Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

ONU: Hay pruebas de la relación de Arabia Saudita con la muerte de Khashoggi

Las indagatorias de una relatora independiente señalan la responsabilidad del príncipe heredero saudí con el asesinato del columnista del Washington Post.
mié 19 junio 2019 09:46 AM
Jamal Khashoggi.
El periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en la embajada de Arabía Saudita en Estambul en octubre de 2018.

Existen pruebas suficientes de la responsabilidad del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, informó este lunes una relatora de la ONU.

Agnès Callamard, relatora especial de la ONU, no llega a ninguna conclusión sobre la culpabilidad del príncipe ni del rey de Arabia Saudita. En cambio, la especialista dice que hay “evidencia creíble que merece una investigación más profunda por parte de una autoridad apropiada” en cuanto a si se ha alcanzado el “umbral de responsabilidad penal”.

Publicidad

Callamard, quien es la investigadora de ejecuciones extrajudiciales de la ONU, indagó durante seis meses el caso, para lo que viajó a Turquía.

"Esta investigación (...) demostró que hay suficientes pruebas creíbles sobre la responsabilidad del príncipe heredero que exigen una investigación adicional", dijo en su informe final, facilitado este miércoles a los medios.

Recomendamos: Jamal Khashoggi y otros periodistas son la Persona del Año de Time

Igual que el resto de expertos independientes de la ONU, Callamard no habla en nombre de la organización.

El reporte de 100 páginas no generó una reacción inmediata de Riad, que había recibido el texto por adelantado, pero el reino niega de manera regular las acusaciones de que el príncipe estuvo involucrado.

Turquía reaccionó al informe asegurando que lo "respalda con fuerza", dijo el ministro de Exteriores Mevlüt Cavusoglu en Twitter.

Estas fueron las últimas palabras del periodista Jamal Khashoggi

La experta pide que los países que imponen sanciones, como Estados Unidos, lo sigan haciendo contra 17 individuos por su papel en el asesinato aunque considera que no son suficientes porque no toman en cuenta la cuestión de la responsabilidad de "la cadena de mando".

"Teniendo en cuenta las pruebas creíbles sobre las responsabilidades del príncipe heredero en su asesinato, estas sanciones también deberían incluir al príncipe heredero y sus bienes personales en el extranjero", aseguró.

Publicidad

Mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evitó tomar una línea dura contra Bin Salman, deseando retener el apoyo de Riad para presionar a Irán y el flujo de dinero para la venta de armas, otros políticos estadounidenses han tratado de castigar a los sauditas.

Khashoggi, columnista del Washington Post, murió después de ingresar al consulado saudita en Estambul en octubre de 2018. Aunque Riad inicialmente negó tener conocimiento del incidente, funcionarios sauditas afirmaron luego que un grupo de operadores deshonestos, muchos de los cuales pertenecen al círculo más cercano del príncipe heredero Mohammed bin Salman, fue responsable de la muerte del periodista.

OPINIÓN: ¿Por qué las noticias falsas son el verdadero enemigo de la gente?

El fiscal general saudita reconoció más tarde que Khashoggi fue asesinado en un crimen premeditado.

Khashoggi temía a Bin Salmán

La relatora especial dijo que Khashoggi estaba “plenamente consciente de los poderes que tenía el príncipe heredero” y había expresado sus temores sobre lo que le sucedería si él regresaba al reino.

Según el informe, que cita evidencia de las agencias de inteligencia turcas y otras, después de ingresar al consulado, a Khashoggi le inyectaron un sedante y luego metieron su cabeza en una bolsa de plástico y fue asfixiado.

El informe cita una grabación de audio desde el interior del consulado, en la que se escucha que le dicen a Khashoggi que lo llevarán a Arabia Saudita.

Publicidad

Lee: Arabia Saudita quiere dejar su 'adicción' al petróleo

“Tendremos que regresarlo. Hay una orden de Interpol”, le dice un saudita al periodista, quien responde que “no hay un caso en mi contra” y les advierte que hay personas que lo esperan fuera del consulado.

Los hombres le dan instrucciones a Khashoggi para que le escriba un mensaje de texto a su hijo y discuten sobre lo que debería decir antes de escucharse una voz diciendo: “Hazlo corto”.

Previamente se informó que después de que Khashoggi fue asesinado, su cuerpo fue desmembrado y sacado del consulado en varias bolsas. El cuerpo no ha sido encontrado.

Lee: La actitud sospechosa de Irán sobre los ataques a buques petroleros

La relatora especial encontró pruebas creíbles que apuntaban a que la escena del crimen había sido “limpiada a fondo, incluso de forma forense”, lo que indica que la investigación saudita “no se realizó de buena fe y que puede constituir una obstrucción a la justicia”.

Relatora pide una investigación penal

La experta de la ONU pide al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que ponga en marcha "una investigación penal de seguimiento sobre el asesinato del señor Khashoggi para constituir informes sólidos sobre cada uno de los presuntos autores".

También reclama buscar mecanismos, como un tribunal especial, para esclarecer las responsabilidades.

El secretario general de la ONU "debería él mismo poder abrir una investigación penal internacional de seguimiento sin que tenga que intervenir un Estado", añadió.

Lee: La CIA concluye que el príncipe saudí ordenó el asesinato del periodista

Callamard advirtió además contra la "importancia desproporcionada de la identificación del autor del crimen" y afirmó que la justicia no tiene que concentrarse únicamente en establecer la responsabilidad del autor material.

Según la relatora, una investigación judicial también debe determinar la responsabilidad de "las personas que, en el contexto de la perpetración de una violación, abusaron de las responsabilidades de su puesto de autoridad o no las cumplieron".

En el proceso en Arabia Saudita, la acusación descartó la responsabilidad del príncipe heredero y acusó a 20 personas, pidiendo la pena de muerte para cinco hombres.

Callamard pide la suspensión de este juicio, considerando que el proceso judicial no respeta las normas internacionales. También pide al FBI que abra una investigación por el asesinato del del periodista, que era residente en Estados Unidos.

Con información de AFP, CNN y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad