Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nord Stream 2: la pieza clave de la relación entre Rusia y Alemania

Para Ucrania, país que teme una invasión rusa, este gasoducto es un “arma geopolítica” de Moscú para suministrar de energía a Europa occidental sin depender de su vecino.
mar 15 febrero 2022 05:30 AM
Trabajadores son vistos en la construcción del gasoducto Nord Stream 2 en Rusia.
El gasoducto Nord Stream 2 será capaz de transportar 55,000 millones de metros cúbicos de gas por año hacia Europa.

El controvertido gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 es un "arma geopolítica”.

Al menos así lo considera Ucrania, el país vecino de Rusia que teme ser blanco de una invasión rusa tan pronto como esta semana, de acuerdo con los servicios de inteligencia estadounidenses.

Publicidad

"Entendemos claramente que se trata de un arma geopolítica", dijo este lunes el presidente de Ucrania, Vlodomir Zelenski en una rueda de prensa con el canciller alemán Olaf Scholz en Kiev.

En otro encuentro en Cracovia, Polonia, el vicecanciller alemán, Robert Habeck, admitió que que la situación geopolítica en Europa "tendrá un impacto" en el futuro del gasoducto Nord Stream 2.

Según destacó Habeck, también ministro de Economía y Energía de Alemania, el desarrollo del proyecto, controlado por el gigante ruso Gazprom y cuyo proceso de certificación permanece paralizado, "estará sometido estrictamente a la legislación europea" y su futuro dependerá de lo que ocurra con las tensiones con Moscú.

En relación a la situación en Ucrania, Habeck afirmó que "estamos en un momento en que se da un regreso de la geopolítica y la certeza de que un mundo abierto y el libre comercio iban a traer más bienestar es una visión del mundo que ahora está siendo cuestionada".

¿Pero cuál es la importancia de este proyecto? A continuación, destacamos algunos de los puntos más relevantes sobre este pol{mico gasoducto.

¿Qué es Nord Stream 2?

El gasoducto Nord Stream 2 pasa bajo el mar desde la costa del Báltico en Rusia hasta el noreste de Alemania, es decir 1,200 kilómetros de tubería que siguen la misma ruta del Nord Stream 1, que fue finalizado hace una década.

 

Al igual que su gemelo, el gasoducto Nord Stream 2 será capaz de transportar 55,000 millones de metros cúbicos de gas por año hacia Europa, incrementando el acceso en el viejo continente a gas natural relativamente barato al tiempo que cae la producción interna.

También promete miles de millones de dólares al año en ganancias para Moscú, en especial con los actuales precios del petróleo y el gas.

10,000 millones de euros (unos 12,000 millones de dólares) fueron invertidos en el gasoducto Nord Stream 2, del cual la empresa rusa Gazprom es socia mayoritaria y cuya finalización fue anunciada en septiembre pasado, casi al mismo tiempo en que inició el despliegue de unas 100.000 tropas rusas cerca a la frontera con Ucrania.

Europa, por su parte también ha invertido en este gasoducto, con la expectativa de traer un gran suplemento de gas —más barato y limpio que el petróleo— al continente.

Unión Europea no descarta detener Nord Stream 2

El gasoducto Nord Stream 2 podría detenerse si se produce una invasión a Ucrania, señaló el jueves 27 de enero la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, refiriéndose al gasoducto aún no operativo destinado a transportar gas desde Rusia a Alemania.

"Quiero ser muy clara: nada está fuera de la mesa, todo está sobre la mesa", dijo von der Leyen a CNN en una entrevista el jueves por la noche, respondiendo a una pregunta sobre si Nord Stream 2 se detendría si Rusia invade Ucrania.

 

"La Comisión (Europea) es responsable de diseñar, dar forma y desarrollar las sanciones (a Rusia), en el campo financiero, en el campo económico, en el campo tecnológico", dijo Von der Leyen.

La UE es el mayor socio comercial de Rusia, con alrededor del 40% del comercio de bienes, y el mayor inversionista extranjero en Rusia, con un 75% del capital extranjero directo, señaló.

"Estas cifras les dicen que tenemos una fuerte influencia y que sería muy doloroso para Rusia" escalar la agresión contra Ucrania, dijo von der Leyen, y agregó que estaba trabajando muy de cerca con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una asociación estratégica sobre seguridad energética.

A mediados de diciembre, el regulador alemán dijo que no esperaba ninguna decisión sobre la certificación de este gasoducto antes de mediados de 2022.

La decisión de autorizar la apertura del gasoducto entre Rusia y Alemania "no se tomará en el primer semestre de 2022", dijo Jochen Homann, presidente de la agencia federal de redes alemana, en una rueda de prensa.

En noviembre, la agencia suspendió el procedimiento de certificación del proyecto hasta que la empresa Nord Stream, con sede en Suiza, constituyera una sociedad con arreglo a la legislación alemana, requisito previo para obtener el permiso de explotación.

"Nord Stream AG nos ha notificado la creación de esta nueva empresa", dijo Jochen Homann.

 

¿Cómo afectaría la interrupción de Nord Stream 2?

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo el 18 de enero a su homóloga alemana, Annalena Baerbock, que politizar el gasoducto Nord Stream 2 es contraproducente.

Baerbock dijo un día antes durante una visita a Ucrania que el gasoducto estaba en suspenso y no cumplía con la legislación europea en materia de energía.

"Llamamos la atención de nuestros colegas alemanes sobre lo contraproducente de los intentos de politizar este proyecto", declaró Lavrov en una rueda de prensa conjunta tras su reunión.

Está previsto que el gasoducto Nord Stream 2, que conecta Rusia y Alemania por el mar Báltico, permita duplicar el suministro de gas a la principal economía europea, quien afirma necesitarlo para la transición del carbón y la energía nuclear.

"El abandono progresivo de los combustibles fósiles va a reforzar Europa en términos geopolíticos", analizó recientemente el ministro de Economía y del Clima, Robert Habeck.

"Vemos que las cuestiones geopolíticas y de seguridad están vinculadas a la segunda crisis mayor de nuestro tiempo, la política climática", indicó.

El gobierno se ha fijado el objetivo de alcanzar un 80% de electricidad de origen renovable para 2030.

Pero los críticos dicen que aumentará la dependencia de Europa respecto a Rusia. Ucrania (cuyo territorio evita el Nord Stream 2, privándole de ingresos por tránsito) lo describe como un "arma geopolítica”.

Más del 55% de las importaciones de gas de Alemania proceden de Rusia, una cifra 15 puntos superior a la de 2012, según el último informe de Statistic Review of World Energy.

El gas calienta un 50% de los hogares alemanes y representa el 26.7% del consumo primario de energía, según las cifras gubernamentales

¿Cómo librarse del abrazo de Moscú? El gobierno cuenta con una mayor diversificación de importaciones.

Una "alternativa" sería "la plena utilización de terminales metaneras europeas" donde se entrega gas licuado transportado por vía marítima, según una fuente del ministerio de Economía.

Pero el uso de estos recursos procedentes principalmente de Estados Unidos, Australia o Catar implicaría un encarecimiento de la energía, indica esta fuente.

Es una cuestión delicada en un contexto de fuerte inflación del mercado energético europeo, sobre todo en Alemania, donde la cuestión del aumento de precios es políticamente explosivo.

Además, la inflación puede agravarse todavía más frente a la escasa reserva nacional de gas, por debajo del 42% de capacidad, un nivel excepcionalmente bajo.

El gas no llegará a Alemania, advierte Biden

Desde diciembre, cuando las tensiones entre Rusia y Ucrania comenzaron a aumentar, Estados Unidos ha visto en Nord Stream 2 un objetivo para poder disuadir a Moscú de actuar contra su vecino.

Fuentes oficiales dijeron el 8 de diciembre que de darse una acción militar contra Ucrania, se congelaría a manera de retaliación la operación del gasoducto bloqueando así una importante fuente de recursos por la venta del combustible.

"Es una ventaja para Occidente, pues si Vladimir Putin quiere ver flujo de gas a través de esa tubería, tal vez no quiera tomar el riesgo de invadir Ucrania", señaló el consejero nacional de seguridad de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

Alemania, que ya importa desde Rusia alrededor del 40% del gas que utiliza, ha tomado el liderazgo apoyando el proyecto y resistiendo la presión estadounidense para minimizar su dependencia energética de Moscú.

Pero con Rusia amenazando a Ucrania, fuentes oficiales de Estados Unidos creen que Alemania, ahora bajo el liderazgo de Olaf Scholz, es susceptible de mantener las válvulas de suministro selladas para presionar a Putin.

"El hecho es que actualmente el gas no está fluyendo a través del gasoducto Nord Stream 2, lo que significa que no está operando y que no es una ventaja para Putin", agregó Sullivan.

William Taylor, ex diplomático estadounidense en Kiev y ahora vicepresidente del Instituto de Paz de Estados Unidos, dijo que el tema del gasoducto para presionar a Putin en efecto "llamará su atención.”

"Este es un proyecto de largo plazo para Putin y sabemos que este proyecto da a Rusia, al Kremlin, una verdadera ventaja sobre Europa", explicó Taylor a la AFP.

"La pregunta es: ¿los alemanes estarán de acuerdo?. Bueno, ellos están divididos en este asunto", agregó Taylor. Pero si los rusos invaden Ucrania el consenso alemán podría cambiar y oponerse al gasoducto.

Durante una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca el 7 de febrero, Biden y Scholz estar unidos en la crisis ucraniana, pero aún no coincidieron en los pasos a seguir respecto al muy controvertido gasoducto Nord Stream 2.

"Si Rusia invade (Ucrania), eso significa tanques o tropas cruzando la frontera de Ucrania nuevamente, entonces ya no habrá más un Nord Stream 2. Le pondremos fin", aseguró Biden acerca del gasoducto que une a Rusia con Alemania, que ya ha sido construido pero aún no entra en funcionamiento.

Pero el presidente estadounidense no precisó como Estados Unidos cortaría la infraestructura submarina en caso de que Berlín se oponga. "Les prometo que lo lograremos", declaró únicamente.

Scholz no fue muy claro sobre su postura respecto a Nord Stream 2 durante su conferencia con Biden. Sin embargo el jefe de los republicanos en el senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, dijo al día siguiente que el canciller alemán aseguró a un grupo de legisladores que el gasoducto no seguiría adelante si Rusia invade Ucrania.

"La buena noticia es que confirmó lo que el presidente (Joe) Biden dijo ayer: si la invasión ocurre, Nord Stream 2 no seguirá adelante”, señaló McConnell.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad