Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sebastián Piñera enfrentará un juicio político por los Pandora Papers

El presidente de Chile enfrenta acusaciones por las presuntas irregularidades en la venta en las Islas Vírgenes Británicas de un polémico proyecto minero al inicio de su primer mandato.
mar 09 noviembre 2021 11:21 AM
Una manifestante sostiene un cartel con la imagen del presidente Sebastián Piñera en una protesta que exige su renuncia.
Sabastián Piñera enfrenta la acusación con un rechazo a su gestión del 79% según últimas encuestas.

La Cámara de Diputados de Chile aprobó un juicio político contra el presidente Sebastián Piñera por su presunta vinculación en la polémica venta de la minera Dominga en las Islas Vírgenes Británicas, una operación revelada en los Pandora Papers.

Tras un debate maratónico, que mantuvo en vilo a Chile, los parlamentarios lograron reunir los 78 votos a favor que se requerirían para que la acusación que busca la destitución del Presidente de Chile avanzara hacia el Senado, 67 diputados votaron en contra y tres se abstuvieron.

Publicidad

"Espero que esta sala apruebe la acusación constitucional, si no (...) Chile juzgará a aquellos que están permitiendo esta impunidad en el país", dijo el diputado socialista Jaime Naranjo tras exponer de forma ininterrumpida durante más de 15 horas los argumentos a favor del juicio político.

El presidente de Chile enfrentará juicio político por los Papeles de Pandora

En una jornada llena de contratiempos, se obtuvieron finalmente los votos justos (mayoría simple) que se necesitaban para avanzar la acusación que señalaba al presidente de "falta de probidad" y de "comprometer gravemente el honor de la Nación".

"Hoy se hizo posible levantar la alerta del 'no todo se vale'. Se ha dado un paso importante hacia terminar con el hecho de que a las personas que ostentan el poder nunca les pase nada", señaló el parlamentario izquierdista Giorgio Jackson.

El juicio político más avanzado en Chile

Se trata del juicio político contra un presidente que más ha avanzado en la historia del país y "una de las decisiones más importantes que se han tomado desde 1990", explicó a la agencia EFE Mauricio Morales, politólogo de la Universidad de Talca.

Con este paso, el mandatario queda con prohibición de salida del país, pero puede seguir ejerciendo sus funciones hasta que la acusación llegue a la Cámara de Senadores, que actuaría como jurado para sellar el futuro de Piñera, primer presidente sometido a esta acusación en los 31 años de democracia en Chile.

Publicidad

Para Jaime Abedrapo, jefe de la escuela de gobierno de la Universidad de San Sebastián, la eventual destitución del mandatario representaría el "desplome absoluto de la institucionalidad" en Chile.

Llegó la hora del matrimonio igualitario para Chile, según su presidente Piñera

"Vendría a remarcar el fin de un ciclo con el que se están haciendo esfuerzos importantes por transformar la morfología del poder en Chile", señaló a la agencia EFE el académico.

Desde el retorno a la democracia en 1990, ningún presidente ha sido destituido del cargo.

En el Senado se necesitan 29 votos para que se apruebe la acusación. Sin embargo, se prevé que no se apruebe en la Cámara alta, órgano que todavía debe concretar la fecha de la sesión, y donde la acusación necesita un quorum de dos tercios, lo que equivale a 29 senadores, siendo que la oposición tiene 24.

"Estamos tristes por lo que hemos visto, un 'show' político y mediático muy doloroso para la democracia, más que para el gobierno. Doloroso para Chile, para su futuro", señaló Juan José Ossa, ministro secretario general de la presidencia.

El abogado de Piñera, Jorge Gálvez, cerró su defensa expuesta durante cinco horas ante el plenario y enfatizó: "Les ruego, honorables diputados y diputadas, rechazar esta injusta e improcedente acusación constitucional".

"Esta acusación puede ser un un golpe que puede dejar heridas para los siguientes gobiernos", advirtió el abogado del mandatario.

Publicidad

¿De qué se acusa a Piñera?

La acusación constitucional, como se conoce en Chile este recurso que busca la destitución del presidente Piñera --quien está en la recta final de su segundo gobierno iniciado en marzo de 2018--, fue presentada la primera semana de octubre por el arco de la oposición socialista y de izquierda.

El debate empezó a las 10:25 am locales (7:25 am, hora de Ciudad de México) del lunes por el diputado socialista Naranjo, quien en su larga exposición pidió que en Chile "se termine la impunidad" de quienes tienen poder. Esta fue una de las frases más escuchadas y su contenido tiene un enorme eco en este país tras la crisis social que estalló en 2019.

Al destacar que en el caso de la minera Dominga se realizó una supuesta negociación incompatible, Naranjo dijo: "Actuando como presidente se benefició (a sí mismo) y a su familia de modo directo, con información que tenía en el ejercicio de su cargo".

"Y siguió negociando e hizo subir el precio de Dominga", sostuvo sobre la operación realizada en 2010, cuando el mandatario asumía su primer gobierno.

La investigación de los medios locales CIPER y LaBot, incluidos en los Papeles de Pandora, reveló que los hijos del mandatario vendieron Dominga en 2010 al empresario Carlos Alberto Delano —íntimo amigo de Piñera— por 152 millones de dólares.

La transacción, que en su mayoría se realizó en Islas Vírgenes, tuvo lugar durante el primer gobierno de Piñera (2010-2014).

La operación se tenía que hacer en tres cuotas, y contenía una polémica cláusula que supeditaba el último pago a "que no se estableciese un área de protección ambiental sobre la zona de operaciones de la minera, como reclamaban grupos ambientalistas".

Gálvez negó que Piñera "haya intervenido en la decisión de venta del proyecto" y también descartó que haya favorecido a Dominga al no concretar ninguna acción de protección ambiental.

El presidente defiende que se desvinculó de sus negocios a través de fideicomisos ciegos en 2009 y que de lo revelado ya fue juzgado y sobreseído en 2017.

El juicio político corre a la par de una investigación en el Ministerio Público por posibles delitos tributarios y de cohecho en la misma operación.

Piñera, un rico empresario de 71 años, quien fue el primer presidente de derecha después de 20 años de gobiernos de izquierda tras el retorno a la democracia, enfrenta la acusación con un rechazo a su gestión del 79% según últimas encuestas.

En plenas elecciones

En paralelo se desarrolla una de las campañas presidenciales más cruciales de las últimas décadas con dos candidatos favoritos que encarnan dos polos opuestos del espectro político: el diputado y exlíder estudiantil de izquierda Gabriel Boric y el ultraconservador José Antonio Kast.

"Esta noche será recordada como una de las más infames de la historia de nuestro Congreso. Maniobras políticas, engaños y falso heroísmo para justificar un acto político electoral sin fundamento", sostuvo Kast.

Sebastián Sichel, el candidato del oficialismo, agregó a través de Twitter que "este es un día negro para la democracia y una señal más, y quizás la peor, de la degradación de la política chilena".

"Los demócratas debemos enfrentar este tipo de situaciones con firmeza y claridad: lo que ocurrió anoche es deplorable en la forma y en el fondo", agregó Sichel, que ha bajado en las encuestas y corre el riesgo de no ir a balotaje.

Publicidad
Publicidad