Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Para Boris Johnson, ser el candidato más conocido es un arma de doble filo

El excanciller británico es el hombre más sonado para sustituir a Theresa May como primera ministra, pero esto puede jugar contra sus aspiraciones.
mié 05 junio 2019 05:04 AM
Conciliación
Conciliación. Boris Johnson trata de sacudirse la fama de ser divisivo, pues el Partido Conservador busca unidad en este momento.

LONDRES (CNN)- Aunque no prestes mucha atención a lo que pasa en Reino Unido, es muy probable que hayas oído hablar de Boris Johnson .

Boris Johnson fue alcalde de Londres, canciller y personalidad de los medios; el lunes, 3 de junio, finalmente inició su campaña oficial para reemplazar a Theresa May como primera ministra de Reino Unido e Irlanda del Norte.

Publicidad

No es el único aspirante, pero probablemente es el único cuyo nombre dice algo fuera de Reino Unido.

Johnson publicó un video pulcramente producido en las redes sociales unos minutos después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desembarcara del Air Force One para su visita de Estado a Reino Unido. Johnson recibió la aprobación tácita de Trump el fin de semana.

Esto no puede haber sido coincidencia y asegura que el primer día de la cobertura de la campaña de Johnson sea muy discreto. Todo podría ser parte de la estrategia: Johnson sabe muy bien que ser el puntero al comienzo de cualquier campaña por un cargo alto no siempre tiene buenos resultados.

También podría tener el efecto de suavizar el impacto del respaldo de Trump. En circunstancias normales, la aprobación del presidente de Estados Unidos sería de gran ayuda para cualquier aspirante a la dirigencia. Pero Johnson, al que suelen describir como el Trump británico, sabe que no puede darse el lujo de dar la impresión de ser más divisivo si quiere ser el líder de los conservadores. El respaldo de Trump probablemente no le sirva para granjearse la amistad de los moderados.

Muchas personas creen que es el hombre que influyó más en la decisión de escindirse de la Unión Europea. Los partidarios del brexit lo adoran y los que quieren permanecer lo aborrecen. Sin embargo, si su video inaugural nos dice algo, es que es claro que Johnson entiende que quien reemplace a May necesitará unir a un país muy dividido por el referéndum del brexit .

Publicidad

En el video, Johnson habla con personas de etnias diversas y con los electores de todas las filiaciones políticas. Habla de unir al país y recalca que es necesario que los británicos sean positivos y confíen. Es justo decir que esto no tiene nada que ver con el estilo trumpiano de hacer política.

El reconocimiento del nombre

El reconocimiento internacional de Johnson no siempre tiene buenos orígenes.

Su larga lista de controversias incluye éxitos como haber dicho que la gente de la mancomunidad son "niñitos negros ondeando banderas" con "sandías por sonrisas", decir que las mujeres que portan el velo islámico "parecen buzones", y haber escrito un poema sobre el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, teniendo relaciones sexuales con una cabra.

No ha habido solo deslices: a Johnson lo han criticado por decir que una ciudadana británica que está purgando una pena de prisión en Irán por presunto espionaje estaba en ese país para enseñarle periodismo a la gente. Las autoridades iraníes usaron la declaración de Johnson como evidencia contra ella.

Recomendamos: Caos político: Así fue el gobierno de Theresa May en Reino Unido

Entonces, podría ser sorprendente que un personaje tan polémico sea el favorito para ser el próximo primer ministro.

Publicidad

Siempre se ha pensado que como Johnson tuvo dos mandatos como alcalde de Londres —ciudad que tiende a votar por el Partido Laborista, la oposición—, es el arma no tan secreta de los conservadores. Pero desde el referéndum, se ha vuelto uno de los personajes más divisivos del país. Los partidarios de la escisión lo ven como un héroe de la campaña por el brexit; los partidarios de la permanencia creen que mintió para ganar y que tiene la culpa del lío en el que el país está metido.

Apenas en octubre, la mayoría de los parlamentarios conservadores reconocieron que Boris era demasiado tóxico y que no era una opción viable para reemplazar a May cuando llegara el momento.

Pero Johnson no solo divide opiniones en Reino Unido. La élite de Bruselas, con la que Reino Unido ha estado renegociando el brexit, recuerda esa época en la que estuvo allá como periodista; en su cobertura sobre la Unión Europea escribió artículos dudosos sobre el funcionamiento de Bruselas. Esto, combinado a sus jugarretas desde el referéndum, dificulta que los poderes fácticos lo consideren un socio creíble.

Lee: Siete candidatos entran a la carrera para suceder a Theresa May

Dado que una de las tareas clave de cualquier nuevo primer ministro será convencer a Bruselas de renegociar el proyecto de May para el brexit —justo lo que hizo que Johnson renunciara al gabinete—, nombrarlo primer ministro parece raro.

Entonces ¿por qué rayos es el favorito de los conservadores?

Todo tiene que ver con el brexit

Muchas cosas han cambiado desde octubre. Para empezar, el acuerdo de May todavía no está muerto y su liderazgo se acerca a su conclusión. El brexit no se ha cumplido, lo que significa que hay varias opciones a negociar una vez más. Para muchos conservadores, esto significa la posibilidad de un brexit más duro o incluso abandonar la Unión Europea sin acuerdo, cosa que May no estaba dispuesta a hacer.

Los partidarios del brexit creen que a Johnson le bastará dejar que el tiempo se agote y no pedir una prórroga para el brexit. Lo más importante es que piensan que la Unión Europea cree que lo haría.

Lee: El 'brexit' provoca un desplome en la producción de vehículos en Reino Unido

También creen que Johnson es el único conservador lo suficientemente carismático como para enfrentar los desafíos electorales que esperan al partido en este momento. Jeremy Corbyn, del opositor Partido Laborista, está apostándole a que haya elecciones y que con el caos que reina en el Partido Conservador, será fácil eliminarlos. Además, los conservadores se enfrentan a una nueva amenaza electoral: el nuevo partido por el brexit de Nigel Farage. Entre más tarde el brexit en concretarse, más apoyo obtendrá este nuevo grupo que respalda abiertamente la salida de la Unión Europea sin acuerdo.

Definitivamente es un riesgo. El Partido Conservador está muy dividido y muchos de sus miembros creen que Johnson no es apto para el cargo. Algunos de los parlamentarios lo consideran perezoso e indigno de confianza. Además, ser popular entre los parlamentarios conservadores es muy diferente a ser popular con el pueblo en general, especialmente entre los votantes partidarios de la permanencia.

Esto podría resultar muy contraproducente para los conservadores y, a final de cuentas, darle las llaves de la casa de gobierno a Corbyn, hombre al que consideran un riesgo para la seguridad nacional. Pero desafortunadamente para ellos, su torpeza al lidiar con el brexit les ha dejado muy pocas opciones.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad