Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así es la cárcel que comparten El Chapo, Jeffrey Epstein y Paul Manafort

El narcotraficante, el empresario acusado de tráfico sexual y el ex asesor de campaña de Trump están encerrados en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.
vie 12 julio 2019 05:04 AM
Vecinos
El MCC de Manhattan está solo a ocho kilómetros de la mansión de Epstein.

¿Qué tienen en común un narcotraficante de Sinaloa, un multimillonario y el ex asesor de campaña de Donald Trump? Pues que los tres comparten cárcel.

El Centro Correccional Metropolitano de Manhattan es el domicilio actual de Joaquín el 'Chapo' Guzmán, Paul Manafort y Jeffrey Epstein, quien fue acusado el lunes por haber operado una red de tráfico sexual en la que abusó de decenas de niñas menores de edad.

Publicidad

Uno de los abogados del 'Chapo', Jeffrey Litchman, dijo que estaba sorprendido de haber visto a Epstein en el uniforme de preso dos días después de su detención.

"Allí estaba él, sentado allí, solo", dijo Litchtman, de acuerdo con Bloomberg. "Esta unidad está completamente aislada". Si Epstein está allí a tiempo completo en este momento, "no tendrá ningún contacto con otros".

El multimillonario no se encuentra lejos de su hogar. La mansión de Epstein se ubica a tan solo 8 kilómetros del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.

El ‘Chapo’ Guzmán espera que el juez dicte su sentencia, después de que el jurado lo encontrara culpable en febrero, tras un juicio de tres meses. El fiscal pidió el miércoles que el juez Brian M. Cougan dé al narcotraficante una cadena perpetua, más 30 años de prisión .

Manafort fue trasladado por el sistema penitenciario federal al Centro Correccional Metropolitano de Manhattan el 17 de junio por la mañana, luego de que el vicefiscal Jeffrey Rosen escribiera al fiscal de distrito de Manhattan sobre qué hacer con él mientras el recluso federal espera los procedimientos de la corte estatal.

El ex colaborador de Trump enfrenta 16 cargos por fraude del fiscal del distrito de Manhattan , Cyrus Vance. "Nadie está por encima de la ley en Nueva York", dijo Vance en un comunicado, el 13 de marzo. Ese mismo día, Manafort fue sentenciado por una jueza federal a 43 meses de prisión por cargos de conspiración. Además, tiene otra sentencia por 47 meses por cargos federales de fraude.

Publicidad

¿Cómo es el Centro Correccional Metropolitano?

Epstein, Guzmán y Manafort se suman a otra lista de criminales famosos que han esperado por una sentencia en este recinto.

Antes de ellos lo hicieron el jefe de la mafia John Gotti, Ramzi Ahmed Yousef, el autor intelectual del bombardeo de 1993 al World Trade Center de Nueva York, y Bernard Madoff, expresidente de una firma de inversión con la que hizo una estafa de 20,000 millones de dólares con un sistema Ponzi.

El Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, un edificio de 12 pisos, es considerado como una de las prisiones más seguras de Estados Unidos. Actualmente aloja a 794 prisioneros, hombres y mujeres, de acuerdo con el sitio web del Buró Federal de Prisiones. Abrió sus puertas en 1975.

”Tiene seguridad extra, más allá de lo que habría en una zona restringida de internamiento”, dijo Catherine Linaweaver, quien fue alcadesa del penal durante 15 meses antes de retirarse en 2014, de acuerdo con el portal Infobae. "No hay ninguna otra división en la Oficina de Penales como la división de alta seguridad en Nueva York".

Sin embargo ha habido fugas e intentos de escape. En 1981, un prisionero casi logra abordar un helicóptero secuestrado, indica un reporte de The New York Times. Nueve años después, dos presos desaparecieron por la ventana del segundo piso, tras bajar usando un cordón eléctrico. Uno de ellos aún es uno de los fugitivos más buscados de Estados Unidos.

Publicidad

Los prisioneros calificados de alta peligrosidad, como el 'Chapo', son puestos en media decena de celdas en un ala llamada 10 South, donde habitan en confinamiento solitario y tienen prohibido dirigirse la palabra entre ellos. En esta sección, las luces están encendidas 23 horas al día.

Las celdas son pequeñas y están amuebladas solo con una cama de concreto, una ducha y retrete, sin mesas o sillas con respaldo. Las ventanas son esmeriladas, lo que no permite ver hacia fuera. La ranura de la puerta para introducir alimentos está cerrada prácticamente todo el día, por lo que los reos ven poco más allá.

Sin embargo, los guardias pueden ver dentro de las celdas con ayuda de cámaras de vigilancia en la ducha y sobre el excusado, de acuerdo con declaraciones de Uzair Paracha, quien pasó dos años en el centro hasta 2005, cuando fue condenado por haber dado apoyo material a Al Qaeda.

En 2011, la organización Amnistía Internacional envió una carta hacia el entonces fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, donde manifestaba su preocupación por las condiciones de los prisioneros de este centro.

“Si bien tales condiciones parecerían inaceptablemente severas si se aplicaran en cualquier caso por más de un mínimo período, nos preocupa que algunos detenidos federales hayan estado recluidos durante meses o años en estas condiciones a la espera de juicio”, señala la carta de Amnistía.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad