Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las empresas digitales dominarán el mercado

A pesar de sus múltiples beneficios, la digitalización empresarial requirió que apareciera un desafío global como la pandemia para forzar a las industrias a acelerar su transformación tecnológica.
mar 09 febrero 2021 02:07 PM

Por: Daniel Marcos, CEO de Growth Institute.

Existe una frase del futurólogo Salim Ismail que resume lo que sucede hoy en el entorno empresarial: “las empresas con un modelo del siglo XX están destinadas al fracaso en el siglo XXI”.

Desde hace más de 10 años me he dedicado a enseñarle a las empresas la importancia de modificar su modelo de negocio con un enfoque exponencial que les permita adaptarse a la acelerada transformación tecnológica. Desafortunadamente, muchas empresas se resistieron a hacerlo y, el día de hoy, están viviendo las consecuencias.

Publicidad

La Covid-19 fue el fenómeno que vino a acelerar la transformación del mundo físico por uno digital. Todas las industrias se han visto forzadas a digitalizarse para seguir operando en la nueva normalidad, que requiere del menor contacto físico posible.

Esta transformación se aceleró exponencialmente en los últimos 20 años. Tan sólo las empresas del índice S&P500 tienen el 90% de su valor en activos intangibles, esto quiere decir que activos tangibles como terrenos, edificios e inventarios han dejado de representar una parte importante del valor de una empresa y ha pasado a activos intangibles como datos, patentes y softwares.

Alquilar, compartir o aprovechar activos de terceros en lugar de comprarlos ha permitido a las organizaciones escalar fácilmente, pues el gasto que representaba adquirir, conservar y administrar dichos activos tangibles se reduce considerablemente.

Airbnb y Uber son empresas que capitalizan el bien de un tercero al servir de enlace con el consumidor, es decir, no necesitan poseer un sólo edificio, automóvil u hotel para generar ingresos. Aunque la crisis por la pandemia repercutió en ellas por el tipo de industria a la que sirven (turismo y transporte), la realidad es que estas empresas pudieron evitar una caída mucho más profunda al no poseer ningún activo.

El confinamiento provocó que las empresas se replanteen la vieja práctica de contar con activos tangibles como oficinas e inventarios y, en cambio, buscar alternativas para que su equipo opere de forma remota, sin importar donde se encuentre.

 

Otro activo de gran valor, conocido hoy como “el nuevo petróleo” son los datos. Su valor es tan grande que le ha permitido a compañías como Facebook, Google, Netflix valer miles de millones de dólares en tan sólo una fracción de tiempo —en comparación a otras empresas del mismo tamaño.

La mejor parte de los datos es que no necesitas ser una gran empresa para aprovecharlos y obtener grandes resultados. Cualquiera puede acceder a ellos y estos pueden funcionar igual de bien para una startup, una empresa mediana o empresas de alta tecnología y utilizarlos para una mejor toma de decisiones estratégicas que permitan dominar e innovar en el mercado.

El confinamiento nos demostró que el mejor negocio es el que puedas hacer desde cualquier parte del mundo con un modelo digital que te dé un ingreso recurrente. La mayoría de lo que nos enseñaron en las escuelas de negocios con modelos obsoletos del Siglo XX sobre precios, ganancias, políticas ya no es válido en un mundo de transformación tecnológica sin precedentes que jamás volverá a lo que era.

Recibe asesoría para digitalizar y escalar tu empresa, conoce aquí los programas que Growth Institute tiene especialmente para ti.

 
Publicidad
Publicidad