Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La propuesta de negociación de Trump es una "decepción", dice Irán

El presidente Hasan Rohani asegura que Teherán "no busca la guerra con ningún país", ni siquiera con Estados Unidos.
mié 26 junio 2019 02:05 PM
La inacción de los europeos
El presidente de Irán, Hassan Rohani, aprovechó una llamada con su homólogo francés, Emmanuel Macron, para expresar la decepción de los iraníes ante lo que Teherán considera la inacción de los europeos.

La oferta de Estados Unidos de negociar con Irán es una decepción, dijo este miércoles el líder supremo de la república islámica, el ayatolá Alí Jamenei, en comentarios publicados en un sitio web oficial.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que está dispuesto a sostener conversaciones con Irán, pero los términos no son del gusto de Teherán.

Publicidad

"Las negociaciones son una decepción en cuanto a lo que quieren. El arma está en sus manos y ellos nos dicen que nos nos atrevamos a acercanos. Ellos dicen que bajemos las armas para que puedan hacer lo que quieran con nosotros. Esto es lo que consideran una negociación", dijo Jamenei.

Lee: El derribo del dron estadounidense nos dice bastante sobre Irán

El presidente de Irán, Hasan Rohani, afirmó que Washington ha escogido un camino incorrecto, luego de las amenazas proferidas el día anterior por Trump contra el país islamista.

Así, Irán acusó a Estados Unidos de "cerrar de forma permanente la vía diplomática" para poner fin a la crisis entre ambos países.

El martes, Donald Trump amenazó con "borrar" partes de Irán si la república islámica ataca "cualquier cosa estadounidense", mientras que Teherán dijo que las recientes sanciones de la Casa Blanca en su contra mostraban un "retraso mental".

Sin embargo, Trump dejó más tarde la puerta estaba abierta a conversaciones y agregó que Irán debería hablar con Estados Unidos "pacíficamente" para aliviar la tensión a fin de que eventualmente se levanten las sanciones económicas en su contra.

Hasan Rohani mantuvo también este miércoles una conversación telefónica con su homólogo francés Emmanuel Macron y le aseguró que "no busca la guerra con ningún país", ni siquiera con Estados Unidos, según la agencia oficial Irna.

Publicidad

El presidente estadounidense afirmó este miércoles a la cadena Fox Business News que espera que no haya guerra, al ser consultado sobre el tema.

"Pero estamos en una posición muy fuerte si tal cosa llegara a ocurrir. Estamos en una posición muy fuerte y puedo decir que no duraría mucho. Y no estoy hablando de tropas en el terreno", aseguró.

Lee: Irán pone a Donald Trump en un dilema entre la guerra y la paz

La llamada entre Rohani y Macron se produjo antes de una reunión prevista del presidente francés con su homólogo estadounidense, en la que se hablará seguramente del tema iraní durante la cumbre del G20 que se celebra este viernes y sábado en Japón.

Antes de partir a Osaka, Trump dijo a la prensa que los líderes de Irán son "egoístas y estúpidos" si no alcanzan próximamente un pacto con Estados Unidos.

El mandatario señaló que Irán atraviesa actualmente "dificultades económicas" que pueden ser resueltas "rápido o en diez años", dependiendo de la intención del líder supremo de Irán y su gobierno.

"Irán puede hacer lo que quiera, está bien, yo tengo mucho tiempo. Todo el tiempo del mundo. Ellos tienen un país que ahora tiene dificultades económicas. Mientras, ellos seguirán pagando sanciones", apuntó el gobernante.

El papel de Europa

Rohani aprovechó la llamada para expresar la decepción de los iraníes ante lo que Teherán considera la inacción de los europeos.

El presidente iraní insistió en que "la adhesión de Irán [al acuerdo sobre el programa nuclear iraní concluido en Viena en 2015] estaba supeditada a las promesas europeas destinadas a garantizar los intereses económicos de Irán, ninguna de las cuales se ha concretado", advirtió Rohani.

Sin embargo estas palabras contrastan con el contenido muy severo de una nota redactada por el almirante Alí Shamjani, secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, afín a los conservadores, publicada el martes por la agencia Fars.

En este documento el oficial dice que no hay nada que esperar de los europeos y que Irán aplicará de forma "decidida" la segunda fase de su "plan de reducción" de compromisos en materia nuclear, a partir del 7 de julio .

Publicidad

Es decir, que Irán volverá a enriquecer uranio a un nivel prohibido por el acuerdo de 2015 de Viena y reactivará su proyecto de construcción de un reactor de agua pesada en Arak (centro), por ahora suspendido.

En cambio, las palabras de Rohani dan a entender que aún hay margen para salvar el acuerdo, y revertir las decisiones.

Mediante el acuerdo de Viena Irán se comprometió a no dotarse del arma atómica y a limitar drásticamente su programa nuclear, a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones internacionales que asfixiaban su economía.

Irán superará el límite de reservas de uranio para presionar a EU

Las sanciones extraterritoriales que Estados Unidos volvió a imponer desde agosto de 2018 contra Teherán han conducido a los principales clientes de la República islámica a renunciar a comprarle petróleo. Además, aíslan a Irán del sistema financiero internacional, privando así al país de los beneficios económicos que esperaba obtener del acuerdo de 2015.

Como reacción, Irán informó el mes pasado que dejaría de sentirse constreñido por algunos de los límites impuestos por el acuerdo firmado en Viena.

Teherán también ha dirigido un ultimátum hasta el 7 de julio a los demás Estados que firmaron el acuerdo de Viena (Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia) para que ayuden al país a eludir las sanciones de Estados Unidos. Si no es así, Irán pasaría entonces a la segunda fase de ese "plan de reducción" de compromisos.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad