Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Joe Biden ordena un nuevo informe sobre el origen del COVID-19

El presidente de EU pide a los servicios de inteligencia de su país que en 90 días le entreguen un reporte sobre si el coronavirus surgió de una fuente animal o de un accidente de laboratorio.
mié 26 mayo 2021 01:56 PM

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó este miércoles a las agencias de inteligencia de su país que le informen en los próximos tres meses sobre si el COVID-19 surgió por primera vez en China de una fuente animal o de un accidente de laboratorio.

"Ahora le he pedido a la comunidad de Inteligencia que redoble sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarnos a una conclusión definitiva, y que me informe en 90 días", dijo Biden en un comunicado emitido por la Casa Blanca sobre el origen del coronavirus.

Publicidad

Según Biden, las agencias están actualmente divididas sobre las dos posibles fuentes del virus que arrasó el planeta el año pasado, matando a más de 3.4 millones de personas, una cifra que los expertos dicen que es sin duda una subestimación.

Biden acusa a China de retener "información crucial" sobre orígenes del COVID-19

La orden de Biden supone una escalada en la creciente controversia sobre cómo surgió el virus por primera vez: por contacto con animales en un mercado de Wuhan, en China, o por la liberación del coronavirus desde un laboratorio de investigación de alta seguridad en la misma ciudad.

En este sentido, Biden señaló que dos de los cuerpos de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos. se inclinan hacia el primer escenario y otro más hacia el segundo.

"Cada uno con una confianza baja o moderada, la mayoría no creen que haya suficiente información para evaluar que uno sea más probable que el otro", aseveró.

Además, el mandatario aseguró que Estados Unidos y sus socios presionarán a China para que participe en una investigación internacional "completa, transparente y basada en pruebas" y para proporcionar acceso a todos los datos y pruebas relevantes.

El principal epidemiólogo del gobierno, Anthony Fauci, apuntó este martes que "no está convencido" de que el virus mortal se haya desarrollado de forma natural y alentó a que se realicen más investigaciones sobre sus orígenes.

Publicidad

Biden hizo estas declaraciones después de que Estados Unidos pidiera este martes a la Organización Mundial de la Salud (OMS) estudios "independientes y transparentes" del origen del coronavirus causante del COVID-19.

El secretario de Salud estadounidense, Xavier Becerra, pidió el martes estudios "independientes y transparentes" del origen del coronavirus causante del COVID-19, durante su intervención en la asamblea anual del organismo con sede en Ginebra, Suiza.

"Tenemos que entender mejor la pandemia con el fin de poder responder mejor a amenazas futuras, y los estudios del origen del COVID-19 tienen que ser transparentes, basados en la ciencia y en la independencia de los expertos", subrayó Becerra por videoconferencia.

Desconfianza estadounidense

Estados Unidos manifestó ya en febrero su insatisfacción con los resultados preliminares de las investigaciones realizadas a principios de este año por expertos internacionales en Wuhan para buscar el posible origen de la pandemia, y consideró que las autoridades chinas habían ocultado datos a esa misión de la OMS.

Los expertos indicaron entonces, tras cuatro semanas de trabajo en China, que la hipótesis más probable del origen del nuevo coronavirus era que se había transmitido al ser humano desde animales salvajes vía una o más especies que actuaron como intermediarias.

Publicidad

Otras hipótesis menos probables, pero que tampoco han sido descartadas por la OMS, son la transmisión del virus a los humanos a través de alimentos refrigerados o congelados —la teoría que más ha defendido China—, y la fuga del virus SARS CoV-2 de un laboratorio.

El informe de la OMS sobre el origen de la enfermedad, presentado en marzo, señaló que en ningún momento se ha estudiado el origen del coronavirus como un acto deliberado. Tampoco se investigó si el virus es fabricado, ya que los análisis del genoma del virus descartaron esta posibilidad.

"Aunque son raros, los accidentes en los laboratorios pasan, y diferentes laboratorios alrededor del mundo trabajan con coronavirus de murciélagos", indicaron los especialistas en el documento.

Sin embargo, el informe apunta que "no hay registros de virus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2 en ningún laboratorio antes de diciembre de 2019, o genomas que en combinación podrían proporcionar un genoma de SARS-CoV-2".

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en marzo que serán necesarios más datos y estudios para alcanzar conclusiones más robustas sobre la posibilidad de que el virus haya sido provocado por un accidente en un laboratorio.

"En lo que respecta a la OMS, todas la hipótesis siguen sobre la mesa. Este informe es un comienzo muy importante, pero no es el final. Todavía no hemos encontrado el origen del virus y debemos continuar basándonos en la ciencia al tiempo que no dejamos ninguna piedra sin remover", dijo Tedros.

China acusa a EU de esparcir teorías "complotistas"

La respuesta sobre el origen del SARS-CoV-2 tiene inmensas implicaciones tanto para China, que dice no ser responsable de la pandemia, como para la política estadounidense, donde la teoría del laboratorio ha sido utilizada por los opositores republicanos para atacar a Beijing.

Las autoridades chinas acusaron el miércoles al gobierno estadounidense de expandir tesis "complotistas" sobre el origen de la pandemia de coronavirus en un momento en que la hipótesis de un error de laboratorio que dejó escapar el virus recobra fuerza.

Esta semana, un articulo del diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) volvió a avivar esta hipótesis y las peticiones para que haya una investigación profunda al respecto se multiplican, incluso entre la comunidad científica.

Asegurando que se basaba en un informe inédito de la inteligencia estadounidense, el diario afirmó que tres científicos del laboratorio chino fueron ingresados en un hospital con "síntomas compatibles" con el COVID-19 en noviembre de 2019, es decir, un mes antes de la aparición oficial de la enfermedad, según Beijing.

Sin embargo, el diario admitió que esos síntomas también pueden ser los de una infección propia de la estación del año.

"Algunos en Estados Unidos difunden teorías complotistas e informaciones falsas, como la hipótesis de un error de laboratorio", dijo ante la prensa el portavoz de la diplomacia china Zhao Lijian.

"Si Estados Unidos quiere ser realmente transparente, debería, como hace China, invitar a los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para investigar en la base militar de Fort Detrick, así como en todos los laboratorios biológicos del mundo", dijo Zhao.

China niega que investigadores de laboratorio en Wuhan contrajeran covid en 2019

El laboratorio de Fort Detrick, cerca de Washington, es un centro esencial en la lucha contra el bioterrorismo.

Según una entrevista con un ex asesor de Donald Trump, Steve Cortes, al medio Newmax y que publica The New York Post, el ex presidente cree que era "obvio para las personas inteligentes" que el coronavirus surgió de un laboratorio en Wuhan.

"No tenía ninguna duda al respecto”, señaló Trump en la entrevista. “La prensa me criticó porque China tiene a mucha gente afectada", precisó al referirse al origen del SARS-CoV-2.

"La gente no quería decir China. Por lo general, le echan la culpa a Rusia. Siempre es Rusia, Rusia, Rusia, pero dije desde el principio que salió de Wuhan", reiteró.

Ahora "todo el mundo está de acuerdo en que tenía razón cuando llamé a Wuhan desde el principio como la fuente de COVID-19, a veces conocido como el virus de China", dijo el ex presidente posteriormente en un comunicado.

"Para mí fue obvio desde el principio pero fui muy criticado, como siempre. Ahora todos están diciendo 'Tenía razón'. ¡Gracias!", subrayó.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad