Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo Ingredion convirtió la distancia de la pandemia en cercanía

Leopoldo Horle, presidente y director de Ingredion en México, dice que la crisis sirvió para tener mayor contacto con los clientes y encontrar nuevas oportunidades de negocio.
mar 22 junio 2021 05:13 AM
Ingredion-alulosa
Ingredion eligió México para abrir la primera planta de alulosa, un nuevo endulzante bajo en calorías.

Ingredion tiene 115 años de historia en el mundo y casi 96 en México. En cambio, Leopoldo Horle, presidente y director en el país de este proveedor de soluciones de ingredientes con sede en Estados Unidos, lleva apenas cuatro meses en el cargo. Pese a ello, no es un recién llegado —suma 30 años en la compañía, principalmente en Brasil— y tiene en su ADN la visión de largo plazo necesaria en una empresa centenaria. "Es una ventaja que te permite no quedarte atrapado en algo que sucede durante unos pocos meses o años", dice, refiriéndose a la crisis de la pandemia.

Gracias a esta mirada en el futuro, el directivo brasileño señala que la llegada del COVID-19 no frenó las inversiones planeadas ni en 2020 ni en 2021, y añade que la empresa enfocó sus esfuerzos en aprender de la nueva situación —por ejemplo, en las nuevas formas de trabajar— y buscar oportunidades de crecimiento. La empresa cerró la crisis de 2020 con ventas de 19,600 millones de pesos en México, sólo 400 mdp menos que un año antes.

Publicidad

Expansión: ¿Qué situación encontró en México a su llegada al cargo?

Leopoldo Horle: Asumí la función el 1 de febrero, así que estoy recién empezando y muy contento de estar acá. México es una operación extremadamente importante para Ingredion en el mundo. En los últimos cinco años, hemos invertido en el país cerca de 130 millones de dólares, y con algunas inversiones que son únicas en el mundo. Por ejemplo, tenemos un nuevo ingrediente llamado alulosa, que es un azúcar de muy bajas calorías, y que se produce solamente en México, para sostener nuestros planes en todas las regiones.

Así que estoy muy contento de estar aquí, en un país con muchas oportunidades de crecimiento en el futuro, con un equipo bastante experimentado, que conoce bien a los clientes, y grandes aliados agrícolas.

Consulta nuestro especial:

Y mantiene este optimismo a pesar de que, al mes de asumir el cargo, estalló la pandemia...

Contábamos con la ventaja de tener operaciones en China y otros países de Asia, y cuando el COVID-19 llegó a América Latina, ya traíamos bastante conocimiento de sus experiencias de Asia y cómo hacer para tener una operación controlada, cuidando la salud de la gente. Y otra prioridad fueron nuestros clientes, que están sobre todo en el sector de alimentos, pero también hay algunos en fármacos, en cuidados personales, y nuestro papel con ellos es fundamental. Sin nuestros ingredientes, la industria de alimentos no anda.

Ha sido un año de muchos aprendizajes, de bastante crecimiento, donde nos hemos encontrado con nuevas oportunidades de formas de trabajo, y no han cambiado nada nuestros planes de inversión hacia el futuro. Y siempre hay oportunidades en las crisis. Cuando no era posible estar cerca físicamente, logramos estar más ‘cerca’ que nunca de nuestros clientes y eso ha sido reconocido y valorado por ellos. Así lo reflejan los indicadores de satisfacción que tenemos, que ya eran buenos y mejoraron por la forma ágil en que nos movimos en este periodo. Es algo positivo que hemos sacado de todo esto.

Dogecoin, la historia de la criptomoneda que hizo historia en la economía

¿Cómo lograron esta cercanía con los clientes?

Por ejemplo, tenemos eventos específicos para algún cliente donde preparamos una serie de prototipos, usando nuestros ingredientes, y se lo enviamos a la casa de las personas que trabajan en esta empresa para hacer degustaciones y discutir si les parece bien, cómo mejorarlo, cómo hacerlo de otra manera. Y los hacemos a menudo, con 20 o 30 personas, entre los técnicos, los encargados de marketing y a veces los directores, y de ahí surgieron buenas oportunidades.

También tuvimos una serie de webinars para hablar, por ejemplo, de proteínas de plantas, donde invitamos a toda la industria y hablamos de nuevos productos y de cómo nos estamos preparando para subirnos a las tendencias. Virtualmente hubo muchas reuniones con nuestros clientes. Antes teníamos un acceso con unas pocas personas, y ahora tuvimos alguno de estos eventos con 300.

Publicidad

¿Cuáles son estas tendencias que pronto dominarán el sector?

Cuando uno mira la industria de alimentos, las tendencias son muy similares en el mundo. Está la preocupación en todas partes por cómo tener una alimentación más saludable en el futuro. Y la oportunidad está en bajar los azúcares, pero siempre tratando de mantener el sabor y la textura que buscan los consumidores. Las personas buscan una alimentación más saludable, pero también quieren esa indulgencia, esa posibilidad de tener un alimento sabroso. A esta tendencia, que está muy clara y va a crecer, le apuesta bastante Ingredion.

¿Cuáles son sus focos de crecimiento para los próximos años?

El gran foco de la compañía son dos áreas. La primera es la parte de proteínas vegetales y reducción de azúcar, para la que tuvimos la inversión que mencioné de la planta de alulosa en México, y también compramos una empresa llamada PureCircle, que produce endulzantes de stevia. Y la otra es el negocio existente, que es muy importante y tiene que ver con la textura, el sabor, la energía que traen los alimentos, y es nuestra base. Más que nada, buscamos encontrar con los clientes una forma de traerle al consumidor final las opciones más variadas. Si busca un dulce o algo con más azúcar, que lo pueda encontrar; si busca proteína vegetal, lo mismo. Lo importante es tener opciones, y nosotros estamos para trabajar con nuestros clientes en todas estas áreas.

Además, en México tienen un programa enfocado al maíz amarillo. ¿En qué consiste?

Junto con las empresas de Coca-Cola México, aceptamos el desafío de buscar formas de incrementar la producción del maíz amarillo en Jalisco. Es un esquema sustentable de producción, con un control de la calidad, desde nuestro lado, del maíz que se está sembrando, y ya estamos discutiendo cómo hacerlo en otros estados de México.

Consulta todos nuestros contenidos del ranking de las Las 500 empresas más importantes de México 2021

Publicidad
Publicidad
Publicidad