Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un caso de brutalidad policial enciende las protestas en Colombia

Al menos 10 personas murieron durante las manifestaciones del miércoles en Bogotá y otras ciudades por la muerte del abogado Javier Ordóñez durante su arresto.
jue 10 septiembre 2020 01:02 PM
Disturbios
Los desórdenes dejaron además vehículos oficiales y de servicio público incendiados o dañados

Al menos 10 personas han muerto, la mayoría por herida de bala, tras las protestas contra la violencia policial que estallaron en Bogotá y alrededores entre el miércoles y la madrugada del jueves durante las protestas desencadenadas por un video ampliamente difundido de un hombre recibiendo repetidas descargas eléctricas de dos policías con una pistola paralizante antes de morir.

Un balance previo daba cuenta de siete fallecidos, pero la alcaldía de la capital y la del vecino municipio de Soacha elevaron la cifra de víctimas.

Siete personas, "en su inmensa mayoría jóvenes", fallecieron en Bogotá con heridas de arma de fuego, dijo en rueda de prensa la alcaldesa Claudia López, tras visitar un hospital.

Además, la mandataria y opositora del gobierno indicó que hay de momento 175 personas heridas, 66 de ellas por bala. "Eso ni en un combate (...) en las peores épocas del conflicto armado en Colombia", se quejó López.

Por su parte, un responsable de prensa de la alcaldía de Soacha informó a la AFP sobre tres muertes adicionales.

La policía dijo que la muerte de los 10 civiles durante las protestas están bajo investigación.

Los peores disturbios tuvieron lugar en Bogotá y en Soacha, populosa localidad situada al sur de la capital colombiana, pero también hubo violencia en otras ciudades del país como Cali, Medellín, Ibagué, Mosquera y Madrid, estas dos últimas cercanas a Bogotá.

"Hay evidencia sólida del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la policía", dijo después López en el hospital local de Suba, al noroeste de Bogotá. "No vamos a tolerar el uso de la violencia para reprimir violencia".

Grupos de manifestantes denunciaron en redes sociales nuevos excesos policiales durante las protestas desencadenadas por la brutal muerte de Javier Ordóñez, un abogado de 46 años y padre de dos hijos, que falleció luego de recibir en el suelo repetidas descargas con un arma eléctrica, en circunstancias que las autoridades están investigando.

El reporte del gobierno dio cuenta además de 56 puestos de mando "vandalizados", así como 70 detenidos por daños y "violencia contra fuerza pública".

Crecen las protestas por otro caso de hombre negro baleado por la policía en EU

López, que insistió en la necesidad de una reforma estructural en la policía para convertirla en un cuerpo civil, pidió a los ocho millones de habitantes de la capital abstenerse de participar en actos de vandalismo.

Publicidad

La agresión que desató las manifestaciones ocurrió en la madrugada del miércoles en el noroeste de Bogotá, y fue filmada por un testigo y amigo de Ordóñez.

La secuencia de unos dos minutos muestra a dos efectivos cuando reducen a Ordóñez, a quien, ya en el suelo, le propinan al menos cinco descargas de varios segundos con un arma eléctrica.

"Ya, por favor, no más", se escucha suplicar a Ordóñez en repetidas ocasiones. El hombre fue conducido luego a un puesto policial y de ahí a una clínica donde falleció.

Seguridad reforzada

Las investigaciones y necropsia en curso deberán determinar si Ordóñez recibió más castigo en el CAI al que fue conducido, como sugiere su familia.

Los efectivos que detuvieron a Ordóñez ya fueron suspendidos, dijo el ministro de Defensa.

El caso evocó al del afroestadounidense George Floyd, quien en mayo murió asfixiado en Minneapolis a manos un policía blanco que desoyó sus suplicas mientras lo inmovilizaba en una detención.

Tras su deceso se desataron fuertes protestas en Estados Unidos que todavía se mantienen.

En el presunto homicidio que envuelve a uniformados colombianos todavía faltan varias preguntas por responder.

En una primera versión la policía dijo que los uniformados atendieron un llamado por desórdenes causados por consumo de alcohol. Ordóñez supuestamente agredió a los uniformados que respondieron empleando su arma Taser.

Publicidad

"Expresamos el dolor por la muerte de Javier Ordóñez y nuestro reiterado sentimiento de solidaridad con sus familiares. El gobierno nacional seguirá prestando toda la colaboración que requieran las autoridades competentes para que se esclarezcan los hechos a la mayor brevedad posible", dijo Holmes Trujillo.

Ordóñez fue llevado a un pequeño cuartel de la policía donde su familia alega que fue sometido a más abusos. Después murió en una clínica a donde fue trasladado.

Dos de los escándalos de este tipo que envuelven a uniformados ocurrieron en Bogotá.

En noviembre de 2019, Dilan Cruz, un joven de 18 años que participaba de una protesta antigubernamental, fue herido fatalmente en la cabeza con una munición de perdigones disparada por un miembro del escuadrón antidisturbios de Bogotá.

Y en agosto de 2011, un artista urbano identificado como Diego Becerra murió luego de que un policía le disparara mientras pintaba un grafiti en Bogotá.

Un esfuerzo de los sindicatos a principios de esta semana para revivir las protestas masivas del año pasado contra las políticas económicas y sociales del presidente Iván Duque obtuvo un moderado apoyo en medio de las actuales restricciones por la pandemia de coronavirus.

Pero la muerte de Ordóñez podría alimentar la indignación generalizada contra la policía, duramente criticada el año pasado después de que un adolescente que protestaba murió tras ser herido con un proyectil de gas lacrimógeno disparado por un oficial de una unidad antidisturbios.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad