Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Bernie Sanders gana en las primarias de New Hampshire

El senador por Vermont obtuvo 26% de los votos, seguido por el ex alcalde Pete Buttiegieg, mientras Joe Biden sigue su caída.
mié 12 febrero 2020 11:43 AM

Bernie Sanders y Pete Buttigieg han tomado ventaja en las dos primeras elecciones primarias, aunque aún queda un largo trecho por recorrer en la carrera demócrata para definir quién será el rival de Donald Trump en los comicios presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

El senador socialista de Vermont y el ex alcalde de South Bend, Indiana, 40 años más joven y desconocido hasta hace algunos meses, terminaron en New Hampshire, segunda etapa de estas elecciones primarias , a dos puntos de diferencia en favor de Sanders, que obtuvo 26% de los votos.

Publicidad

Los nueve candidatos aún en competencia ya tienen la mira puesta en Nevada, próxima parada de la interna demócrata el 22 de febrero. La contienda continuará en Carolina del Sur (29 de febrero), antes del Súper Martes del 3 de marzo, en el que casi una quincena de estados irá a las urnas.

En New Hampshire, dos aspirantes demócratas dejaron la carrera. Andrew Yang, un empresario tecnológico nuevo en la arena política, y el senador de Colorado, Michael Bennet, anunciaron el martes su retiro de la contienda tras resultados decepcionantes en esta elección primaria.

"Esta victoria aquí es el comienzo del fin para Donald Trump", dijo Bernie Sanders delante de un público que festejaba su triunfo.

Para sus enemigos dentro del Partido Demócrata, la marcada posición de izquierda del senador de 78 años es su principal hándicap para enfrentar a Trump.

La pregunta que se abre es quién podría defender mejor los colores centristas: ¿ Buttigieg, que sueña con seguir los pasos de Barack Obama ? ¿La senadora Amy Klobuchar, quien culminó en tercer lugar el martes por la noche? ¿O el millonario Michael Bloomberg, quien entró tarde a la carrera pero posee recursos para su campaña como ningún otro de sus contendientes?

Biden, ¿al borde de la debale?

Joe Biden pasó de estar en la cima al borde del precipicio. En una semana. Fue favorito durante meses para la nominación demócrata a la Casa Blanca, el ex vicepresidente de Barack Obama se presentaba como un estadista de peso y el mejor preparado de su partido para derrotar a Donald Trump en noviembre.

Publicidad

Tras quedar cuarto en los "caucus" (asambleas ciudadanas) de Iowa, un batacazo que describió como un "golpe en las tripas", el martes recibió una segunda paliza consecutiva, ubicándose en un sorprendente quinto puesto en la primaria de New Hampshire, según la proyecciones de medios estadounidenses.

Recomendamos: ¿Por qué importa el apoyo demócrata que Joe Biden recibe?

Además, en una encuesta nacional difundida el lunes, Biden cedió el primer lugar a Sanders. De acuerdo con el sondeo de Reuters/Ipsos, un 17% de los demócratas votarían por el ex vicepresidente, cinco puntos porcentuales menos que en la encuesta de la semana pasada, mientras que 20% lo harían por el senador por Vermont.

En el promedio de encuestas recientes de RealClearPolitics en todo el país, Biden aparece con 20.4% de apoyo, después de perder frente a Sanders (23%) el primer puesto que había ocupado durante más de un año.

Biden había anticipado la derrota en New Hampshire y descartó pasar la noche en ese estado del noreste del país. Sin ánimo de fiesta, enfiló hacia Carolina del Sur, donde espera revertir su suerte en la primaria de fin de mes. En este bastión, el ex compañero de Obama por ocho años cuenta con el respaldo de la población afroemericana, clave para ganar una elección demócrata.

Lee: Joe Biden, el demócrata que más le preocupa a Donald Trump

El ex vicepresidente no solo tiene que superar a Sanders. En un giro embarazoso, Biden, de 77 años, también fue golpeado en New Hampshire por Pete Buttigieg, que ganó en Iowa; y por la pragmática senadora Amy Klobuchar. Por si fuera poco también lo eclipsó la senadora progresista Elizabeth Warren.

Publicidad

Nadie en la historia moderna del proceso de nominación demócrata ha ganado luego de un desempeño tan pobre en las dos contiendas estatales que abren la interna.

Las victorias en estas primeras instancias ofrecen una exposición mediática que permite recaudar fondos clave para las siguientes etapas. Las derrotas, por el contrario, alejan a los donantes.

La carrera presidencial de EU comienza con asambleas en Iowa

"No sé si he visto una semana más triste en una campaña que la de Joe Biden en New Hampshire", dijo a la AFP el profesor de ciencias políticas Dante Scala, de la Universidad de New Hampshire.

"A los votantes les gustaba bastante Joe Biden, pero no había devoción", agregó. "Entonces, cuando decepcionó en Iowa, se fueron a buscar otros candidatos".

Sin embargo, Biden se mostró confiado al decir que "la pelea no ha hecho más que comenzar" y recordó que su capacidad de generar apoyos entre los votantes negros y latinos es mayor que la de sus adversarios.

Otra favorita, la senadora progresista Elizabeth Warren, busca, al igual que Biden, proyectarse más allá de New Hampshire y captar votos perfilándose como la candidata de la unidad, pero los resultados parecen indicar que perdió el ímpetu del inicio de su campaña.

Lee: Los multimillonarios de EU dudan de Elizabeth Warren

Por otra parte, la senadora Amy Klobuchar, apuesta a conquistar la región que los demócratas deben seducir si pretenden derrotar a Donald Trump: el Medio Oeste rural y obrero, que inclinó la balanza hacia Trump en 2016.

Bloomberg avanza

New Hampshire, un estado del noreste del país con sólo 1.3 millones de habitantes, aporta 24 delegados a la convención demócrata, menos del 1% de los necesarios para la nominación, pero funciona como un trampolín.

Sanders, de 78 años, confiaba en su victoria. Buttigieg, de 38 años, se consolidaba como un serio competidor tras ganarle por estrecho margen en Iowa.

Pero era Klobuchar, de 59 años, cuya popularidad creció tras el debate del viernes, quien dio la nota al aparecer tercera en New Hampshire.

"No puedo esperar para ganar la nominación y construir un movimiento de demócratas enardecidos, de republicanos independientes y moderados", dijo a sus seguidores, recordando sus orígenes humildes.

Ansiosos por recuperar la Casa Blanca, los demócratas se debaten entre la "revolución política" propugnada por Sanders, quien se define como un "socialista democrático", y el realismo de moderados como Buttigieg y Klobuchar, que prometen renovación y unidad, respectivamente.

A nivel nacional, en lo que analistas ven como un "cambio dramático", Sanders lidera con 23%, seguido de Biden con 20.4%. El multimillonario Michael Bloomberg (13.6%) ya está tercero tras ingresar a la carrera en noviembre, desplazando a Warren (13%), Buttigieg (10.4%) y Klobuchar (4.4%), según RealClearPolitics.

El ex alcalde de Nueva York decidió no competir en Iowa ni en New Hamphire, ni tampoco en Nevada o Carolina del Sur . Con un discurso de centro y muchos dólares para gastar, Bloomberg apuesta a meterse de lleno en la batalla en el Súper Martes del 3 de marzo, cuando 14 estados celebran internas, entre ellos California, Texas, Virginia y Carolina del Norte.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad