Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EU quiere más vehículos eléctricos hechos en México y menos 'made in China'

Las plantas armadoras que fabrican vehículos eléctricos o híbridos enchufables en México podrían ver una mayor demanda gracias a las medidas contenidas en la Ley de Reducción de la Inflación de EU.
lun 22 agosto 2022 01:47 PM
Producción de Mach-E en Cuautitlán
Actualmente, entre los vehículos elegibles para el crédito fiscal están Mustang Mach-E de manufactura mexicana.

El Congreso estadounidense incluyó a los vehículos eléctricos de manufactura mexicana y canadiense entre los que podrían acceder al beneficio fiscal de 7,500 dólares (unos 151,000 pesos) que otorgará el gobierno de Estados Unidos a los interesados en adquirir un auto de este tipo, cuyo precio no supere los 80,000 dólares (alrededor de 1.6 millones de pesos). Los autos eléctricos usados también podrán acceder a un crédito fiscal por 4,000 dólares.

Este beneficio es parte de las medidas contenidas en la Ley de Reducción de la Inflación de 2022, cuyo objetivo es reducir los costos para las familias, combatir la crisis climática y reducir el déficit.

El efecto más inmediato de la nueva disposición será la prohibición de créditos fiscales para vehículos ensamblados fuera de Norteamérica, que hoy representan alrededor del 70% de los 72 modelos eléctricos e híbridos enchufables disponibles en el mercado estadounidense. No obstante, la nueva disposición es menos restrictiva que una versión anterior, que favorecía solo a quienes compran vehículos eléctricos fabricados en plantas estadounidenses que operaran bajo un contrato colectivo negociado con sindicatos.

Actualmente, entre los vehículos elegibles para el crédito fiscal están Mustang Mach-E de manufactura mexicana y Nissan Leaf, además de otros híbridos enchufables producidos en la región, como el Audi Q5 y el BMW Serie 3 de manufactura mexicana.

Publicidad

Mayor contenido regional

Además de incentivar la venta de más autos electrificados, el gobierno estadounidense busca fortalecer la cadena de suministro regional con la medida. Pete Buttigieg, dijo la semana pasada a Reuters que esta sería "una política de transformación a largo plazo muy importante para garantizar la venta de los vehículos eléctricos Made in America”.

Las nuevas restricciones entrarán en vigor el 1 de enero y las nuevas reglas de abastecimiento aumentarán anualmente, hasta conseguir un alto porcentaje de integración regional.

A partir de 2024, según la Ley de Reducción de la Inflación, los vehículos eléctricos deberán integrar al menos un 50% de contenido norteamericano, es decir, proveniente de Estados Unidos, México o Canadá, para 2024, que deberá de llegar a un 100% para 2028. Además, los fabricantes de las baterías deberán obtener al menos el 40% de sus minerales críticos para las celdas de países con los que Estados Unidos tiene un tratado de libre comercio. El porcentaje incrementará gradualmente durante los siguientes dos años y para el 2026 el contenido regional de minerales críticos aumentaría al 80%.

Los minerales críticos también se pueden fabricar a partir de materiales reciclados en Norteamérica, pero de ninguna manera podrán utilizarse aquellos que fueron "extraídos, procesados ​​o reciclados por una entidad extranjera de interés", lo cual deja fuera a China como proveedor.

Todas estas restricciones, no obstante, han generado dudas sobre qué tan capaces serán los fabricantes de vehículos adaptar sus cadenas de suministro en medio de disrupciones constantes. "La industria es capaz a veces de más de lo que ven al principio", añadió Buttigieg en la entrevista que dio a Reuters.

¿Oportunidades para México?

La Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles (NADA, por sus siglas en inglés) calcula que en los próximos años, Estados Unidos pasará de tener solo una docena de vehículos totalmente eléctricos a una oferta de más de 40 diferentes modelos. Pero solo aquellos que acrediten una manufactura regional podrán acceder al incentivo fiscal, lo que deja en desventaja, al menos en términos de precio, a los vehículos eléctricos de manufactura japonesa, surcoreana y europea.

También representa una barrera adicional para los modelos eléctricos de manufactura china, que buscan abrirse camino en el mercado occidental.

La asequibilidad aún desempeña un papel importante en la decisión de compra de un consumidor. Según una encuesta de consumidores de 2022 realizada por Deloitte, más de la mitad de los encuestados estadounidense no estaban dispuestos a pagar 500 dólares (unos 10,000 pesos) más por vehículos que funcionan con energías alternativas que un vehículo comparable con motor de gasolina.

Pensando en que los consumidores estadounidenses se inclinarán por aquellos modelos que sí sean elegibles para el crédito fiscal, las plantas armadoras que ya fabrican o fabricarán vehículos eléctricos o híbridos enchufables en los tres países podrían beneficiarse de una mayor demanda impulsada por las nuevas medidas establecidas en la Ley de Reducción de la Inflación.

“En nuestra región producimos juntos para competir globalmente. Debemos profundizar nuestra integración productiva para brindar bienestar a nuestras sociedades y no dejar a nadie atrás”, dijo la Secretaría de Economía de México en Twitter.

Ford fabrica en México el modelo Mustang Mach-E en una planta en Cuautitlán, Estado de México, y recientemente anunció que triplicará la producción. General Motors iniciará en 2023 con el ensamble del modelo Blazer EV en Ramos Arizpe, Coahuila; mientras que Audi anunció recientemente que planea producir una versión completamente eléctrica de su SUV Q5 a partir de 2027.

Al menos otro fabricante más anunciará en el último trimestre del año inversiones para la producción de un vehículo eléctrico en México.

Algunos de los modelos que calificarían para un crédito fiscal bajo la Ley de Reducción de la Inflación son:

Eléctricos

Mustang Mach-E
Ford Transit EV
Ford F150 Lightning
Nissan Leaf
Rivian EDV, R1S y R1T

Híbridos enchufables (PHEV)

Audi Q5
BMW 330e Sedan
BMW X5
Chrysler Pacífica
Jeep Grand Cherokee
Jeep Wrangler
Ford Escape
Lincoln Aviator PHEV
Lincoln Corsair
Volvo S60

Esta es la lista completa de vehículos que podrán aspirar al crédito fiscal publicada por el Departamento de Energía de Estados Unidos

 
Publicidad
Publicidad