Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nicaragua anuncia su salida de la Organización de Estados Americanos

El gobierno país centroamericano toma esta decisión después de que el organismo hemisférico rechazara los comicios donde resultó reelecto el presidente Daniel Ortega.
vie 19 noviembre 2021 11:53 AM
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo, gesticulan en una marcha llamada "Caminamos por la paz, la vida y la justicia" en Managua, Nicaragua, el 5 de septiembre de 2018.
Ortega, un ex guerrillero de 76 años y en el poder desde 2007, obtuvo su cuarto mandato consecutivo, con siete de sus posibles rivales de oposición presos bajo cargos de conspiración.

El gobierno de Nicaragua anunció este viernes que inició el proceso para desvincularse de la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de que el organismo hemisférico desconociera y cuestionara con dureza las recientes elecciones ganadas por el presidente Daniel Ortega.

La medida, anunciada por el canciller, Denis Moncada, es en respuesta a una resolución aprobada el martes por el parlamento del país centroamericano, de mayoría oficialista, en la que los legisladores pidieron al mandatario denunciar la Carta Democrática de la OEA para sacar al país del grupo.

Publicidad

La resolución de la OEA fue aprobada con el apoyo de 25 de sus 34 miembros. La representación de México ante el organismo se abstuvo en la votación.

La Organización de Estados Americanos (OEA) inicia con el tema de Nicaragua

Las elecciones "no fueron libres, justas, ni transparentes y no tienen legitimidad democrática", declaró la OEA, que advirtió que tomaría medidas en base a la Carta Democrática, que incluyen la posible suspensión de Nicaragua del organismo.

Ortega, un ex guerrillero de 76 años y en el poder desde 2007, obtuvo su cuarto mandato consecutivo, con siete de sus posibles rivales de oposición presos bajo cargos de conspiración y otros delitos formulados previo a los comicios, en medio de fuertes críticas internacionales.

Moncada dijo que con instrucción del presidente Ortega envió hoy una comunicación al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la que denuncian la Carta de ese organismo continental, con la que, ratificó, "nos estamos desligando de la OEA".

En la carta, el canciller Moncada explicó que "conforme el artículo 67 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados", notificó "oficialmente nuestra indeclinable decisión de denunciar la Carta de la OEA, conforme a su artículo 143, que da inicio al retiro definitivo y renuncia de Nicaragua a esta organización”.

El canciller aseguró que la OEA es un organismo usado por el gobierno de Estados Unidos para injerir e interferir en la política interna de los países americanos.

Publicidad

"La OEA ha sido diseñada como un foro político diplomático que nació por influencia de Estados Unidos como instrumento de injerencia e intervención, y su actuar contra Nicaragua ha demostrado que esta organización que funciona permanentemente en Washington, tiene como misión facilitar la hegemonía de los EE.UU. con su intervencionismo sobre los países de América Latina y el Caribe", según el texto de denuncia.

Para Nicaragua, continuó Moncada, eso "es inaceptable, lo rechazamos y lo condenamos".

Recordó que su país ha expresado reiteradamente su condena y rechazo a la "actuación injerencista" de la OEA y que Nicaragua "no nos reconocemos como colonia de ninguna potencia, y reivindicamos la dignidad y el decoro nacional, en legítima defensa de nuestra independencia, soberanía y autodeterminación".

Estados Unidos le tiene prohibida la entrada a él, a su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo y a sus ministros.

Managua mantiene tensas relaciones con Washington a raíz de las condenas y sanciones contra más de 30 funcionarios nicaragüenses, por corrupción y violación a los derechos humanos durante la represión de las protestas contra el gobierno de Ortega en 2018.

De acuerdo a un reciente informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las manifestaciones dejaron 355 muertos, 1,614 detenidos, de los cuales más de 150 continúan presos, y más de 103,000 exiliados.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad
Publicidad