Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rusia anexa cuatro territorios de Ucrania: ¿qué es lo que sigue?

Vladimir Putin formalizó la incorporación de estas regiones después de unos polémicos referendos que han sido desconocidos por la comunidad internacional. ¿Qué consecuencias puede traer?
lun 03 octubre 2022 04:52 PM
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, es visto en una pantalla en la Plaza Roja de Moscú en la que da un discurso tras la anexión de cuatro regiones de Ucrania ocupadas por tropas rusas.
"Quiero decirle esto al régimen de Kiev y a sus amos en Occidente: los habitantes de Lugansk y Donetsk, Jersón y Zaporiyia se convierten ahora en nuestros ciudadanos para siempre", afirmó Putin.

Vladimir Putin repite una de sus jugadas más polémicas. Al igual que lo hizo con Crimea en 2014, el viernes firmó un decretó para celebrar la anexión de cuatro territorios ucranianos ocupados por el ejército ruso como parte de la invasión a su país vecino: Lugansk y Donetsk en el este, Jersón y Zaporiyia en el sur.

Putin se mostró desafiante en su intervención ante la élite política rusa, al dirigirse a los occidentales para afirmar que la anexión es irreversible, pese a las condenas internacionales.

Publicidad

"Quiero decirle esto al régimen de Kiev y a sus amos en Occidente: los habitantes de Lugansk y Donetsk, Jersón y Zaporiyia se convierten ahora en nuestros ciudadanos para siempre", afirmó Putin.

"Instamos al régimen de Kiev a cesar inmediatamente los disparos, todas las hostilidades y volver a la mesa de negociaciones", agregó Putin.

Hace ocho años, la anexión de la península de Crimea le costó a Moscú múltiples sanciones económicas y su salida del G8, desde entonces G7, pero sin una respuesta efectiva por parte de Ucrania.

Sin embargo, ahora Putin puede pagar un precio mucho más alto en esta ocasión —un punto de inflexión en la era postsoviética— pues el gobierno de Volodimir Zelenski ha prometido una importante contraofensiva para recuperar estos territorios.

Además, las sanciones económicas contra Rusia, sumadas a las 9,353 que ha recibido desde el inicio de la invasión a Ucrania, el 24 de febrero, puede terminar por hundir la economía rusa.

Una anexión ilegal

Los líderes de los 27 países de la Unión Europea (UE) rechazaron este viernes y condenaron "de forma inequívoca" la "anexión ilegal" de cuatro regiones ucranianas por parte de Rusia, que consideran una "violación flagrante" de los derechos de Ucrania.

En un comunicado divulgado por el Consejo Europeo, los líderes de la región apuntaron que "no reconocemos y nunca reconoceremos los referendos ilegales que Rusia ha diseñado como pretexto para esta nueva violación de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”.

 

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, calificó la anexión como una operación "ilegal e ilegítima”.

"Esta captura de tierras es ilegal e ilegítima. Los aliados de la OTAN no reconocen ni reconocerán ninguno de esos territorios como parte de Rusia", dijo Stoltenberg en la sede de la alianza militar, en Bruselas.

¿Sabotaje? ¿Qué pasa con el gasoducto Nord Stream?

En el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Estados Unidos y Albania propusieron una resolución de condenaba “los referendos ilegales”, que no tienen validez” y “no pueden formar la base de ninguna alteración del estatus de estas regiones”, incluyendo “cualquier pretendida anexión”.

También pedía que Rusia "retire inmediatamente, completamente y sin condiciones todas sus fuerzas militares" de Ucrania.

El texto recibió el voto a favor de 10 de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad —incluido México— pero fue vetado por la misma Rusia, uno de los miembros permanentes. Brasil, China Gabón e India se abstuvieron.

"Nos obligan intencionalmente a utilizar nuestro veto para que puedan lanzarse en ejercicios líricos sobre el hecho de que abusamos de nuestro derecho", arremetió el embajador ruso Vassily Nebenzia, que denunció que la resolución constituía una "acción hostil de Occidente" y una "provocación" y era un "nuevo ejemplo" de su "doble rasero".

 

Las reacciones y las sanciones

En respuesta, Estados Unidos anunció "severas" sanciones contra funcionarios rusos y contra la industria de defensa del país, y afirmó que los aliados del G7 acordaron sancionar a cualquier Estado que apoye la anexión.

"No nos quedaremos de brazos cruzados mientras Putin intenta anexarse de forma fraudulenta partes de Ucrania", dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un comunicado.

"Estados Unidos rechaza de manera inequívoca el intento fraudulento de Rusia de cambiar las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania, incluso mediante la celebración de falsos 'referendos'", dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en un comunicado.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que impuso sanciones a 14 personas del complejo militar-industrial de Rusia, a dos dirigentes del banco central del país, a familiares de funcionarios de alto rango y a 278 miembros de la legislatura rusa "por permitir los falsos referendos de Rusia y el intento de anexión de territorio ucraniano soberano”.

El Tesoro también emitió una guía en la que se advierte de un mayor riesgo de sanciones para quienes se encuentran fuera de Rusia en caso de que presten apoyo político o económico a Moscú.

Entre los designados están el viceprimer ministro Alexander Novak; 109 miembros de la Duma Estatal; el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia y 169 de sus miembros; y la gobernadora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina.

 

Entre los objetivos relacionados con las adquisiciones de defensa rusas hay un proveedor chino al que el Tesoro acusó de apoyar a Radioavtomatika, una empresa rusa de adquisiciones de defensa apuntada por Estados Unidos.

Washington dijo que Sinno, incluida previamente en la lista de entidades del Departamento de Comercio, mantuvo una relación con la firma rusa incluso después de la invasión a Ucrania.

El Departamento de Comercio también añadió 57 entidades de Rusia y Crimea a su lista negra de exportaciones.

En un comunicado separado, el Departamento de Estado dijo que impuso restricciones de visa a más de 900 personas, entre ellas miembros de los ejércitos ruso y bielorruso y "representantes de Rusia por violar la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de Ucrania", prohibiéndoles viajar a Estados Unidos.

Ucrania busca a la OTAN

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski prometió una respuesta contundente a las anexiones y convocó a sus jefes de defensa y seguridad para una reunión de emergencia el viernes.

El presidente ucraniano aseguró además que no negociará con Rusia mientras Vladimir Putin esté en el poder, poco después de que el mandatario ruso pidiese a Ucrania cesar las hostilidades.

"Ucrania no negociará con Rusia mientras Putin sea el presidente de la Federación de Rusia. Negociaremos con el nuevo presidente", dijo Zelenski.

"Adoptamos una medida decisiva al firmar la candidatura de Ucrania con vistas a una adhesión acelerada a la OTAN", dijo Zelenski en un video difundido en las redes sociales.

El secretario general de la OTAN advirtió sin embargo que la adhesión de Ucrania a la alianza militar requerirán el consenso de los países miembros.

¿Qué sigue para Rusia y Ucrania?

Varias voces han advertido que esta decisión rusa puede hacer que una salida negociada a la guerra sea mucho más complicada. El jefe de la ONU, Antonio Guterres, lo calificó de "escalada peligrosa" y de violación de la Carta de las Naciones Unidas.

Este movimiento de hace "mucho más difícil, imposible, prácticamente, que la guerra termine", sostuvo por su parte Josep Borrell, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, en una entrevista con la televisión pública española RTVE el sábado.

Poco después, Borrell intervino en un foro de debate en La Toja (Galicia, noroeste de España), en el que defendió la política europea de sanciones a Rusia, reclamando insistir en ellas.

"Rusia está perdiendo" la guerra, "la ha perdido ya en términos morales y políticos", pero "Ucrania todavía no ha ganado", avisó.

Dos días después de la firma del decreto de anexión, el ejército de Ucrania libero la localidad de Limán, en la región de Donetsk en el este país, uno de los territorios anexionados por Putin.

"A las 12:30 hora local (4:30, hora de Ciudad de México) Limán está totalmente libre. ¡Gracias a nuestros militares!", dijo el mandatario ucraniano en un video publicado en las redes sociales.

Horas antes, Zelenski se congratuló por los avances de sus tropas en torno a esta ciudad clave —un importante nudo ferroviario en la anexionada región de Donetsk— y aseguró que la semana próxima "nuevas banderas ucranianas ondearán en el Donbás", en el este del país, donde el ejército ucraniano está contratacando.

También lanzó un mensaje a los soldados y responsables rusos: "Mientras no hayan resuelto el problema de quien empezó todo, quien desató esta guerra insensata contra Ucrania, morirán uno a uno, convirtiéndose en chivos expiatorios, porque no admiten que esta guerra es un error histórico para Rusia”.

La contraofensiva ucraniana ha permitido a Kiev retomar amplias franjas de territorio en la región, obligando a los rusos a retirarse.

Las fuerzas ucranianas lograron su mayor avance en el sur del país desde el comienzo de la guerra, irrumpiendo en el frente y avanzando rápidamente a lo largo del río Dnipro el lunes, amenazando con rodear a miles de tropas rusas.

Kiev no dio una confirmación oficial de los avances, pero fuentes rusas reconocieron que una ofensiva de tanques ucranianos había avanzado decenas de kilómetros a lo largo de la orilla occidental del río, recuperando una serie de pueblos en el camino.

El avance es un reflejo de los recientes éxitos ucranianos en el este que han dado un giro a la guerra contra Rusia, incluso cuando Moscú ha tratado de elevar la apuesta anexando territorios, ordenando la movilización y amenazando con represalias nucleares.

"La información es tensa, digámoslo así, porque sí hubo avances", dijo a la televisión estatal rusa Vladimir Saldo, el líder instalado por Rusia en las partes ocupadas de la provincia ucraniana de Jersón.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Publicidad