Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Suecia y Finlandia buscan entrar a la OTAN: estas son sus razones

Los dos países presentar una eventual candidatura para ser miembros de la alianza militar, algo que puede concretarse en esta semana.
mar 10 mayo 2022 05:18 PM
(Las primeras ministras de Suecia, Magdalena Andersson, y de Finlandia, Sanna Marin)
Las primeras ministras de Suecia, Magdalena Andersson, y de Finlandia, Sanna Marin, han mostrado el interés de que sus países se integren a la OTAN.

Finlandia y Suecia se acercan a la hora de la verdad para presentar una eventual candidatura a integrar la OTAN, que podría concretarse en los próximos días, como mínimo del lado finlandés.

Menos de tres meses después de la invasión de Ucrania, los dos países nórdicos se han acercado a la alianza militar transatlántica en busca de un paraguas de seguridad, especialmente de Estados Unidos, ante la amenaza rusa.

Publicidad

"Es seguro al 100% que Finlandia va a ser candidata, y bastante probable que sea miembro antes de fin de año", afirma a la AFP Charly Salonius-Pasternak, investigador en el Instituto Finlandés de Asuntos Internacionales.

Esto es lo que sabemos sobre la posible integración de estos dos países a la alianza militar.

Suecia y Finlandia, históricamente neutrales

Finlandia ha sido históricamente neutral respeto a Rusia y a Occidente. Tras una primera guerra (1939-1940) provocada por la invasión de la Unión Soviética y luego una segunda a partir de junio de 1941 donde Finlandia combatió al Ejército rojo al lado de la Alemania nazi, Finlandia y la URSS firmaron un armisticio en 1944 y luego un acuerdo de paz en París en 1947.

A pesar de estrechar la cooperación con la alianza militar desde que Rusia anexó Crimea, los países nórdicos optaron por mantenerse al margen, pero la invasión rusa a Ucrania por parte ha provocado un cambio radical en las actitudes de ambos países hacia la OTAN.

En el nuevo contexto de la Guerra Fría y de la cortina de hierro se firmó un "tratado de amistad" el año siguiente.

En virtud del acuerdo, los dirigentes finlandeses aceptaron quedarse fuera de la cooperación militar occidental, especialmente la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) recientemente creada.

Se aplicaron especialmente en los medios políticas autoritarias que buscaban hacer desaparecer el sentimiento antisoviético en las esferas políticas y culturales finlandesas.

Publicidad

Rusia ejerció un control sobre la política exterior y militar de Finlandia, impidiendo por ejemplo los acuerdos de protección mutua de su ex provincia en la época zarista (1809-1917) con Suecia y Noruega.

Suecia, por su parte, ha evitado las alianzas militares desde hace 200 años.

Aunque no eran miembros hasta ahora, los dos países ya habían recorrido parte del camino para dejar atrás su histórica neutralidad y acercarse a la alianza, al menos militarmente.

"Asistimos a un vuelco mayor en la opinión y desde el punto de vista político, pero militarmente no es el caso, más que nada porque ya son muy cercanos a la OTAN", dice Elisabeth Braw, experta en defensa de los países escandinavos en American Enterprise Institute, a la AFP.

"Se van a casar con la OTAN tras haber vivido en concubinato", añade.

¿Por qué buscan integrarse a la OTAN?

Los dos países son oficialmente no alineados aunque socios de la OTAN desde mediados de los años 1990, tras pasar la página de su neutralidad al final de la Guerra Fría.

Vladimir Putin justifica ataque a Ucrania en el Día de la Victoria

En Finlandia y en Suecia, la guerra iniciada por Moscú en Ucrania ha inclinado hacia la OTAN la opinión pública de estos países, hasta ahora dividida.

Según un sondeo de la televisión pública Yle difundido el lunes, un 76% de los finlandeses son favorables a unirse a la OTAN (un récord) contra apenas 20-30% en los últimos años.

Publicidad

Tras semanas de intensas consultas internas e internacionales, las señales de un anuncio inminente se multiplican en los dos países.

En Suecia, el partido socialdemócrata en el poder, cuya luz verde aseguraría una clara mayoría parlamentaria por la adhesión, indicó que dará a conocer su decisión el domingo, es decir, una decena de días antes de lo previsto.

Un hipotético ingreso en la OTAN de Suecia y Finlandia reforzaría la capacidad defensiva nórdica, afirmó este martes el ministro de Defensa sueco, Peter Hultqvist.

"Por supuesto que significaría una profundidad estratégica muy distinta, una señal muy fuerte en política de seguridad y una sólida plataforma para la cooperación en defensa nórdica dentro del marco de la OTAN", dijo en una entrevista a la emisora pública Radio de Suecia Hultqvist, quien admitió que serían "más fuertes" juntos.

Un hipotético ingreso reduciría además los riesgos en el Báltico y sobre la isla sueca de Gotland, sostuvo Hultqvist, quien apuntó que permanecer fuera de la Alianza exigiría un mayor presupuesto de defensa para Suecia.

Hultqvist se ha destacado en el pasado por ser un claro opositor al ingreso sueco en la OTAN, aunque ello no ha impedido que en sus ocho años como ministro de Defensa haya estrechado la colaboración con esa organización.

"Hay un antes y un después del 24 de febrero", dijo hoy Hultqvist, en alusión a la fecha de inicio de la invasión rusa de Ucrania, si bien no quiso revelar su postura respecto a la OTAN.

Publicidad

La Comisión de Defensa del Eduskunta (Parlamento finlandés) se mostró partidaria este martes del ingreso de Finlandia en la OTAN, al considerarlo "la mejor solución para la seguridad" del país nórdico frente a las amenazas de la vecina Rusia.

"Aunque el desempeño de las Fuerzas Armadas es bueno y la defensa se ha desarrollado con determinación durante décadas, Finlandia, como país pequeño, no puede crear por sí solo un efecto disuasorio que garantice la preservación de la paz", señaló la comisión en un comunicado.

Según el dictamen de la comisión, Finlandia mantiene una amplia cooperación bilateral y multilateral con otros países en materia de defensa, pero esta colaboración internacional no incluye garantías de seguridad y tampoco está claro qué tipo de ayuda recibiría Finlandia de sus socios en una situación de crisis.

En cambio, la pertenencia a la OTAN "aumentaría significativamente" el efecto disuasorio ante una eventual agresión militar de Rusia, según la comisión, gracias a la cláusula de asistencia mutua de la Alianza.

Petteri Orpo, portavoz de la comisión y líder del partido conservador Kokoomus, aseguró en rueda de prensa que la sólida defensa finlandesa proporciona una buena base de seguridad, pero señaló que "esto ya no es suficiente en la situación actual y frente a la acción rusa".

"Finlandia se unirá a la OTAN para maximizar su propia seguridad y para defender su propio territorio, no es algo que vaya dirigido contra nadie", dijo Orpo a la prensa.

La de defensa es una de las principales comisiones parlamentarias que tienen previsto fijar su postura esta semana respecto a la conveniencia de que Finlandia solicite el ingreso en la OTAN, antes de que el Eduskunta adopte una decisión definitiva.

Putin lanza advertencias

Uno de los aliados más cercanos del presidente ruso Vladimir Putin advirtió el jueves a la OTAN que si Suecia y Finlandia se unen a la alianza militar liderada por Estados Unidos, Rusia tendría que desplegar armas nucleares e hipersónicas en el enclave centroeuropeo de Kalingrado.

Dmitri Medvédev, vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo que si Suecia y Finlandia se unen a la OTAN, Rusia tendría que reforzar sus fuerzas terrestres, navales y aéreas en el mar Báltico para restablecer el equilibrio militar.

Medvédev también planteó explícitamente la amenaza nuclear al decir que no se puede seguir hablando de un Báltico "libre de armas nucleares", donde Rusia mantiene el enclave de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania.

"No se puede seguir hablando de un estatus de zona desnuclearizada para el Báltico; hay que restablecer el equilibrio", dijo Medvédev, quien fue presidente entre 2008 y 2012.

Medvedev dijo que esperaba que Finlandia y Suecia entraran en razón. Si no, dijo, tendrían que vivir convivir con armas nucleares y misiles hipersónicos en las cercanías.

Croacia amenaza también

El presidente de Croacia, Zoran Milanovic, amenazó el 3 de mayo con vetar la invitación a Finlandia y Suecia a entrar en la OTAN hasta que en Bosnia-Herzegovina no se cambie la ley electoral que, en su opinión, discrimina a los croata-bosnios.

En todo caso, el propio mandatario reconoció que posiblemente no esté en la posición de ejercer un veto durante la próxima cumbre de la OTAN en Madrid a finales de junio.

Croacia, una exrepública yugoslava, pertenece a la Alianza Atlántica desde el año 2009.

Según los analistas locales, el presidente croata, con funciones protocolarias y representativas, no estará involucrado en el proceso de admisión de nuevos miembros de la OTAN sino que será el Parlamento el que tenga que dar su visto bueno a una ampliación de la Alianza.

"Yo, como presidente de Croacia, en la cumbre de la OTAN voy a poner mi veto a la invitación (a Finlandia y Suecia), si se pide el consentimiento a ese nivel", aseguró Milanovic, de cuyas posiciones el gobierno del país se viene distanciando desde hace meses.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad