Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Esta será 'otra' semana de negociaciones cruciales para el 'brexit'

El primer ministro Boris Johnson se quedó muy cerca de por fin concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pero no recibió el apoyo del Parlamento.
lun 21 octubre 2019 12:48 PM
Una esperanza de resolución
Boris Johnson aún puede lograr que el Reino Unido salga de la Unión Europea en unos días, si logra que el parlamento británico apruebe su acuerdo y las leyes necesarias para ejecutarlo.

Rob Picheta

LONDRES (CNN)- Boris Johnson estuvo muy cerca.

Tras negociar con la Unión Europea un acuerdo para el brexit , cosa que pocos creían que podría lograr, el primer ministro de Reino Unido regresó a Londres con la esperanza de cosechar otro éxito espectacular en el Parlamento.

Publicidad

Al parecer, el único obstáculo que le quedaba a Johnson por superar para lograr una hazaña que tan agónicamente eludió a Theresa May es que se lleve a cabo una votación significativa sobre su plan .

Pero entonces, en un giro digno de una crisis nacional que encuentra formas nuevas e inesperadas de volver a tomar impulso, el primer ministro sufrió un golpe devastador.

La aprobación de la enmienda Letwin y la subsiguiente solicitud de una prórroga al brexit volvieron a poner de cabeza esta historia y dieron inicio a otra semana vital en Bruselas y en Londres.

Esto no significa que la lucha haya terminado. Si Johnson logra que se apruebe su acuerdo de retirada esta semana, junto con las leyes relevantes para la ejecución del acuerdo, Reino Unido saldrá de la Unión Europea en cuestión de días.

Lee: El nuevo acuerdo del 'brexit' despierta poco entusiasmo de inversionistas

El brexit no ha terminado. De hecho, es probable que acabe de estallar.

Una votación muy reñida

Lo primero en la agenda de Johnson para esta semana será volver a someter su acuerdo para el brexit a votación en el Parlamento, aunque hasta eso podría ser complicado.

Jacob Rees-Mogg, líder de la Cámara de los Comunes, indicó el sábado que Johnson planea someter su acuerdo a votación el lunes, 21 de octubre. Sin embargo, el presidente de la cámara, John Bercow, dijo este lunes que no permitiría una nueva votación. Hace unos meses, Bercow falló que no se puede presentar el mismo proyecto de ley dos veces ante el Parlamento a menos que las circunstancias sean considerablemente diferentes.

Publicidad

Si Johnson logra que el presidente de la cámara permita que se celebre la votación, podría no ser una votación definitiva . Las enmiendas de Letwin implican que las votaciones subsiguientes sobre el acuerdo de retirada también deben de autorizarse para que el brexit se concrete.

No obstante, los resultados servirían para saber si Johnson tiene los votos para que el acuerdo se apruebe. Si los tuviera, lo más seguro es que los proyectos de ley que se pusieron a consideración de la cámara el martes, 15 de octubre, también se aprueben.

Amber Rudd, quien renunció al gabinete de Johnson en septiembre porque dejó de confiar en que Johnson quería amarrar un acuerdo, predijo el domingo, 20 de octubre, que el primer ministro tiene el apoyo de una "coalición frágil pero sincera" para la aprobación de su propuesta. "Creo que pasará", dijo Rudd a Sky News.

Recomendamos: El 'brexit' y su impacto en el mundo (incluido México)

El éxito o el fracaso podría depender de cuántos parlamentarios laboristas se rebelen contra el coordinador de su bancada y apoyen el acuerdo y de si Johnson logra convencer a los legisladores a los que purgó de sus curules de aceptar el pacto.

Cincuenta sombras del 'brexit'

El problema más grande al que se enfrenta el equipo de Johnson es que Letwin abrió una caja de Pandora con su enmienda aplastante.

Publicidad

En vez de conseguir la votación sencilla que Johnson quería para su acuerdo, ahora el Parlamento puede reformar cada parte de su plan con cualesquiera tonos de brexit que los parlamentarios quieran aplicarle.

Eso significa que, de repente, vuelve a estar a discusión un acuerdo "suave" para el brexit en el tema de la unión aduanera, lo que podría animar a algunos moderados a quitarle el apoyo al plan de Johnson.

Lee: Reino Unido quiere hacer negocios con startups mexicanas

El Partido Democrático Unionista (DUP), que supuestamente apuntala el gobierno minoritario de Johnson pero cuyos parlamentarios enfurecieron con la propuesta de instalar una frontera aduanal en el mar de Irlanda, consumaron su venganza ayudando a que se aprobara la enmienda Letwin. Ahora, podrían causarle más problemas al primer ministro si respaldan un plan alterno más suave.

También es probable que la campaña por celebrar un segundo referéndum vuelva a tomar impulso y lo más seguro es que los laboristas la respalden. El sábado, 19 de octubre, cientos de miles de personas marcharon para exigir una nueva votación.

Entonces, los observadores del Parlamento ahora enfrentan, básicamente, la posibilidad de que se lleve a cabo una "votación significativa" junto con una serie de votos indicativos sobre las alternativas al brexit, escenario muy parecido al surtido de propuestas que se presentaron ante el Parlamento luego de que rechazaran tres veces el acuerdo de May. En caso de que se te haya olvidado, todas esas sugerencias fracasaron también.

¿Prórroga o no acuerdo?

En Europa, también hay drama.

Tras afirmar durante semanas que nunca le pediría una prórroga a la Unión Europea y que incluso insistiera que preferiría "estar muerto en una zanja", Boris Johnson hizo justo eso la noche del sábado.

Pese a todas las bravatas y los dramas por las fotocopias, los documentos sin firma y las cartas introductorias, la realidad es que Johnson envió una carta que el Parlamento escribió en su representación para pedir una prórroga de tres meses y la Unión Europea la recibió. Ahora, falta que los líderes europeos decidan cuales serán los pasos a seguir.

Lee: El 'brexit', una oportunidad de crecimiento para la UE, dice su canciller

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, volvió a hacerla de policía malo e insinuó que no es necesaria una tercera prórroga. "No estoy intentando predecir el futuro, pero no creo que debamos otorgar ninguna prórroga más", dijo Macron luego de que el acuerdo se amarrara la semana pasada. "Creo que es momento de poner fin a estas negociaciones y trabajar en la relación futura".

Además, es probable que los 27 líderes del continente hagan eco de esas palabras en los próximos días con la esperanza de que la gente en Londres se centre en el nuevo acuerdo.

Sin embargo, si el pacto de Johnson no pasa en el Parlamento, lo más probable es que la Unión Europea acceda a concederle una prórroga a Reino Unido a regañadientes.

El primer ministro haría bien en estar atento a lo que pase el lunes al norte de la frontera, ya que habrá una audiencia en un tribunal escocés en la que sus planes podrían irse a pique, cosa que ha pasado antes.

Reino Unido y la UE alcanzan acuerdo equilibrado del Brexit y esperan aprobación

Los jueces del máximo tribunal de Escocia decidirán si se debe obligar a Johnson a cumplir la Ley Benn, con la que se lo obligaría a presentar una solicitud de prórroga. Ese punto podría parecer superfluo dado que Johnson envió dicha solicitud el sábado por la noche, pero hay quienes dudan de que se haya apegado al espíritu de la ley al debilitar su propia solicitud.

Con tanta confusión en el Parlamento, las intrigas en los tribunales y las protestas en las calles, parece que falta mucho para que lleguemos a la conclusión del brexit.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad