Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los demócratas retienen la Cámara Representantes, pero el Senado se les escapa

Nancy Pelosi continuará dos años más al frente de la Cámara Baja, donde ha sido la némesis de Trump, y Mitch McConnell seguirá frente a la Cámara Alta, donde puede obstaculizar un gobierno de Biden.
mié 04 noviembre 2020 11:37 AM

Los demócratas veían este miércoles cómo sus expectativas de arrebatarle a los republicanos la mayoría del Senado de Estados Unidos disminuían después de que dos escaños que parecían muy peleados fueran adjudicados a sus adversarios.

En la Cámara Baja los demócratas confirmaron su mayoría, lo que posiciona a Nancy Pelosi para continuar como líder de este hemiciclo de 435 escaños dos años más.

Publicidad

A falta de 64 escaños por asignar, las proyecciones indican que los demócratas ganaron 190 escaños y los republicanos 181.

Pese a que la victoria demócrata, cuando se complete el recuento, será previsiblemente más abultada, los republicanos por el momento han logrado arrebatar seis escaños que eran progresistas y frenar así la expansión que los de Pelosi daban por hecha.

Los demócratas aspiraban a ganar hasta 15 escaños, pero les será difícil mantener su actual margen de 232 a 197, pese a las millonarias campañas en las que se enfrascaron.

"Estoy muy orgullosa de poder decir que esta noche —relativamente temprano— podemos decir que conservamos la Cámara", dijo Pelosi, que en su rol se ha convertido en una némesis para el presidente Donald Trump.

La popular representante del ala izquierda del Partido Demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez, de 31 años, confirmó su escaño después de dos años en los que marcó con fuerza la actualidad con sus intervenciones en el Congreso y también con su manejo de las redes sociales.

Al igual que Ocasio-Cortez de las otras tres integrantres de "The Squad" ("La brigada"), las populares jóvenes congresistas Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley, ganaron con comodidad sus reelección.

Todas ganaron con márgenes muy amplios y en la próxima Cámara posiblemente puedan ampliar su "brigada" a nuevos miembros también seguidores de la corriente izquierdista del senador Bernie Sanders que salieron elegidos por primera vez.

Publicidad

El Senado en vilo

Pero el intento de los demócratas de romper la mayoría republicana en el Senado sigue en la incertidumbre.

Por el momento lograron ganar dos escaños, uno en Colorado y el otro en Arizona, en su intento de lastrar la mayoría republicana que tiene 53 de los 100 escaños del Senado en Estados Unidos.

En estas elecciones están en juego 35 cupos de la Cámara Alta.

Pero los republicanos pudieron arrebatarle a los demócratas un escaño muy vulnerable que tenían en Alabama y mantuvieron sus líneas en otros estados, desafiando encuestas que mostraban que Trump podría lastrar las carreras de algunos correligionarios en distritos reñidos.

El veterano político Lindsey Graham —que es un importante sostén de Trump— fue reelegido en Carolina del Sur, en una dura carrera ante el afroestadounidense Jaime Harrison.

Había muchas expectativas sobre Harrison ya que las encuestas auguraban una carrera muy ceñida, después de que el demócrata lograra recaudar un récord de donaciones para su campaña.

"No logré los resultados que queríamos en las urnas, pero mostré valentía y determinación", dijo Harrison en un comunicado.

Los republicanos se mantuvieron sin mella también en otros distritos incluyendo Kentucky, donde el líder de la bancada mayoritaria, Mitch McConnell, ganó con facilidad. En Texas y Montana también obtuvieron victorias.

Publicidad

La novata senadora de Iowa Joni Ernst, una estrecha aliada de Trump que los demócratas pensaban poder tumbar con un intenso asedio, también defendió su escaño, según las proyecciones de varias cadenas.

"¡Lo logramos!", celebró Ernst en Twitter.

Otro distrito muy disputado está en Carolina del Norte, donde las cadenas de televisión todavía no han declarado a un ganador pero el senador republicano Thom Tillis proclamó su victoria con cerca del 94% de los votos escrutados.

"Lo que logramos esta noche fue una victoria impresionante y lo hicimos en contra de todas las probabilidades", celebró Tillis ante sus seguidores afirmando que hizo su parte para "salvar el Senado".

Los demócratas necesitan desbancar a cuatro republicanos si quieren hacerse con la mayoría, aunque si el candidato presidencial Joe Biden lograra llegar a la Casa Blanca, sólo necesitarían tres escaños nuevos, ya que en caso de que haya un equilibrio 50-50 el vicepresidente ejerce un voto decisivo.

Ahora los demócratas depositan sus esperanzas en Maine y Georgia.

Pero en Maine la senadora republicana Susan Collins llevaba una ventaja de siete puntos, con dos tercios de los conteos; y en Georgia su correligionario David Perdue aventajaba al demócrata Jon Ossoff en 90% de los distritos escrutados.

Si los demócratas lograran ganar una de estas carreras, el control del Senado estaría en un equilibrio hasta una segunda vuelta de una elección especial en Georgia en enero de 2021.

Controlar el Senado es vital en la política de Washington, ya que el partido que tenga la bancada mayoritaria elige las leyes que se votan en el pleno y aquí también se confirman las nominaciones sugeridas por el presidente para cargos importantes.

En resumen, la decepción (al menos momentánea) por los resultados de Biden se contagió también a los demócratas en el Legislativo, que ahora solo les queda aguardar al recuento definitivo.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad