Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Parlamento británico retrasa la votación sobre el 'Brexit', ¿qué sigue?

La Comisión Europea pide al Reino Unido que informe sobre sus próximos pasos lo antes posible, mientras Boris Johnson lanza un desafío: no negociará más retrasos.
sáb 19 octubre 2019 01:45 PM
Brexit Manifestación
Miles de manifestantes recorrieron el centro de Londres para reclamar un segundo referéndum.

Boris Johnson, el primer ministro británico, aseguró que no negociará un nuevo retraso de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, después de que perdió una votación en el Parlamento, lo que significa que está obligado a solicitar un aplazamiento del Brexit.

El Parlamento aprobó, por 322 votos a favor y 306 en contra, una enmienda presentada por Oliver Letwin, antiguo ministro del gabinete conservador, que negó el apoyo al acuerdo del Brexit que Johnson alcanzó con la UE el jueves.

Publicidad

Según la legislación aprobada con anterioridad, esta votación significa que Johnson está obligado a pedirle a la Unión Europea que retrase la salida de Reino Unido más allá de la fecha programada del 31 de octubre. Pero Johnson ha asegurado repetidas veces que no hará esto y el sábado reiteró esa posición.

"No voy a negociar un retraso con la UE y la ley tampoco me obliga a hacerlo", dijo Johnson al Parlamento. "Les diré a nuestros amigos y colegas de la UE exactamente lo que les he dicho a todos los demás en los últimos 88 días en los que he sido primer ministro: que un nuevo retraso sería malo para este país, malo para la Unión Europea y malo para la democracia".

Lee: ¿A Boris Johnson le saldrán las cuentas para lograr el 'brexit'?

La Comisión Europea dijo que Reino Unido ahora debe informar al ejecutivo de la UE sobre sus próximos pasos lo antes posible.

El gobierno no realizará el sábado una votación sobre su acuerdo del Brexit como estaba previsto. El Parlamento debatirá y votará el lunes si aprueba el acuerdo de Johnson, dijo el líder de la Cámara de los Comunes, Jacob Rees-Mogg.

Los legisladores celebraron su primera sesión convocada en un sábado desde la guerra de las Malvinas de 1982, mientras cientos de miles de personas se reunieron para marchar hacia el Parlamento y exigir otro referendo sobre la permanencia en la UE.

¿Qué sigue ahora?

La enmienda aprobada propone que el Parlamento retrase la decisión sobre si apoya el acuerdo del Brexit hasta que haya ratificado todos los proyectos de ley necesarios para implementarlo.

Publicidad

Johnson cree que esto se puede lograr para el 31 de octubre. Otros piensan que se necesitaría un breve retraso "técnico" de la salida de Reino Unido desde la UE para aprobar la ley.

Lee: El 'brexit' aún debe recorrer un largo camino antes de ser una realidad

Una ley aprobada por los opositores a Johnson le obliga a pedir a la UE un aplazamiento del Brexit hasta el 31 de enero de 2020 si el sábado no obtenía la aprobación de su acuerdo. No obstante, Reino Unido podría salir del bloque el 31 de octubre si el Parlamento aprueba todos los proyectos necesarios antes de esa fecha.

"Mi objetivo es asegurar que el acuerdo de Boris tenga éxito", dijo Letwin previamente. Pero antes quería tener "una póliza de seguros que evite que Reino Unido se estrelle por error el 31 de octubre si algo sale mal durante la aprobación de la legislación de aplicación (del Brexit)".

Manifestaciones en Londres

Tras la votación del Parlamenteo, cientos de miles de manifestantes, un millón según los organizadores, salieron a las calles de Londres para reclamar un segundo referéndum como único modo de resolver la crisis.

Bajo un sol radiante, partieron del céntrico Hyde Park tras una pancarta que decía "Juntos por tener la última palabra" en dirección del Parlamento de Westminster.

"¿Qué queremos? ¡El voto popular! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ya!", gritaba una multitud de todas las edades que había llegado a la capital a bordo de 170 autocares fletados para la ocasión gracias a los fondos donados, entre otros, por personalidades del mundo del deporte, el espectáculo y los negocios.

"Hicimos una gran tontería" en el referéndum de 2016, cuando los británicos decidieron salir de la UE por 52% de los votos, lamentó Suzanne O'Hallorin, una jubilada de 64 años.

"Creo que sabemos mucho más hoy que en el momento de aquel referéndum" y "tenemos que votar ahora que conocemos las consecuencias de abandonar la Unión Europea", agregó esta manifestante, tocada con un gorro con los colores de la bandera europea.

Algunos manifestantes, como Theodor Howe, no tenían edad de votar hace tres años pero sienten que la decisión que pesa sobre el país afecta principalmente al futuro de su generación. Queremos "poder dar nuestra opinión sobre lo que va a pasar", explica este estudiante que viajó desde la lejana Escocia para manifestarse en la capital.

La marcha, en que participaron figuras políticas como el alcalde laborista de Londres Sadiq Khan, llegó frente al parlamento británico antes de que los diputados decidieran posponer su decisión sobre el acuerdo de divorcio alcanzado el jueves entre Londres y Bruselas.

Con información de Reuters y AFP

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad