Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los demócratas buscan un favorito en las elecciones de New Hampshire

Después de un desastroso caucus en Iowa, el partido opositor a Donald Trump enfrenta su segunda cita para elegir a su candidato a la Casa Blanca.
mar 11 febrero 2020 05:02 AM

New Hampshire tiene en sus manos la elección de un favorito entre los demócratas que pujan por disputarle a Donald Trump la Casa Blanca después de los caóticos caucus de Iowa, en los que se proclamaron ganadores tanto el izquierdista Bernie Sanders como el moderado Pete Buttigieg.

Sanders parte con la ventaja que le da haber ganado aquí en 2016 con un 60 % del voto y ser senador del vecino estado de Vermont, pero Buttigieg goza del factor sorpresa que ya explotó en Iowa .

Publicidad

Por 24 horas, este estado de la costa este va a estar en el centro del debate político ya que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene programado un mitin en la noche del martes en Manchester con la promesa de congregar a "multitudes".

"Quiero sacudir un poquito a los demócratas", dijo en Twitter.

El fiasco de Iowa convirtió a los demócratas en blanco fácil para Trump y los republicanos, que calificaron a sus adversarios de burócratas incompetentes.

Adiós a la cordialidad demócrata

El tono subía entre los dos favoritos para la primaria de New Hampshire en Estados Unidos este lunes, con fuertes intercambios de críticas entre el senador Bernie Sanders y el ex alcalde Pete Buttigieg, quienes se disputan la victoria en Iowa.

El favorito para la elección en New Hampshire es Sanders, un aspirante de 78 años que hace cuatro ganó esta primaria frente a Hillary Clinton. Según un sondeo de la Universidad de Suffolk, el senador marca un 27% en las encuestas seguido por Buttigieg con 19%.

"Creo que tenemos una excelente oportunidad de ganar", aseguró Sanders.

Lee: Bloomberg critica el sistema de votación para elegir al candidato demócrata

Con el avance de las primarias, la amabilidad que regía entre los contendientes comenzó a disiparse.

"Estoy compitiendo contra un candidato, Pete Buttigieg, entre otros, que ha recibido contribuciones de más de 40 multimillonarios", dijo Sanders.

"Nuestro apoyo viene de la clase trabajadora de este país", señaló con respecto a su estrategia de recolectar pequeñas cantidades de donantes individuales, con las cuales sumó 25 millones de dólares el mes pasado.

Lee: Juicio a Trump, Estado de la Unión y elecciones primarias en EU

Publicidad

Buttigieg, de 38 años, fue proclamado el domingo como ganador del "caucus" de Iowa, pero la serie de problemas que marcaron las votaciones opacaron su estrecha victoria frente a Sanders.

En respuesta al ataque de Sanders, Buttigieg replicó con humor y dijo: "Bueno, Bernie es bastante rico y yo aceptaría con gusto dinero de él".

Recomendamos: 10 datos que debes saber a un año de las elecciones en EU

Entre las sorpresas de la carrera está el avance de la senadora Amy Klobuchar que en dos encuestas aparece remontando a dos pesos pesados demócratas: Biden y Warren. En el caso de Biden, su estatuto de favorito a nivel nacional quedó lastrado después de que salió cuarto en la votación por "caucus" de Iowa.

La historia reciente muestra que es casi imposible para un demócrata lograr la nominación sin lograr los primeros puestos en Iowa o en New Hampshire.

Las primeras elecciones de la nación

New Hampshire tiene blindado por ley organizar "las primeras primarias de la nación" en Estados Unidos —en Iowa son caucus—, algo que hace desde 1920 y que convierte a este pequeño estado de apenas 1 millón 350,000 habitantes en clave para la carrera de fondo.

En las primarias del martes tan solo se reparten 24 delegados, una cifra casi irrisoria teniendo en cuenta que el elegido necesitará 1,990 en la Convención Nacional Demócrata que tendrá lugar en julio en Wisconsin, pero en una contienda secuencial el primer resultado influye en los demás.

Publicidad

"Se puede pensar que no es justo que un estado vaya primero todas las veces. Bueno, tal vez no sea justo que la 'A' sea la primera letra del alfabeto o el domingo el primer día de la semana o enero sea el primer mes", sostuvo hace años Bill Gardner, la máxima autoridad electoral de New Hampshire.

A Gardner se le atribuye haber defendido con uñas y dientes el estatus de New Hampshire como "primero" frente a otros estados que han querido pasarle por delante a lo largo de los años.

Lee: 6 lecciones que aprendimos del debate en Iowa

Aquí se han puesto y quitado presidentes. Lyndon B. Johnson, por ejemplo, renunció a la reelección en 1968 tras cosechar malos resultados, pero Dwight D. Eisenhower salió en 1952 impulsado hacia la Casa Blanca sin ni siquiera pisar el estado.

Si New Hampshire tiene "las primeras primarias de la nación", el remoto pueblo de Hart's Location, en la profundidad de las Montañas Blancas, es "el primero de la nación en votar".

Sus —menos de 50— habitantes empiezan a votar a la medianoche y pocos minutos después se cierran las urnas y se dan a conocer los resultados, antes de que en el resto del estado haya abierto siquiera los colegios. Una tradición que empezó en 1948 para facilitar el voto a los trabajadores del ferrocarril, y aunque se perdió durante algunos años ahora es toda una institución electoral.

Recomendamos: La tensión entre Trump y Pelosi marca el Estado de la Unión

Los "peros" para Sanders y Buttigieg

Buttigieg y Biden comparten un discurso que plantea que el hecho de que Sanders se defina como socialista hace que sea más difícil para él vencer a Trump.

Sanders se posiciona a la izquierda del espectro político en Estados Unidos, por su defensa de un sistema de salud público y su lucha contra el cambio climático, lo que hace que Trump lo critique y lo descalifique por ser "comunista".

Buttigieg dijo que iba a ser "mucho más difícil" para el partido ganar si Sanders es el candidato y Biden estimó que con una victoria del senador, derrotar a Trump en las elecciones de noviembre sería "increíblemente más complicado".

Pero Sanders desestima las críticas señalando a su entusiasta base de jóvenes y su apoyo entre las minorías.

La campaña de Buttigieg enfrenta las dudas de un electorado que siente que el candidato acaba de salir del anonimato y Biden aprovechó estas debilidades en un anuncio en el que criticó su falta de experiencia a nivel nacional y su baja tasa de apoyo entre los votantes negros, un grupo demográfico clave.

"Él no ha sido capaz de unificar a la comunidad afroamericana", dijo Biden señalando que el joven candidato tiene por delante estados donde hay más diversidad que en Iowa y en New Hampshire, donde la población es predominantemente blanca.

Después de asistir el domingo a un mitin en Nashua, en New Hampshire, Katie Morgan, de 20 años, dijo a la AFP que le parecía un candidato "interesante e inteligente", pero que personalmente prefería a alguien con "un poquito más de experiencia".

La campaña de Biden se vio sacudida por un incidente el domingo en el que una votante le preguntó por sus débiles resultados en Iowa y él respondió ofuscado, para después decir que se trataba de una broma.

El incidente replicado en las redes sociales se produjo cuando el exvicepresidente le preguntó a la mujer si había asistido algunas vez a un "caucus" y ella asintió.

"No, eres una mentirosa", dijo y luego utilizó una frase que su campaña aseguró que estaba inspirada en una vieja película de John Wayne, cerrando una semana calamitosa para el favorito en la contienda.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad