Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Joe Biden se enfrenta a Trump con un plan de recuperación "hecho en EU"

El virtual candidato demócrata a la Casa Blanca presentó un plan económico por 700,000 millones de dólares destinado a impulsar la manufactura mediante la compra de productos nacionales.
mar 14 julio 2020 05:04 AM
Objetivo
El objetivo de Biden es usar la política fiscal para estimular la innovación tecnológica, reducir la dependencia de otros países como China y "reconstruir la clase media".

Joe Biden, el virtual candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, ha presentado un plan de reactivación económica que tiene tintes nacionalista por 700,000 millones de dólares destinado a impulsar la manufactura estadounidense mediante la compra de productos nacionales.

El plan, bautizado Reconstruyamos mejor (Build Back Better), supone un desafío directo a la agenda del presidente estadounidense, Donald Trump, cuyo lema es "Estados Unidos primero" (America first).

Publicidad

El plan es es "audaz, práctico y centrado en la construcción de una economía del futuro" que será "hecha en Estados Unidos, completamente en Estados Unidos", dijo el candidato demócrata después de visitar una fábrica en Dunmore, un pequeño pueblo de Pennsylvania de donde proviene su padre.

El ex vicepresidente de Estados Unidos y líder en las encuestas nacionales rumbo a la elección del 3 de noviembre, eligió dar un gran golpe para relanzar su campaña, sacudida durante más de tres meses por la epidemia de coronavirus, aludiendo a un sector, la economía, en el que va detrás de su rival republicano.

Biden consideró que la respuesta de Trump a la pandemia del coronavirus solo ha servido para empeorar la economía y prometió que si él gana los comicios de noviembre creará cinco millones de empleos, además de restaurar los 18 millones de empleos perdidos durante esta crisis.

Un giro nacionalista

El objetivo de Biden es usar la política fiscal para estimular la innovación tecnológica, reducir la dependencia de otros países como China y "reconstruir la clase media" con políticas tributarias que también ayuden a pequeños y medianos negocios, no solo a los grandes.

Trump usa cubrebocas en un hospital tras los ruegos de sus asesores

"Cuando usamos el dinero de los contribuyentes, cuando el gobierno federal usa el dinero de los contribuyentes, hay que emplearlo en comprar productos estadounidenses y apoyar trabajos estadounidenses", manifestó Biden con una enorme bandera nacional de fondo.

Publicidad

Además, propuso reforzar unas normativas llamadas "Comprar Estadounidense" (Buy American) que obligan al gobierno federal a adquirir dentro de Estados Unidos una serie de productos para impulsar la economía interna, algo que ha provocado en el pasado quejas otras naciones por no respetarse el libre comercio.

Se asignarán 400.000 millones de dólares "para comprar los productos y equipos que nuestro país necesita para modernizar la infraestructura, reponer nuestros inventarios y mejorar nuestra seguridad", dijo Biden.

Mientras otros 300,000 millones de dólares se destinarán a la Investigación y Desarrollo, así como a la innovaciones tecnológicas como la energía renovable y los vehículos eléctricos, acotó.

"Los chinos están gastando miles de millones de dólares para tratar de apropiarse de la tecnología del futuro, nos quedamos sin hacer nada", dijo.

El demócrata también prometió una mayor independencia sobre proveedores extranjeros, asistencia a pequeñas empresas, incluidas las dirigidas por minorías raciales, más libertad para que los trabajadores se unan a sindicatos y un aumento de salario para los trabajadores considerados "esenciales" durante la pandemia.

Para financiar su proyecto y "no alentar" a las empresas a reubicarse, anunció la duplicación del impuesto sobre las ganancias de las empresas en el extranjero.

Publicidad

Las propuestas de Biden son mucho más nacionalistas que las formuladas en otras ocasiones por los demócratas y muestran el giro radical que ha experimentado la política estadounidense en los últimos años con ambos partidos -el Demócrata y el Republicano- dejando atrás la globalización y el libre comercio para abrazar ideas proteccionistas.

En su plan, Biden aborda algunos de los argumentos económicos sobre los que Trump construyó su victoria en 2016 como el dar prioridad a la producción nacional y protección contra las prácticas "injustas" para el país.

Sin embargo, aseguró que el exmagante "es la personas equivocada para dirigir el país", criticando la "incompetencia" del gobierno frente a tres crisis importantes: la pandemia que ya mató a más de 133,000 estadounidenses, la crisis económica desatada por el confinamiento y la "profunda herida del racismo sistémico".

"Un tercio" del plan de ayuda financiera masivo adoptado por el Congreso durante la pandemia "fue para grandes empresas, estos son los grandes ganadores. Es hora de revertir las prioridades y ayudar a las pequeñas empresas", especialmente las que pertenecen a minorías", aseguró el exvicepresidente de Barack Obama.

La solución a las desigualdades raciales "no es solo una cuestión de reforma policial", dijo haciéndose eco de la ira nacional desatada contra la violencia policial tras la muerte a manos de la Policía del afroestadounidense George Floyd.

El equipo de campaña de Trump consideró que el plan de Biden "revertiría todos los logros que hemos generado juntos y nos sumergiría en un desastre económico".

Con información de AFP y EFE

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad