes se encuentran bajo esquemas de home office. De acuerdo con la consultora EY, las cargas de trabajo, el dominio de la jornada laboral y las habilidades de liderazgo son los temas que más afectaciones han concentrado este 2020 respecto a lo que se observaba el año pasado.

Publicidad

Una muestra realizada entre 1,033 centros de trabajo (CDT) arrojó que en el año pasado 3 de cada 10 tenían un riesgo alto o medio en el dominio de las cargas de trabajo, mientras que en 2020 el número se elevó a 7 de cada 10. En cuanto a la organización de las jornadas de trabajo, la cifra de CDT que aseguraron tener un riesgo alto o medio creció de 4 a 6 de cada 10. En el tema de habilidades de liderazgo, el riesgo medio en esta capacidad pasó de 1 a 3 de cada 10.

"En 2019 la gente manifestaba riesgos psicosociales como producto del estrés y las cargas 'normales' de trabajo. En 2020 vemos que se acentúa, es evidente el impacto que tiene la pandemia en las cargas de trabajo y en las actividades. Tenemos una ausencia importante de habilidades para trabajar de forma remota y de los líderes para poder interactuar de forma eficiente porque todavía encontramos liderazgos donde necesitamos ver a la gente presente", comentó Marco González, socio de People Advisory Services Performance en EY México.

Estos factores, mismos que forman parte de los temas que incluye la NOM-035-STPS-2018 que busca prevenir los riesgos psicosociales en los CDT, se acentuaron con la llegada de la pandemia. Pero el cumplimiento de esta norma se limita a los espacios físicos, por lo que las empresas deben vigilar que existan las condiciones de seguridad necesarias que eviten los contagios del COVID-19 cuando las personas regresen a actividades presenciales, a fin de que el estrés no se presente.

Publicidad

El especialista lanzó las recomendaciones que usualmente les dan a sus clientes que requieren de su consultoría para el cumplimiento de la NOM-035 en centros de trabajo y para que se trasladen a los esquemas de home office:

1. Cumplimiento: Los empleadores deben diseñar políticas de prevención de riesgos psicosociales, identificar y atender a los colaboradores con acontecimientos traumáticos severos, además de identificar los factores de riesgo psicosocial.

2. Crear una transformación: Esta es la oportunidad de aprovechar la normativa gubernamental para implementar iniciativas que resuelvan los riesgos psicosociales de raíz para que se vuelva parte del ADN organizacional.

3. Analizar tendencias y retos: La firma detecta que los riesgos psicosociales se generan principalmente porque no se resuelven los retos en carga de trabajo, falta de control sobre el trabajo, jornadas y reconocimiento al desempeño. En este caso es importante hacer una reorganización, establecer controles y aplicar tecnología.

4. Entender que la pandemia acentuó los riesgos exsitentes: Las empresas deben entender que son necesarios los esquemas de bienestar entre colaboradores aun cuando trabajan de forma remota.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad